Rodrigo de Loredo es el que mejor mide en las encuestas para pelear la intendencia de Córdoba

FF3NQ6XZJ5DDNDV22YIYIARK6M

Rodrigo de Loredo es el que mejor mide en las encuestas para pelear la intendencia de Córdoba. Lo dicen los radicales y lo confiesan los peronistas. Pero su construcción provincial provocó que al menos cinco referentes de Juntos por el Cambio salieran a mostrarse como posibles candidatos a jefe comunal. Lo mismo hicieron los de Hacemos por Córdoba que buscan el apoyo de Martín Llaryora. En total, hay al menos 11 nombres que suenan en la ciudad capital ante la falta de una estrategia clara en los espacios más competitivos. A ese panorama, se le suman las indefiniciones sobre el calendario electoral.

Desde que Luis Juez y De Loredo ganaron las elecciones legislativas del 2021, comenzaron a trabajar en el armado territorial para “terminar con 24 años de peronismo” en Córdoba. Todo indicaba que el referente de Evolución iría por la intendencia de la ciudad capital y el líder del Frente Cívico por la Gobernación. Sin embargo, los últimos actos que encabezó el radical, donde dio claras señales de querer suceder a Schiaretti, sorprendieron a propios y ajenos.

 
“Rodrigo mide más en las encuestas”, confiesan en diálogo con Infobae algunos peronistas. En la lista de Hacemos por Córdoba para pelear la Intendencia se anotan: Daniel Passerini, actual vice intendente; Miguel Siciliano, secretario de Gobierno municipal; Marcelo Rodio, secretario de Transporte Municipal; Juan Manuel Cid, legislador provincial; Héctor “Pichi” Campana, presidente de la Agencia Córdoba Deportes; y Alejandra Vigo, senadora nacional y esposa de Schiaretti.

Los mejores posicionados son Passerini y Siciliano. En sus equipos estratégicos repiten que mostrar “la gestión es la mejor campaña electoral” y señalan a Juntos por el Cambio como los únicos que hoy muestran una “cruda” interna ante los ojos de los ciudadanos para el 2023. “Entre nosotros no hay tensión electoral porque tenemos un proyecto y dos desafíos: ir a una elección provincial sin Schiaretti y sin José De La Sota y mantener una ciudad que hace 50 años no teníamos”, detallaron en el entorno del secretario de Gobierno municipal en diálogo con este medio.

“En Juntos por el Cambio están los responsables de lo peor que le pasó a la ciudad de Córdoba. Juez y (Ramón) Mestre representan eso. Nosotros llegamos a una ciudad abandonada”, reprochan en el equipo del actual vice intendente. Si bien reconocen que el presidente del bloque Evolución en Diputados tiene buenas mediciones en las encuestas, aclaran: “En las legislativas hicieron una buena elección pero en 2019 le ganamos a Juez y a De Loredo. Cuando se elije para el Poder Ejecutivo, la gente vota distinto”.

Hasta el momento, ante la ola de nombres en el oficialismo, no se establecieron reglas ni mecanismos para definir una candidatura. Las fechas para las elecciones del 2023 son otra incógnita. En la oposición están convencidos que los comicios provinciales irán separados de los municipales, mientras en el entorno de Llaryora creen que lo más lógico es unificarlas, como hicieron en el 2019 cuando lograron la victoria.

En la mesa chica de Evolución ven con buenos ojos la posibilidad de que las elecciones vayan separadas. ¿Por qué? Si en junio se elige gobernador y De Loredo termina siendo vice de Juez, en septiembre tendría la posibilidad de postularse también como intendente. Todas esas posibles jugadas son observadas atentamente por el schiaretismo y, además, es la razón por la que aún no definen las fechas para los comicios.

Hay radicales del interior que observan en la figura de De Loredo una necesidad de mantener la exposición nacional y, por ese motivo, no lo ven jugando en territorio municipal. “Está encandilado con las luces de la cuidad de Buenos Aires”, bromean. También resaltan el mito que ronda entre los anteriores intendentes: “Es una silla eléctrica porque después se les complica pelear la Gobernación”. Una especie de maldición que también se instaló sobre los ex mandatarios bonaerenses que nunca llegaron a ser presidentes.

El equipo de De Loredo aclara que su decisión final será el “resultado de un proceso colectivo”. En ese panorama incierto es donde emergieron candidatos de Juntos por el Cambio, entre ellos, Soher El Sukaria, Sebastián García Díaz y Javier Pretto por el PRO, mientras que en la UCR suenan Diego Mestre y Juan Negri.

La pelea por el reglamento
En la disputa entre De Loredo y Juez por la candidatura a gobernador hubo avances. Según pudimos reconstruir , el senador ya no se muestra tan reticente a firmar el reglamento que establece las pautas y normativas de la coalición, entre ellas, la posibilidad de realizar una interna abierta en caso de que las encuestas los muestren parejos.

“Me veo firmando el reglamento pero no entregándole al peronismo nuestro proceso”, le dice Juez a su entorno y plantea la necesidad de tomar precauciones y tener garantías. En ese sentido, aseguran que plantearán su propuesta para lograr un consenso que “no sea funcional al peronismo”.

Las precauciones y garantías están apuntadas a la conformación de la fórmula. Según pudo saber este medio, Juez quiere garantizar que el candidato que pierda esté obligado -por reglamento- a ser el vice, una idea que en Evolución fue bien recibida.

Con información de Infobae, sobre una nota de Diamela Rodriguez

Te puede interesar