En la Base Marambio, Marcos Peña pidió mantener la cuestión antártica como política de Estado

POLÍTICA Por
Encabezó el acto por el aniversario del principal asentamiento militar y científico del país en el continente blanco. Viajó con Aguad, Dietrich y los jefes de las Fuerzas Armadas.
MARCOS PEÑA

Marcos Peña encabezó un acto en la Base Marambio, por los 50 años de su creación, al que asistieron autoridades militares y otros funcionarios del Gobierno. También se concretó el relevo anual de la dotación, conformada por oficiales, suboficiales y civiles de la Fuerza Aérea.

"50 años de soberanía, de apoyo a la comunidad científica, de presencia permanente es algo que nos enorgullece, es parte de nuestro patrimonio como país. Es algo que permanentemente tenemos que mantener como una política de Estado, más allá del Gobierno que ocupe la Presidencia, fortaleciendo y manteniendo los principios del Tratado Antártico", aseguró el jefe de Gabinete.

Principal presencia científica y militar argentina en la Antártida, la base -ubicada a 3.304 kilómetros de Buenos Aires- fue creada el 29 de octubre de 1969. De la ceremonia en la Isla Marambio -en el mal de Weddell- participaron Fernando De Andreis -secretario General de la Presidencia-, los ministros Oscar Aguad (Defensa) y Guillermo Dietrich (Transporte), el almirante José Luis Villán (jefe de la Armada), el brigadier Enrique Amerin (Fuerza Aérea) y el teniente general Bari del Valle Sosa (Estado Mayor Conjunto).

En el acto fue puesto en funciones el vicecomodoro Roberto Saravia como jefe de la nueva dotación N°51, para la campaña 2019/2020.

"Se ha podido avanzar mucho en estos años, dando otros pasos más en la larga tradición de pasos de estos 50 años. La creación del Comando Conjunto ha sido un paso adelante para fortalecer el trabajo en equipo", dijo Peña, y agregó: "Creemos que también hay muchos proyectos por delante, que hay que seguir trabajando y lo seguiremos planteando donde nos toque porque hay un enorme potencial para seguir ayudando en la tarea de todos los hombres y mujeres que ponen en juego sus vidas y su tranquilidad estando casi un año aquí".

La Base Marambio es una de las 13 de la Argentina en territorio antártico y desde marzo cuenta con un parque de energía solar. Según el Gobierno, desde diciembre aportará el 10% de la energía que se consume en verano, período en el que residen unas 170 personas. En invierno lo hacen unas 80. Y dará estabilidad de tensión al laboratorio, con equipos de alta sensibilidad.

La base rinde homenaje al vicecomodoro Gustavo Marambio, pionero en arrojar correspondencia y elementos de supervivencia sobre la base San Martín, en Bahía Margarita, el 1° de diciembre de 1951, a bordo de un avión Avro Lincoln llamado Cruz del Sur que partió desde Río Gallegos. El 30 de agosto de 1969 un grupo de la Fuerza Aérea integrado por 21 hombres, denominado Patrulla Soberanía, ocupó la zona con pequeñas carpas en medio de un clima hostil y con elementos básicos. Construyeron unos 800 metros de pista señalizados con pintura y largas hileras de piedras.

Y el 29 de octubre de ese año, un avión turbo hélice Fokker F-27 Friendship, matrícula TC-77 de la Fuerza Aérea, procedente de Río Gallegos con autoridades militares y civiles, se transformó en la primera aeronave de otro continente en posarse en la Antártida utilizando un tren de aterrizaje convencional. 

 

 

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar