Estas son las restricciones que Schiaretti analiza aplicar desde mayo

se-lanza-schiaretti-miras-al-2023

El Gobierno de Córdoba analizará nuevas restricciones después del viernes 30 de abril ante el avance de los contagios por Covid-19 y la evolución de los casos activos, con la suba de la ocupación de camas críticas.

Aunque la Provincia entiende que no tiene la misma realidad sanitaria del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) y que se desaceleró la suba de casos, buscará acentuar esta tendencia con limitaciones focalizadas sobre actividades que produjeron brotes en las últimas semanas, como las fiestas de egresados, casamientos, bautismos y otros eventos realizados en salones de fiestas o restaurantes.

Según pudo saber La Voz, la Provincia mantendrá un encuentro clave este viernes con los intendentes y jefes municipales a fin de aunar esfuerzos y nuevas medidas que restrinjan la propagación de la enfermedad.

 
El miércoles, el gobernador Juan Juan Schiaretti se reunió virtualmente con el presidente Alberto Fernández y expuso el panorama de Córdoba.

En el encuentro surgió la necesidad de “reforzar los controles” y el primer mandatario les pidió a los gobernadores que “acompañen en el cumplimiento de las normas”, si están de acuerdo en que debe restringirse la circulación para mitigar los efectos de las segunda ola de Covid-19.

Schiaretti, uno de los 11 mandatarios que participó de la reunión virtual, advirtió que en Córdoba “hubo pico de casos por el movimiento de Semana Santa y ahora la meseta se mantiene alta”.

 
En su exposición ante el Presidente, Schiaretti brindó algunos datos sobre Córdoba.

“El pico de internación fue 1.700 y hoy estamos en 1.187. Con las 850 camas que estamos incorporando, la ocupación de camas críticas Covid-19 es de 31.7%. Esto es porque hemos dispuesto más del doble de camas críticas (3.753) para esta segunda ola, de lo que fue el pico de internados en la primera ola (1.715 personas)”, sostuvo Schiaretti, según indicaron desde el Centro Cívico.

Las nuevas medidas que se analizan desde el Gobierno cordobés se aplicarían desde el 1° de mayo.

 
ANTE ESTE PANORAMA, QUÉ ANALIZA LA PROVINCIA

Gastronomía: por un lado, el horario comercial para bares y restaurantes cambiaría de lunes a viernes hasta las 23 (y luego de esa hora circulación sólo de esenciales) y sábados y domingos hasta las 0.
Clases: habría mayores controles en las escuelas, pero se mantendrían las clases presenciales y virtuales. Hay fuerte respaldo en evidencia de que que las aulas no son fuente de contagio prioritario, pero sí hay muchas dudas sobre el movimiento que genera lo “periescolar”. Está en análisis la suspensión de actividades extraescolares: academias de deportes, de idioma, de distintas disciplinas artísticas y otras, que generan una “contaminación” de las burbujas.
Deportes: se suspendería la competencia deportiva de liga y eventos deportivos de cualquier tipo. Lo que preocupa, ante todo, es la actividad social que está vinculada a la práctica deportiva.
Reuniones sociales: máximo de 10 personas en reuniones sociales sea en lugares públicos como privados.
Salones de fiestas. Están habilitados para eventos de hasta 250 personas, pero las investigaciones epidemiológicas han detectado en las últimas semanas un gran número de casos ligados a fiestas de egresados, casamientos, bautismos y otras reuniones que se convirtieron en situaciones de supertransmisión viral.
Queda en claro que desde el Ministerio de Salud provincial se evalúa la situación epidemiológica local y se decidirán en las próximas horas cuáles serán las medidas a tomar, siempre en conjunto con los intendentes.

 
Cabe recordar que el gobernador ya expresó, días atrás, que la idea es “cuidar la salud, la producción y el empleo y la presencialidad escolar”.

 
El foco de preocupación siguen siendo las reuniones sociales y familiares, además de las fiestas clandestinas. Para esto, se ha pedido una mayor atención a las áreas de control e inspectoría de los municipios para colaborar con la Policía de la Provincia para desarticularlas y, de ese modo, desalentar que se sigan realizando.

Fuente: La Voz del Interior, sobre una nota de Lisandro Guzmán

Te puede interesar