Javier Milei se proyecta a nivel nacional mientras se enfría la idea de formalizar un bloque liberal con José Luis Espert

POLÍTICA Por Matías Russo Coroman*
PRBHHVCO3RDHZELVIV7MIT2CBA

Como un acto reflejo, Alberto Fernández le dio proyección nacional en su último discurso y Javier Milei respondió visitando Formosa, la provincia gobernada por Gildo Insfrán -probablemente el dirigente que más se amolda a la definición de “casta” del economista-. Fue la primera de una seguidilla de recorridas que realizará con la mira puesta en que en 2023 haya una boleta liberal en cada rincón del país. Mientras tanto se enfría la posibilidad de formalizar un bloque con José Luis Espert en el Congreso.

Milei cayó en la vorágine de la política que ya piensa en las elecciones presidenciales cuando aún no transcurrió una semana de las Legislativas. Aprovechar el envión de los 17 puntos y que el fuego libertario que irrumpió en estos meses no se apague.

El jueves el diputado electo del frente La Libertad Avanza estuvo en el norte argentino apoyando a un periodista formoseño que fue encarcelado y torturado por la policía provincial por transmitir una movilización contra el régimen de Insfrán el año pasado en medio de las restricciones por la cuarentena y que ahora está siendo juzgado.

Se trata de Agustín Rojas, quien además es fundador del Partido Libertario formoseño. Denunció que fue golpeado por las fuerzas de seguridad, que lo mantuvieron incomunicado en una comisaría, que le negaron atención médica; sin embargo fue acusado por intimidación pública, instigación a cometer delito, atentado contra la autoridad, lesiones leves, lesiones graves, daños y daños agravados.

El juicio comenzó al día siguiente que Alberto Fernández dijera en Plaza de Mayo que Milei y sus “compañeros” “niegan la diversidad y el terrorismo de Estado”. Un periodista libertario siendo juzgado en la provincia donde se llevaron al extremo las restricciones a las libertades como forma de administrar la pandemia, y que es gobernada por la misma persona hace más de 25 años. Un cocktail perfecto para que el economista apunte al corazón de todo lo que cuestiona. Desde su óptica, Insfrán es “la casta política” en su máxima expresión.

“Se trata de una provincia que es regida por un sistema feudal, autoritario y antidemocrático, en la cual la casta política está enquistada en sus entrañas desde hace décadas impidiendo su desarrollo económico, social y humano”, dijo Milei en un discurso que improvisó en la plaza frente a la gobernación donde decenas de personas se acercaron a repudiar “los múltiples atropellos contra la libertad por parte del autoritario Gildo Insfrán”. El economista estuvo acompañado por su hermana, Karina Milei, por el legislador porteño electo por La Libertad Avanza, Ramiro Marra, y el legislador de la Ciudad, operador y armador político que trabaja en todo el país, Eugenio Casielles. “Vinimos al feudo de Insfrán a marcarle la cancha y demostrarle que ya no nos callamos más. No era solo un discurso, vinimos a patear todo el tablero político. Se les acabó la joda”, declaró Marra.

Durante la campaña electoral, militantes y dirigentes de distintas provincias se comunicaron con referentes de La Libertad Avanza para intentar colgarse del “fenómeno Milei” con una boleta liberal en sus distritos. Pero el economista sentó como prioridad afianzar su postulación en la Ciudad de Buenos Aires. Salvo su esporádica visita a La Rioja donde fue invitado por su amigo Martín Menem, el sobrino del ex presidente Carlos Menem, Milei no salió de los límites del territorio porteño.

Consolidado con sus 17 puntos, su visita a Formosa le sirve como lanzamiento para comenzar a articular las voluntades liberales dispersas en todo el país. Aún no están confirmados ni los lugares ni las fechas, pero el diputado electo tiene en mente expandir el discurso liberal por el interior de la Argentina. Por lo pronto el 1 y 2 de diciembre estará en Uruguay, donde fue invitado a participar de una conferencia internacional.

Paradójicamente, el Presidente resultó ser un factor ordenador en esta primera incursión. “Alberto expresó la división que Milei hizo durante toda la campaña, le favoreció el discurso a Javier porque incluyó en el diálogo a quienes Javier excluye”, analizaron en el entorno libertario.

“He pedido que algunas políticas básicas podamos construirlas entre todos. También con los que no piensan como nosotros. Si Macri no quiere hablar, que se quede solo con sus amigos haciendo negocios. No hay problema. Si Milei no quiere hablar, que se quede encerrado con los compañeros que tiene que niegan la diversidad y el terrorismo de Estado, nada que hablar tenemos con ellos”, dijo el mandatario el miércoles en el Día de la Lealtad.

Desglosando el discurso de Fernández: descarta el diálogo con Macri y Milei, no así con Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, los radicales y el resto de Juntos por el Cambio. La división ideológica que fijó el Presidente fue un espejo de lo que viene planteando Milei. Para el libertario es necesario un ordenamiento en el que por un lado queden “la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica, las palomas de Juntos por el Cambio y la izquierda inviable” y por otro los “liberales, los libertarios, los conservadores, el peronismo republicano federal, y los halcones de Juntos por el Cambio”.

En un esquema de polarización, Milei busca ser la cara de lo que se encuentre al extremo del kirchnerismo, dejando a un lado a los sectores dialoguistas de la oposición. Su primera incursión electoral dejó como saldo que hay más de 300 mil personas que comulgan con sus ideas, ahora el economista intentará probar que su impacto va más allá de la General Paz.

El diálogo: la diferencia que dilata la posibilidad de un bloque con Espert

Consolidados como terceras fuerzas en Ciudad y Provincia de Buenos Aires, los resultados de la elección del domingo dieron pie a la idea de que Javier Milei y José Luis Espert formalicen un bloque libertario-liberal en la Cámara de Diputados. La Libertad Avanza consiguió el ingreso de Victoria Villarruel, mientras que Avanza Libertad en territorio bonaerense se garantizó una banca para Carolina Píparo y se mantiene expectante por la posibilidad de que entre el tercero de la lista, Hugo Bontempo -presidente de la UCEDE en provincia-, que se encuentra en una disputa voto a voto con Florencio Randazzo. Un bloque de entre 4 y 5 legisladores nacionales contaría con peso propio para tensar negociaciones. Sin embargo, por el momento no hubo avances.

Espert se jacta de ser el “candidato liberal más votado de todo el país”. Avala su definición los 656.480 bonaerenses que eligieron su boleta. En términos porcentuales pese a sacar menos de la mitad de los votos (310.036), Milei obtuvo un 10% más que Espert.

“Seguramente formemos un bloque legislativo con Milei, lo hemos hablado durante toda la campaña, tengo muchas expectativas en que se concrete y así será”, había anunciado el pasado domingo Espert a Infobae. Mientras que el diputado electo por CABA le puso paños fríos y declaró que “no necesariamente” formen un bloque más allá de la afinidad ideológica.

Ambos se deben una charla que aún no tiene fecha y lugar. “Lo importante es cómo votas y las ideas que se expresan, sin importar si es interbloque o dos bloques distintos”, declaró esta semana Ramiro Marra en Debo Decir.

Infobae pudo averiguar que la diferencia que enfría el acuerdo es el diálogo con el resto de las fuerzas políticas. Espert en su nuevo rol como legislador va a estar dispuesto a conversar con el oficialismo, y a negociar con Horacio Rodríguez Larreta como líder de “las palomas” de JxC. Y Milei ya cerró la puerta a mantener conversaciones con los referentes de las principales coaliciones. “No participo de diálogos entre miembros de la casta que solo sirven para cagar a la gente”, manifestó días atrás el dirigente libertario.

Estas mismas diferencias son las que dinamitaron la posibilidad de que articulen juntos la campaña. En la Ciudad, Milei se negó a ir a internas con Juntos, mientras que en Provincia, Espert negoció hasta último momento con Larreta y Diego Santilli pero se topó con la resistencia del radicalismo y principalmente de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Discrepancias que persisten y atentan contra la creación de un bloque liberal, al menos en esta primera etapa hasta que un outsider como Milei se adapte al funcionamiento del Congreso.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar