El empresario Martín Varsavsky sobre la cuarentena en Argentina: “Es destrozar la economía inútilmente, debería terminar ya”

ECONOMÍA Por Heretz Nivel
Aseguró que el congelamiento de la economía que se aplica en distintos países del mundo es innecesario, ya que la población activa es la menos afectada por los casos de contagio de coronavirus
L2XTBKOH5NEXJKFKYRIDT5OEDE

El exitoso empresario Martín Varsavsky, fundador de empresas de tecnología en la Argentina y España, pidió al Gobierno argentino que termine ya con la cuarentena, porque consideró que va a destrozar la economía inútilmente.

Así lo expresó a través de su cuenta de Twitter: “Destrozar la economía inútilmente. Todo por un virus que para la gente de menos de 65 no es peor que una gripe normal. Este es un virus senicida; el 92% de los muertos tienen más de 65 años. Argentina debería terminar la cuarentena ya y proteger a los mayores”.

Varsavksy se basó en los datos de la conferencia de prensa que realizó el Ministerio de Salud argentino en la mañana del jueves, donde presentaron el reporte habitual de los datos, donde se informó que hay 215 personas fallecidas, con una edad promedio de 73 años y una tasa de mortalidad de 4,7 por millón de habitantes.

Luego de dar a conocer su opinión por la red social, el empresario habló con Infobae y señaló sus propuestas para que la Argentina pueda salir de la cuarentena y que se reactive la economía, manteniendo el aislamiento para los mayores y medidas de distanciamiento social para el resto de la población.

“La Argentina no tiene que encerrar con la policía a los mayores. No es un tema de multar a la gente. Ahora la población ya sabe cuáles son los peligros del COVID-19. Mi recomendación es poner pautas, como cadena solidaria con los mayores para que no tengan que ir a las farmacias o el supermercado. Pero que sí puedan salir a los parques sin estar en contacto con otra gente, con horarios específicos para mayores”, sugirió el empresario.

“La mayoría de los argentinos no vive en Buenos Aires. En Europa se está avanzando hacia reglas distintas que se adapten a la realidad de cada ciudad”, agregó. Entre sus recomendaciones, Varsavksy señaló que para el resto de la población se establezcan medidas de distanciamiento social, pero sin necesidad de cerrar todo, y evitando reuniones de más de 50 personas o el uso del transporte público. Y, por supuesto, evitar grandes concentraciones, el fútbol o viajar en subte.

“En Europa se están dando cuenta que la enfermedad no es el enemigo que se pensaba que era. Hay que confiar más en la gente. Al principio no se tenía tanta conciencia, pero ahora sí. Hay países donde están reabriendo comercios y mucha gente no va porque cunde el miedo”, señaló. Otro tema clave para el empresario es que los colegios se mantengan abiertos, y citó los ejemplos de Suecia, Alemania, Noruega, Dinamarca y Francia, que los reabrirá el 11 de mayo.

“La gente está programada para pensar esto como si fuese una gripe normal, donde los chicos son vectores de contagio, pero en el COVID-19 no es así. Suiza tomó una medida bastante arriesgada y es que los niños menores de 10 años puedan abrazar a sus abuelos”, detalló. El empresario es padre de siete hijos, de los cuales los más chicos tienen entre 6 y 13 años.

En Madrid, donde reside actualmente, Varsavsky creó una aplicación de autoevaluación que sirvió para descongestionar las líneas telefónicas de emergencia y brindarles a las personas con síntomas una respuesta mucho más ágil. Por ese desarrollo, analiza constantemente datos públicos y curvas de cómo avanza la pandemia en España —y también en la Argentina y otros países del mundo— y estuvo en contacto con líderes de varios países, entre ellos el presidente francés Emmanuel Macron.

En la Argentina, tuvo conversaciones con Horacio Rodríguez Larreta, a quien acercó su idea de la cadena solidaria para asistir a los mayores y que no tengan que salir de sus casas. “El COVID-19 discrimina mucho por edad. Y hay una coincidencia muy curiosa, porque gente se muere a partir de la edad en que se jubilan. En la pandemia de 1918, la edad promedio de muerte era de 28 años”, recordó.

Varsavsky toma como ejemplo el caso del gobierno de Israel, que dispuso un sistema de cuarentena por puntajes, que se otorgan a través de un algoritmo. Las personas suman más puntos por edad y por enfermedades de riesgo. De esta forma, la cuarentena se va liberando para las personas de acuerdo a su puntaje.

El empresario considera, en cambio, que España se está suicidando, luego de que se conociera el dato de que la economía española se hundió un 5,2% por el coronavirus, la mayor caída en casi un siglo. Por eso, pidió una reapertura de la economía con distanciamiento social.

“La cuarentena no cura, solo retrasa los contagios para que el sistema sanitario tenga capacidad hasta que nos inmunicemos. Ahora tiene capacidad y tenemos todos claro el peligro que el COVID-19 representa”, dijo con respecto a España y pidió a su gobierno que ponga fin al “arresto domiciliario” que impuso.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar