El Gobierno empezó a diagramar con los gobernadores el plan con el que intentará impulsar la economía en la post pandemia

POLÍTICA Por Heretz Nivel
Los ministros De Pedro, Kulfas y Guzmán ya mantuvieron videoconferencias con 20 mandatarios provinciales para tener un diagnóstico de la crisis, escuchar propuestas y empezar a esbozar un programa de desarrollo
DDMLIXEVTRF3JJAVU5YDTF37DI

El Gobierno ya empezó a diagramar con los gobernadores los lineamientos de lo que será la etapa de recuperación económica en la post pandemia bajo la idea de descentralizar obras, incentivar desarrollos productivos y canalizar líneas de crédito para proyectos que generen empleo.

Por pedido expreso de Alberto Fernández, los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Economía, Martín Guzmán, avanzaron este martes la ronda de videoconferencias con otros dos gobernadores -ya habían hablado con 18-. La idea es completar esta semana el diálogo con los 24 gobernadores para escuchar sus preocupaciones, proyectos y propuestas para salir de la crisis.

“El Presidente quería escuchar de manera directa el diagnóstico que hacen los mismos gobernadores de la crisis para proyectar la salida en la post pandemia con propuestas concretas”, explicó ayer a Infobae un allegado al ministro del Interior.

Más allá del diagnóstico que dieron cada uno de los gobernadores, se empezó a trabajar en diferentes ideas de un plan de desarrollo para la post pandemia que contemplará al menos tres ejes centrales de gestión: las obras de infraestructura para bajar costos de producción, el financiamiento con fondos locales o externos y los diversos programas de estímulo fiscal para reactivar las economías regionales.

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, fue más directo. “Lo valioso de todo esto es que nos hayan escuchado y en el Gobierno nacional entiendan nuestras propuestas para pensar juntos cómo salir de la crisis”, dijo el mandatario provincial en diálogo con Infobae.

Melella, al igual que otros 19 gobernadores ya dialogó con Kulfas, Guzmán y De Pedro para descargar los problemas que la pandemia dejó en sus provincias y evaluar propuestas a futuro. El martes fue el turno de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner y el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, quienes también evaluaron con la Casa Rosada las distintas propuestas para el desarrollo de las economías regionales y la creación de empleo.

Formaron parte de las reuniones con estos tres ministros los mandatarios de Salta, Gustavo Sáenz; de Jujuy, Gerardo Morales, de La Rioja, Ricardo Quintela; de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Formosa, Gildo Insfrán; de Chaco, Jorge Capitanich; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Corrientes, Gustavo Valdés; de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; de Santa Fe, Omar Perotti; de Córdoba, Juan Schiaretti; y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, entre otros.

Ahora vendrá la etapa de pasar en limpio todo lo conversado con cada gobernador y armar lo que en la Casa Rosada llaman el “diagnóstico con planificación” para el largo plazo.

Entre las ideas que ya empezaron a esbozar Kulfas, De Pedro y Guzmán bajo la supervisión del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se perfila un esquema de “plan federal” de obras públicas descentralizadas, es decir, con fondos nacionales derivados a los distintos distritos y el armado de desarrollos productivos por regiones.

En estos planes se incluirá también a los empresarios, gremios y movimientos sociales de cada distrito.

“La idea es discutir y planificar un país federal en serio”, explicó un funcionario de la Casa Rosada que se encargó del armado de buena parte de estas videoconferencias con los gobernadores.

En este espacio de diálogo para profundizar en las necesidades específicas de cada provincia surgieron infinidad de propuestas y planes para fomentar empleo regional con base en las pymes y el sistema productivo.

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, se entusiasmó en su cuenta de Twitter tras la videoconferencia con la Casa Rosada: “El Gobierno nacional está avanzando en un Plan de Desarrollo con una fuerte mirada federal, consultando a las provincias sobre los temas prioritarios”, escribió.

Capitanich comentó a Infobae que en la charla que mantuvo con la Casa Rosada les planteó un plan de desarrollo agroindustrial para salir de la crisis y un proyecto de desarrollo productivo en Chaco con una inversión de 10.000 millones de pesos que generará al menos 3.000 puestos de trabajo.

Perotti destacó el “desafío, junto a Córdoba, de tener una política de combustibles basados en el cuidado del ambiente y en la posibilidad de un aprovechamiento de nuestro potencial de producción, tanto de soja como de maíz”.

También el mandatario de Santa Fe recaló sin vueltas: “El Presidente tiene una impronta federal y quiere que todas las medidas y esquemas que hagamos tengan una clara aplicación en cada provincia y que cada una de ellas tenga sus medidas que puedan ser complementadas y fortalecidas por las medidas nacionales”.

Funcionarios de la Casa Rosada explicaron a Infobae que en la ronda con los gobernadores surgieron proyectos de obras a futuro para generar empleo que integrarán a varias provincias al mismo tiempo. Por ejemplo, el desarrollo económico de la hidrovía que contempla a las provincias litoraleñas o las obras hídricas en la laguna La Picasa que abarca a Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

Algo similar ocurre en la Patagonia con Tierra del Fuego y Santa Cruz donde se prevé la instrumentación de fideicomisos para ampliar la matriz productiva de la zona, desarrollar un polo petroquímico o darle valor agregado a la industria pesquera. O en el norte argentino con el desarrollo de la extracción de litio en Salta, Catamarca y Jujuy.

Por ahora, todas son ideas, un amplio y duro diagnóstico de la crisis, la apuesta a una recuperación con generación de trabajo y el objetivo central de planificar desde la Casa Rosada con los gobernadores lo que será la post pandemia.

Con información de www.infobae.com sobre una nota de Martín Dinatale

Te puede interesar