La pacífica Rafaela dijo BASTA

La Ciudad santafesina, llamada "Perla del Oeste", vive una ola de inseguridad que ayer obligó a movilizarse a más de 15.000 personas pidiendo seguridad y justicia
hoy

Rafaela volvió a manifestarse anoche reclamando justicia por la muerte de Gonzalo Glaría, el joven que el 31 de diciembre murió tras impactar con su moto contra un automóvil mientras perseguía a dos delincuentes que minutos antes robaron dinero y un celular.

Sin incidentes, marcando su tono pacífico y apolítico, y con los integrantes de la familia Glaría como principales referentes, la marcha fue masiva: más de 15 mil personas formaban columnas que llegaron a extenderse hasta ocho cuadras.

Familiares, allegados y vecinos plantearon su malestar por la libertad que dispuso el juez para los dos imputados. Además se reclamó que se extremen las medidas de seguridad en la ciudad.

Los manifestantes reclamaron frente al municipio, la sede judicial y la Jefatura de policía. “Justicia por Gonzalo!!! Basta de madres acariciando fotos, padres llorando de amargura y amigos con una con una silla vacía”, podía leerse en una enorme pancarta con la foto del muchacho de 26 años.

“Justicia, Justicia”, se escuchó permanentemente durante el recorrido. La gente acompañaba el reclamo con aplausos. Muchos llevaban globos blancos. “Que lo injusto no me sea indiferente”, era uno de los carteles que podían observarse portado por un niño. También existían los que pedían avances por otros casos sin resolución.

La muerte de Glaría conmueve a Rafaela. El martes 31 pasado dos ladrones pactaron, a través de redes sociales, la venta de un celular. Dos menores serían sus víctimas: les robaron los 4 mil pesos que llevaban los adolescentes para comprar el aparato -les habían prometido un Samsung J7 usado- y también el teléfono que llevaban los menores.

Los chicos no sólo sufrieron el robo. Además denunciaron que fueron golpeados y amenazados. En un semáforo vieron a Glaría, que esperaba arrancar con su moto. Al ser advertido del robo por los chicos inició la persecución de los ladrones.

Al alcanzarlos Glaría intentó detenerlos y se inició un forcejeo con las dos motos en marcha que terminó con el joven de 26 años perdiendo el control e impactando contra un Ford Fiesta que estaba estacionado. Los ladrones también cayeron, pero no sufrieron lesiones, según se exhibe en un video. Uno de ellos incluso se bajó para increpar a Glaría y le dio una patada en la cabeza.

Al llegar la ambulancia el joven ya había fallecido. “De acuerdo a los informes médicos el fallecimiento se produjo por el desplazamiento y por el impacto de su cuerpo contra un objetivo o contra el piso. O por las dos de forma combinada”, explicó la fiscal Angela Capitanio. El joven sufrió, por el impacto en el tórax, un desgarro cerrado de aorta.

Uno de los delincuentes, de 19 años, fue entregado a la Justicia por su padre, dos días después del hecho. El otro, de 23, se presentó ante la policía el viernes. Fueron imputados por las fiscales Capitanio y Gabriela Lema de homicidio en ocasión de robo. Capitanio solicitó se aplique prisión preventiva para los dos, lo que fue denegado este lunes por el juez Osvaldo Carlos.

“Desde la fiscalía entendemos que el accionar evasivo de los dos imputados mientras ejecutaban el robo a un menor de edad implicó la creación de un riesgo concreto para Glaría, quien intentó neutralizar el delito. En tal sentido, sostenemos que la muerte es el resultado directo de ese peligro desplegado por los dos jóvenes investigados para intentar consumar el hecho”, argumentó Capitanio.

El juez dispuso sin embargo que se desarrolle el trámite judicial con los imputados en libertad. Entre otras medidas formales impuso una prohibición de contacto por cualquier medio y de acercamiento a los familiares de la víctima.

"Recibí esa noticia con mucho dolor, como cada uno de los rafaelinos que hoy estamos manifestándonos. Fue un golpe bajísimo. El juez, que imparte justicia, desacredita el trabajo de la fiscalía. Al juez no le importa nada y los deja en libertad. Es una manera vergonzosa de no llevarle el apunte a todas las pruebas que teníamos, con un muerto en el medio", se quejó esta noche Gustavo Glaría, padre de Gonzalo, sobre la decisión del juez de liberar a los dos imputados.

Esa decisión derivó en la convocatoria a una nueva marcha. La primera, el jueves pasado, convocó a 5 mil personas y terminó con incidentes frente al municipio, la sede del Ministerio Público de la Acusación y el domicilio del gobernador santafesino, Omar Perotti. Antes de iniciar la marcha el padre de Gonzalo solicitó expresamente a los manifestantes que todo transcurra sin incidentes. 

 

Con información de Clarín
 

Te puede interesar