El doble femicida que se cree gato empezó a maullar en la audiencia y lo sacaron

mendoza-femicida

Comenzó el juicio por jurados contra el israelí Nicolás Gilad Pereg, acusado por el doble crimen de su madre y su tía, ocurridos en enero de 2019. 

El hombre se sentó en la sala y, frente a la jueza empezó a imitar el sonido de los gatos, situación que ocasionó su desalojo inmediato.

“Miau, miau, miau”, gritó antes de que ingresara la doctora María Laura Guajardo al recinto. 

“Señor Gilad Pereg, estamos por iniciar el juicio en contra. Para permanecer en la sala de debates, usted debe permanecer en silencio y respetuosamente. Si no hace silencio lo voy a tener que sacar de la sala”, le respondió la jueza.

 “Si usted insiste con esta actitud, lo voy a tener que desalojar de la sala”, expresó Guajardo antes de darle lugar al ingreso de las 12 personas que integrarán el jurado. “Miau, miau, miau”, se oyó en la sala, ante la mirada soprendida de los presentes.

El imputado no respondió ninguna de las preguntas que le hizo la jueza, por lo que solicitó que sea trasladado a una sala contigua al tribunal, desde donde continuó observando lo que sucedía en la sala. 

Desde que fue consultado por su nombre hasta que se retiró, Gilad Pereg repitió 55 veces la palabra miau.

 

Era la primera aparición pública tras el período de pandemia por coronavirus. Todo este tiempo estuvo detenido en una celda, solo, en el hospital neuropsiquiátrico El Sauce, en Guaymallén.

Sobre el ciudadano israelí Gilad Pereg pesan dos imputaciones: homicidio agravado por el vínculo en relación a la muerte de su madre, Phyria Saroussy; y homicidio agravado por el uso de arma de fuego en relación a su tía, Lily Pereg. Podría ser condenado a prisión perpetua.

Fuente: Via Cordoba

Te puede interesar