¿Llamosas finalmente será el vice de Llaryora?

1655606363974

El intendente de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas, sabe que si pretende aspirar a consagrarse como el compañero de fórmula de Martín Llaryora en la elección provincial deberá, entre otros aspectos, incrementar sus visitas a la capital cordobesa. Algo que entienden en el entorno del intendente de la segunda ciudad más importante de la provincia y sobre lo que acentúan parte de la estrategia. El otro gran porcentaje de ese esquema, pasa por lo que considera el propio Llamosas y su mesa chica como el plus, el valor agregado que tiene respecto de los otros posibles compañeros de fórmula de Llaryora: la gestión.

Entiende, que la sumatoria de las dos administraciones -de la Ciudad y de la capital alterna de la provincia- pueden convertirse en un condimento que va más allá incluso del impacto que pueda producir una alianza con otras fuerzas.

Y algo de todo esto se desprendió en la gira que el intendente del Imperio del Sur realizó por Córdoba con motivo de la difusión del festival “Otoño Polifónico” que se llevará a cabo en la última semana de marzo. Fecha para la cual, en el PJ pueden tener resuelto los compañeros de fórmula, tanto para Llaryora como así también para el candidato a la intendencia capitalina, Daniel Passerini.

 
Antes de esto, lo que se sabrá casi con seguridad será la fecha de los comicios provinciales. Y aquí, en el llamosismo reconocen que la discusión pasa por el domingo 25 de junio o el siguiente, el 2 de julio. Entienden, que la sucesión del gobernador Juan Schiaretti se definirá por esos días y le podrá servir al socio fundador del peronismo cordobesista como plataforma a nivel nacional.

“Con las listas nacionales definidas en junio, un triunfo que además asegure la continuidad del peronismo ya sin (José Manuel) De la Sota ni Schiaretti en la boleta, puede ser muy fuerte desde los simbólico para él”, reconocen en la mesa chica del intendente de Río Cuarto.

Cauto, reconociéndose “parte de un equipo”, Llamosas sabe que la decisión para que ocupe el segundo casillero de la fórmula provincial no depende de él. Sino, puntualmente, de la definición entre Schiaretti y Llaryora. Y ahí, se ampara en la buena relación con ambos, pero, una vez más resalta la gestión.

En un lote en el que se ve compartiendo la disputa con Natalia de la Sota, con Alejandra Vigo y con alguno que llegue por fuera del PJ. Aunque admitan que eso dependerá de un acuerdo macro. “La llegada del alguien del PRO o la UCR como compañero de fórmula de Martín, uno entiende que se dará sólo si hay acuerdo macro para una coalición. No con un ingreso de nombres porque sí”, cuentan que razona el intendente que atraviesa su segundo mandato en el sur.

El otro efecto que suma Llamosas, además de la gestión y su estrategia para levantar el perfil a nivel provincial, pasa por la regionalización. El impacto de la gestión más allá de su ciudad y con un efecto regional es la otra pata del llamosismo para incluir en el CV. Sabe, el propio Llamosas, que para Llaryora “la vicegobernación se construye en Río Cuarto”, frase que el titular del Palacio 6 de Julio repitió hace unos meses y que la lanzó más allá del nombre o de la afinidad que tiene con su par riocuartense. Llaryora quiere un armado amplio en el sur y a ese esquema lo ve liderado por Llamosas.

Parte de esto último tuvo su correlato estas semanas con las reuniones y los gestos del arco empresarial a la gestión en el Imperio del Sur. Primero con dirigentes de Cartez, luego con empresarios de Bio4; y las dos últimas con un fuerte impacto en la oposición: el guiño de Manuel Tagle y el que llegó desde la Cámara de la Construcción riocuartense. El primero, por tratarse del empresario cordobés de mayor afinidad con el expresidente Mauricio Macri; el segundo, por venir desde un sector muy afín al radicalismo.

“Son armados y vínculos de los que habla siempre con Martín (Llaryora). Él le pidió construcciones más amplias, no solo con la política, sino también con el empresariado, asociaciones civiles, cooperativas, académicos”, reconocen cerca de Llamosas.

La relación con el campo a partir de esta administración municipal en Río Cuarto es un eslabón sobre el que trabajaron y mucho desde la llegada de Llamosas. Con un dato que al entorno del intendente le gusta exhibir: nunca una gestión municipal tuvo la relación de Llamosas con la Sociedad Rural. Con presencia permanente y stand del municipio a lo largo de toda la exposición.

A todo este combo, el PJ riocuartense le suma un factor indirecto y es la relación de tensión máxima que hoy atraviesa la oposición con Luis Juez y Rodrigo de Loredo. Como en casi toda la provincia, en el sur los referentes de uno y otro están atravesados por la incertidumbre. Escenario que choca con la certeza que dicen demostrar cerca de Llamosas en la sumatoria de gestiones. “La gente va a tener en cuenta esto”, cuentan que razona seguido el intendente riocuartense. Para algunos, un anhelo; para otros, un valor agregado que lo coloca por encima de rivales. Directos e indirectos.

Con información de Diario Alfil, sobre una nota de Gabriel SILVA

Te puede interesar