EEUU entra en recesión, aunque la Casa Blanca lo niegue

?url=https%3A%2F%2Fcalifornia-times-brightspot.s3.amazonaws

Este jueves el Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció que la economía se contrajo un 0,9 % en el segundo trimestre de 2022. Considerando que el mes de abril se anunció la economía sufrió este mismo revés pero en un 1,6% en el primer trimestre, equivale a dos trimestres seguidos consecutivos de crecimiento económico negativo, concuerda con la definición popularmente aceptada de recesión. Es decir, que por primera vez en 75 años EEUU estaría por entrar en una recesión.

Sin embargo, los números no concuerdan con la versión de Joe Biden, quien aseguró esta semana que la tasa de empleo sigue siendo una de las más bajas en la historia, la cual ronda el 3,6 %.

La PhD en economía de la Universidad George Washington, Tara Sinclair, asevera que «es raro que haya dos trimestres consecutivos de PIB negativo sin una recesión». En una columna publicada en el Washington Post destaca que desde 1947 el país no ha registrado una.

«Una recesión es una baja significativa, generalizada y prolongada de la actividad económica. Debido a que las recesiones a menudo duran seis meses o más, una regla práctica popular es que dos trimestres consecutivos de disminución del Producto Interno Bruto (PIB) de un país constituyen una recesión», de acuerdo a Investopedia.

En el caso de Estados Unidos la definición aplica, por mostrar dos trimestres consecutivos de crecimiento económico negativo. Así que, aunque la Casa Blanca no lo haya anunciado, Estados Unidos está en recesión.

Sin embargo, esto no es oficial, dado que la administración de Joe Biden no lo ha aceptado. De hecho, la secretaria de prensa de la Casa Blanca redefinió la palabra recesión.

Si bien una búsqueda rápida en internet muestra cómo los principales portales intentaron escudar al gobierno, hasta medios masivos como CNBC se han atrevido a señalar las declaraciones de Karine Jean-Pierre.

La oposición no tardó en capitalizarlo. El legislador Jim Jordan del Partido Republicano señaló: «Si no les preocupa una recesión, ¿por qué cambian la definición de recesión».

La palabra recesión, recession en inglés, es tendencia en redes sociales, ante la incertidumbre y sobre todo frente a la indignación que el gobierno federal pretenda maquillarlo.

Previo al anuncio del Departamento de Comercio, altos funcionarios de la administración argumentaron que dos trimestres de crecimiento negativo no necesariamente equivalen a una recesión y, en este caso, aunque tal situación es extremadamente rara, la economía ha experimentado dos trimestres de contracción. Sin embargo, aseguran que no está en recesión.

La cadena Fox reprochó cómo las corporaciones de la izquierda «progresista» están comenzando a alinearse con el giro de la administración Biden para redefinir lo que es una recesión. «Ha habido un gran impulso de la Casa Blanca para declarar preventivamente que incluso si la economía de EE. UU. se ha contraído en dos trimestres consecutivos, eso no significa necesariamente que la economía esté en recesión», reprochó.

Un ejemplo claro es el portal Politico, describió las cifras del gobierno como «la primera lectura, posiblemente inexacta y seguramente revisada, del desempeño económico de EE. UU. en el segundo trimestre de este año económico profundamente extraño».

Al gobierno de Biden no le conviene admitir que la economía entró en recesión. Las elecciones legislativas son en noviembre de este año y el Partido Demócrata está a la baja.

Fuente: PanamPost

Te puede interesar