Condenada por atropellar y matar a su novio rugbier volvió a la cárcel

Luego de que la Suprema Corte mendocina dejara firme la sentencia por el crimen de su pareja, Julieta Silva se presentó ante la Justicia y fue trasladada al penal de San Rafael.
rugby

 

Julieta Silva, condenada a 3 años y 9 meses por atropellar y matar en San Rafael a su novio, el rugbier Genaro Fortunato, en 2017, se presentó este miércoles  espontáneamente ante la Justicia y fue llevada a la cárcel después de que la Suprema Corte de Mendoza dejara firme la sentencia en su contra.

 
La mujer se encontraba cumpliendo su condena bajo la modalidad de prisión domiciliaria, en la casa de su pareja, en la localidad de Las Paredes. A ese beneficio había accedido cuando la causa se encontraba en plena instrucción.

Tras ventilarse el fallo del máximo tribunal, se revocó automáticamente la detención domiciliaria y Silva debía pasar a purgar su pena tras las rejas, tal como lo había determinado en su momento el Tribunal Penal Colegiado Nº 1, compuesto por Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle.

Por esa razón, la mujer se puso a disposición de la Justicia, acompañada por su abogado Alejandro Cazaban, y la trasladaron al Complejo Penitenciario Nº IV de San Rafael.

Por estas horas, el defensor de Silva se encuentra analizando si presentará algún recurso, que deberá ser analizado por un Juzgado Penal Colegiado, que interviene en audiencias de ejecución penal.

No obstante, a partir de marzo de 2020 la mujer cumplirá la mitad de su pena y podrá acceder a beneficios carcelarios, como las salidas transitorias.

Silva fue condenada por homicidio culposo agravado por conducción antirreglamentaria, por el hecho ocurrido a la salida del boliche La Mona, el 9 de setiembre del 2017. 

Fuente: Cronica

Te puede interesar