Denuncian que el intendente de Luque jugó al “Gordo de Navidad” y lo pasó como gasto municipal

PROVINCIALES Por Ana COHEN
La oposición asegura que Lucas Valiente lo hizo luego de no ganar el sorteo. El monto es de 6.000 pesos. Repuso el dinero y dijo que, si ganaba, el premio era para beneficio del pueblo.

El escándalo sacude a la localidad de Luque, ubicada a unos 120 km. de Córdoba Capital. Denuncian que el intendente Lucas Valiente (UCR – Cambiemos) compró un boleto del “Gordo de Navidad” y, tras no ganar el sorteo, lo pasó como gasto municipal.

El monto es de 6.000 pesos y se adquirió el 9 de diciembre de 2019 a nombre del municipio con dinero de la caja municipal. El caso fue expuesto por Isabella Rebaudengo, vocal del Tribunal de Cuentas, que dialogó con Arriba Córdoba y contó detalles de la acusación.

La funcionaria explicó que el 6 de enero Valiente presentó ante la sesión del Tribunal de Cuentas un pedido para que autoricen su gasto realizado el 9 de diciembre de “rifa de Gordo de Navidad”. La polémica radica en que el último sorteo se realizó el 27 de diciembre de 2019.

“El proceso indica que para adquirir un juego de azar tendría que haberlo declarado antes del sorteo. Utilizó recursos municipales”, explicó Rebaudengo para denunciar la irregularidad del intendente, indicando que debería haber pedido aprobación antes de gastar dinero de fondos públicos.

“No tenemos ningún justificativo sobre por qué una Municipalidad compraría un boleto de lotería”, se quejó además la vocal del Tribunal de Cuentas y descartó que Valiente lo haya hecho para el beneficio de la comunidad, ya que lo mismo tendría que haber justificado el gasto previamente.

La defensa del intendente

Valiente se comunicó con El Show del Lagarto y aseguró que, si ganaban el premio, el dinero iba a ser destinado a las arcas municipales. Además, dijo que recién pidió justificar el gasto (realizado el 9 de diciembre) el 6 de enero por las "demoras que hubo debido al cambio de autoridades y todo el trabajo de fin de año”.

Si bien descartó haber tenido intención de quedarse con la plata, la denuncia se sustenta en que no pidió autorización para efectuar el gasto con efectivo de la caja municipal.

Tras la acusación, este martes el intendente repuso los 6.000 pesos. “Los deposité desde mi cuenta personal por una cuestión moral y para que los vecinos se queden tranquilos de que no me voy a quedar con su dinero”, explicó y justificó que la compra de boletos de loterías o rifas la hacen “habitualmente como gastos de cortesía”. Sin embargo, Rebaudengo contradijo esa versión: “Desconozco si es habitual, durante mi función yo no he visto ningún otro gasto parecido. Otros municipios compran rifas de fiestas tradicionales o cooperadoras escolares para ayudarse, pero no un ‘Gordo de Navidad’ de la Lotería”.

Fuente: El Doce

Te puede interesar