Esposaron a una enfermera por no extraerle sangre a un preso

La mujer priorizó atender un infarto en lugar de sacarle sangre a un detenido.
enfermera-detenida-preso

Una enfermera que trabaja en la Unidad de Pronta Atención número 5 (UPA), en Longchamps, Buenos Aires, denunció que fue esposada por una oficial de la Policía Bonaerense por negarse a realizar una extracción de sangre a un detenido porque debía atender una emergencia.

El hecho que ocurrió el fin de semana, quedó registrado por el celular de otra enfermera y por las cámaras de seguridad del lugar. El video se viralizó y la mujer hizo una denuncia oficial en Burzaco.

 "Eran 13.35, a las 14 terminaba la guardia. Ya había llegado la sargento Pérez, que viene con un preso esposado y pide que le saquen sangre ya. Mi compañera le dijo que no porque en realidad no somos extraccionistas y legalmente no podemos hacer extracciones", contó Claudia, la enfermera, en diálogo con TN.

"Cuando paso me dice 'te doy la orden para que me saques ya sangre'. Le dije que no podemos sacar sangre y que tenía que ver a un paciente con dolor de pecho que tenía que valorar, era una emergencia. Me dijo 'no, me sacas ya porque la fiscalía lo ordena'", siguió en su relato.

Según la propia enfermera, la oficial la esposó cuando salió del consultorio y le dijo que la iba a llevar presa. 

Además, la trabajadora de salud asegura: "el detenido estaba sentado suelto, al lado del hombre del dolor de pecho", ya que la sargento le sacó las esposas al preso y se las puso a la enfermera.

En tanto, la Policía defendió su accionar al asegurar que la profesional los había recibido "de forma agresiva y se habrían abalanzado sobre la efectiva". 

La enfermera realizó una denuncia por abuso de autoridad.

Fuente: Telam

Te puede interesar