Le bajan puntos a una atleta para evitar que otras la imiten

Se trata de Simone Biles, quien “inventó” dos nuevos movimientos que llevarán su nombre. Sin embargo, el Comité Técnico le baja puntuación por la peligrosidad de sus movimientos.

Simone Biles es una joven estadounidense que revoluciona la gimnasia artística: con tan sólo 22 años, ya tiene 14 títulos mundiales y logró dos nuevos movimientos que llevarán su nombre.

La Federación Internacional de Gimnasia (FIG) le asignó una dificultad "H" a la doble mortal hacia atrás con dos giros que obliga a la gimnasta a hacer una rotación en el aire de 720 grados.

A pesar que la estadounidense es una atleta respetuosa, no dudó en criticar el puntaje recibido en el Mundial de Stuttgart. 

"Jajajajajajajaja... Mierda (Bullshit)", escribió primero en su cuenta de Twitter y luego de finalizar la rutina le dedicó un par de aplausos irónicos a los jueces que la estaban evaluando.


FOTO: Simone Biles desafía la gravedad de la gimnasia artística.
 
 
 

Simone Biles es una joven estadounidense que revoluciona la gimnasia artística: con tan sólo 22 años, ya tiene 14 títulos mundiales y logró dos nuevos movimientos que llevarán su nombre.

La Federación Internacional de Gimnasia (FIG) le asignó una dificultad "H" a la doble mortal hacia atrás con dos giros que obliga a la gimnasta a hacer una rotación en el aire de 720 grados.

A pesar que la estadounidense es una atleta respetuosa, no dudó en criticar el puntaje recibido en el Mundial de Stuttgart. 

"Jajajajajajajaja... Mierda (Bullshit)", escribió primero en su cuenta de Twitter y luego de finalizar la rutina le dedicó un par de aplausos irónicos a los jueces que la estaban evaluando.

"¿Estoy en un nivel diferente al de las demás? Sí. Pero eso no significa que no me puedan dar crédito por lo que hago", declaró la joven.

Los reproches llevaron a la Federación Internacional, que no suele dar explicaciones sobre puntuaciones, a emitir un comunicado para justificar su decisión.

El comité técnico femenino de la FIG le dio "un valor razonable" al ejercicio de la estadounidense tras tener en cuenta varios aspectos, entre ellos la seguridad de la atleta que lo ejecute.

"Hay un riesgo añadido en la recepción de los dobles mortales en la salida de la barra, con o sin giros, que incluye una posible caída sobre el cuello", afirmó la FIG en su texto. Y señaló que no es la primera vez que se tomó una decisión de este tipo para "proteger a las gimnastas".

Con esas palabras, el organismo dio a entender que evitó darle mucho valor al elemento para no "tentar" a las gimnastas a arriesgarse a realizar un ejercicio para el que no están preparadas, anteponiendo la puntuación a su seguridad física.

No obstante, Simone Biles afirmó más de una vez que ya no compite solo para seguir sumando medallas y que su principal objetivo ahora llevar la dificultad de sus ejercicios y hasta qué límite puede exigir a su cuerpo de 1,42 metro.

Te puede interesar