Baja la brecha del dólar: ¿qué pasará con esta variable clave para la economía?

ECONOMÍA 08 de abril de 2022 Por Pilar Wolffelt*
524806

Por estos días, se habla mucho de la pronunciada baja en el precio del dólar blue, que de estar bastante por arriba de los $200 en el verano, esta semana llegó a tocar niveles de octubre del año pasado y se acerca a los $195 del mismo mes de 2020. Sin embargo, los economistas advierten que comparar los $196 de octubre 2021 con el de este momento no es una buena táctica para tomar decisiones. La clave, según indican, está en poner atención a la evolución de la brecha del dólar.

"Yo entiendo que cualquier persona va a una cueva, lo ve en $196 y dice 'está lo mismo que el año pasado'. Pero los $195 de ese momento implican un precio que prácticamente duplica el del dólar blue de hoy, si se realiza el ajuste por inflación", advierte al respecto el analista de Ecolatina Juan Pablo Albornoz.

Así, explica que para comparar el precio actual contra los de años anteriores, es preferible mirar a los dólares en términos de brecha más que en el valor absoluto (es decir, la cotización).

En ese sentido, señala que con una brecha cambiaria entre el blue y el dólar oficial que hoy ronda el 75,5%, dado que el mayorista se posicionó en $111,70, "aún estamos muy lejos de diferencias en la cotización cercanas al 50% que vimos el año pasado, cuando los DEGs y los commodities cambiaron completamente las perspectivas en materia de reservas y patearon la devaluación esperada por el mercado para fin de año, aunque tampoco sucedió".

Dólar: por qué se redujo la brecha y qué puede pasar

En igual sentido, el economista y director de CyT Asesores Económicos, Camilo Tiscornia, afirma que "la evolución del mercado del dólar ha sido positiva en lo que respecta al cierre de la brecha entre los tipos de cambio alternativos y el oficial" y explica que esto se debe a que el ritmo de micro-devaluaciones diarias del peso (crawling-peg) se aceleró y los precios de los dólares financieros y el blue empezaron a bajar en el último mes.

En este sentido, el economista Federico Glustein considera que el dólar blue está en un piso de cotización en este momento. "No lo veo por debajo del nivel actual porque no es viable que el blue se acerque tanto al solidario", dice. Y, teniendo en cuenta que en estos momentos le lleva apenas unos $3 de ventaja, no parecería que fuera viable una baja mucho mayor. Y eso se potencia aún más teniendo en cuenta que Glustein anticipa que "el Gobierno va a tener un veranito cambiario por unos días más, pero va a tener que hacer un ajuste en breve si es que la inflación se presenta tan alta como espera el mercado".

Sin embargo, Tiscornia cree que, "cuando uno ve la expectativa para el dólar, da la sensación de que el Gobierno está convencido de que no es necesario acelerar demasiado el ritmo devaluatorio del dólar oficial y va a seguir el concepto de moverlo un poco más acelerado que el año pasado".  

Así, prevé que lo van a seguir llevando alrededor de un 3,5% mensual, lo que marca una diferencia respecto de lo que venía haciendo. "Recordemos que, desde noviembre del año pasado, el Banco Central vino llevando el tipo de cambio oficial a un ritmo de alrededor del 2,5% y, desde marzo, lo está haciendo arriba del 3% mensual. Es un nivel que, si bien no alcanza a emparejar el ritmo de inflación, es bastante más elevado de lo que veníamos viendo", indica.

Al mismo tiempo, Tiscornia señala que el BCRA está elevando las tasas de interés desde enero y lo hizo unas tres veces en el año hasta el momento, lo que incentivó el pase de dólares a pesos en gran parte de inversores.

"Ese proceso es lo que se llama ‘carry-trade’ y es lo que hace el mercado para aprovechar las tasas más altas de los instrumentos en pesos, más con un dólar atrasado respecto de la inflación", detalla el economista. Y eso, según señala, es otro de los elementos que ayudó a que bajara también los tipos de cambio alternativos.

Evolución del dólar e inflación

Sin embargo, la variable inflacionaria parece seguir a ritmo firme y esto se debería a que "el tipo de cambio oficial es el más determinante para los precios internos". Es decir, que tiene  más incidencia en los valores de la economía que los dólares alternativos.

Es por eso, que Tiscornia asegura que, "dado que el oficial se está moviendo a un nivel un poco más elevado que el año pasado, puede estar generando algo más de inflación".

Y, en este punto, advierte que hay que ver qué pasa en las próximas semanas, que, según su previsión van a ser determinantes para la política que tome el Gobierno respecto del tipo de cambio oficial porque estamos entrando en el pico de la liquidación de las exportaciones de soja.

Así, anticipa que, si en los próximos meses la política de emisión monetaria se mantiene acotada como está en este momento, los tipos de cambio alternativos no tenderían a la suba, pero, considera que eso puede cambiar en el segundo semestre y, de darse así,  en los dólares paralelos al oficial podrían tender a la suba.

En tanto, tal como indica Glustein, "si la baja del blue y los financieros persiste, se va a profundizar el cierre de la brecha", pero explica que es poco probable que se cauterice totalmente porque eso implicaría que habría estabilidad macroeconómica y abastecimiento de reservas suficiente, cosa que no parece viable que suceda por estos días.

No obstante, sí ve como una probabilidad que se vaya achicando la brecha, sobre todo con los financieros, y no descarta que pueda llegar al 50% a medida que se vaya ajustando el dólar oficial y se mantenga la baja de precios en los otros tipos de cambio.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar