El tiempo - Tutiempo.net

Últimas noticias

A la espera de un nuevo acuerdo fiscal, estas son las provincias más afectadas por la Ley ómnibus

ECONOMÍA 05/02/2024 Carlos Arbia*
566683

La decisión del Gobierno de retirar por completo el capítulo fiscal de la Ley ómnibus que se está tratando en el Congreso es tal vez el mayor problema que tendrá hacia adelante para poder lograr el fuerte ajuste fiscal que prometieran el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro de Economía Luis Caputo a las autoridades del FMI.

El retiro de ese paquete generó un gran problema en los gobernadores debido a que se produciría una importante reducción de ingresos en las provincias y eso llevó a los mismos a solicitar como una solución alternativa la coparticipación del Impuesto PAIS que el Gobierno elevó del 7,5 al 17,5 %.

El Gobierno analiza un nuevo pacto fiscal con las provincias

Está situación llevó a que el ministro del Interior, Guillermo Francos, y a su viceministro, Lisandro Catalan, visitaran el Congreso para entrevistarse con los jefes de bloques para comenzar a intentar de armar un nuevo pacto fiscal entre el gobierno nacional y las provincias, luego de lograr la aprobación la ley "Bases" en Diputados.

La postergación de los aspectos tributarios, del impuesto a las Ganancias, jubilatorios, la moratoria y el blanqueo fueron presentados como un gesto del oficialismo a la oposición, pero los gobernadores resistieron de entrada esa decisión del ministro de Economía y pidieron la coparticipación del impuesto PAIS, que el año pasado recaudó unos 1,5 billones de pesos.

La coparticipación del impuesto PAÍS, una de las alternativas

De lograrse un acuerdo por la coparticipación del mismo como piden los gobernadores, la Nación se quedaría con un 56 % y las provincias con el 44 % de ese total.

Además, el problema fiscal para los gobernadores se agravó desde principios de este año por la decisión del presidente Javier Milei reducir las llamadas transferencias automáticas hacia las provincias y estas ya llevarían perdidos en enero unos 280.000 millones de pesos de coparticipación federal.

De acuerdo a lo informado por el Instituto de Análisis Fiscal (IARAF), que dirige el economista Nadin Argañaraz, las transferencias nacionales automáticas a las provincias y a CABA considerando los datos de la recaudación de enero caerían un 12% en términos reales a lo largo de este año una situación que de mantenerse complicará a las provincias a lo largo de este año.

En este nuevo régimen que se inició desde el 10 de diciembre, las provincias más expuestas fiscalmente son aquellas que dependen más de las transferencias fiscales nacionales automáticas y de las discrecionales (especialmente las segundas), las que dependen más del consumo en sus economías locales, las que ya en 2023 tuvieron un contaban menor ahorro corriente y mayor importancia del gasto en personal y, mayores compromisos por servicios de deudas.

En ese aspecto hay que explicar que las provincias reciben de la Nación dos tipos de transferencias que son las fiscales automáticas y las discrecionales, que este gobierno quiere reducir drásticamente.

Transferencias automáticas y discrecionales: de cuánto fueron, según la recaudación

Las transferencias automáticas de acuerdo a la recaudación del año pasado representaron un 88% del total enviadas a provincias en 2023, y son las que surgen de leyes que marcan que un determinado porcentaje de un impuesto nacional (o varios de ellos), se coparticipan a provincias. La más importante es la coparticipación federal de impuestos, que explica 80% de las transferencias totales que se rige por la Ley 23.548.

En tanto, que las transferencias discrecionales, representaron un 12% del total de transferencias en 2023, y de ellas las transferencias para gastos corrientes explicaron un 8% del total de transferencias, y los envíos para gastos de capital un 4% del total.

Un reciente estudio de la Fundación Mediterránea explica que si se analiza la situación por provincia, las transferencias discrecionales explican un 34% en CABA (incluyen los envíos para financiar el traspaso de la Policía Federal a esa jurisdicción), 24% en Buenos Aires (aumentaron fuertemente desde el año 2016 y especialmente desde 2020), y 21% en La Rioja.

En el otro extremo, las transferencias discrecionales explican sólo un 4% en Córdoba y San Juan.

La situación de las provincias desde fines de 2023 y en lo que va de 2024, ya sea con la anterior o con la nueva administración nacional de gobierno, muestra que se han producido o se podrían producir cambios en materia económica que afectaron o podrían afectar la fortaleza (o vulnerabilidad) fiscal de cada provincia.

Como fortaleza fiscal se define a la capacidad que tienen los gobiernos provinciales para financiar sus niveles habituales de gasto público corriente y de capital, y cumplir con sus obligaciones por deudas.

"Por caso, la reforma al impuesto a las Ganancias ocurrida a mediados de septiembre del año pasado, horadó los ingresos tributarios nacionales en 0,19% del PIB en el último trimestre de 2023 y lo haría por 0,83% del PIB, si no hay reversión, durante todo el año 2024. Dado que se trata de un impuesto coparticipable, la reforma también significó una caída de recursos para las provincias por 0,11% del PIB en 2023 y lo haría por 0,48% del PIB en 2024", destaca el informe.

Por su parte, si como consecuencia de la actual recesión cayera adicionalmente la recaudación de otros impuestos nacionales, ello también afectará negativamente los ingresos provinciales, cuando se trata de impuestos nacionales coparticipables.

Como consecuencia de la caída en la recaudación del impuesto a las Ganancias y de otros impuestos coparticipables a provincias, las provincias más expuestas en este sentido son aquellas cuyos ingresos dependen en mayor medida de las transferencias automáticas de la Nación (por coparticipación y otras leyes especiales de distribución).

En ese aspecto podemos preguntarnos: ¿qué provincias son más vulnerables a la caída en las transferencias automáticas de la Nación?

Aquí aparecen encabezando el ranking Formosa y Corrientes, con 80% de sus ingresos totales, seguidas por Santiago del Estero (77%), La Rioja (76%) y Jujuy, Chaco y Catamarca (74%). En el otro extremo, las menos dependientes de dichos envíos son CABA (10%), Neuquén (22%) y Chubut (40%).

El Gobierno anunció un recorte de 0,5% del PIB en materia de Transferencias Corrientes a provincias

Por otra parte, apenas asumió, la nueva gestión anunció un recorte de 0,5% del PIB en materia de Transferencias Corrientes a provincias.

Esto representa una poda de aproximadamente 70% sobre dicho tipo de envíos del año previo, y se infiere otro recorte de al menos esa proporción para las Transferencias de Capital a provincias, dado que también bajaría drásticamente el gasto de capital nacional este año.

Las jurisdicciones fiscalmente más expuestas son aquellas cuyos ingresos totales dependen en mayor medida de este tipo de transferencias más discrecionales.

En este caso, encabeza el ranking La Rioja (12,5% de sus ingresos en la primera mitad de 2023), seguida por Buenos Aires (9,5%), Santiago del Estero (9,4%) y Chaco (9%). Las menos expuestas por esta vía son Neuquén, CABA y Chubut, con menos del 2% de sus ingresos.

Por otra parte, en el actual contexto económico, con elevada inflación y caída de salarios reales, que viene desde 2023 y continúa a inicios de 2024, y con las futuras subas en las tarifas de algunos servicios públicos y otros precios relevantes que afectan los presupuestos familiares, muy probablemente baje el consumo privado durante buena parte de 2024.

En cambio, se espera una fuerte recuperación de las exportaciones agroindustriales, tras la grave caída del año pasado por la sequía, y continúa la suba en las exportaciones de energía.

Por consiguiente, en este año es muy probable que los recursos tributarios propios tengan peor desempeño en las provincias con mayor caída en el consumo y la producción, y por ende estarán más expuestos los recursos fiscales de provincias poco exportadoras de bienes. Sería el caso, por ejemplo, de CABA, Formosa, Corrientes, Catamarca y La Rioja, todas con una relación entre exportaciones de bienes y PBG local menor al 5%

En Santa Fe, Córdoba, Santa Cruz y La Pampa, las exportaciones superan el 20% de la producción

En el otro extremo del ranking se ubican Santa Fe, Córdoba, Santa Cruz y La Pampa, en donde las exportaciones superan el 20% de la producción.

Con menos recursos propios y por transferencias automáticas y discrecionales en 2024, las provincias que en el punto de partida contaban con menores niveles de ahorro corriente, estarán más expuestas a tener problemas fiscales.

Contar con bajo ahorro corriente significa que queda poco margen para pagar servicios de la deuda o realizar inversiones, y que una merma importante en los recursos puede dificultar pagar el mismo gasto corriente.

En este sentido, las provincias con menor ahorro corriente en el primer semestre de 2023, con relación a sus erogaciones corrientes, fueron Tierra del Fuego y Río Negro, con un ahorro prácticamente inexistente, seguidas por Salta (2,1%), La Rioja (3,6%), Santa Fe (4,7%) y Buenos Aires (5,6%).

Relacionado con lo anterior, aquellas provincias en que el Gasto en Personal se lleva mayor porción de sus Ingresos Corrientes, también tendrán poca flexibilidad para enfrentar situaciones de caída de ingresos y stress fiscal.

Aquí se anotan Río Negro y Tierra del Fuego, en que el gasto en empleados públicos se lleva un 65% de los ingresos corrientes, seguidas de Salta y Neuquén, también con guarismos superiores al 60%. Se destacan por su bajo gasto en personal las provincias de Santiago del Estero (29%) y Córdoba (39%).

Finalmente, también se hallan fiscalmente más expuestas las jurisdicciones que deben atender mayor peso de servicios de deuda, con relación a sus ingresos totales.

Con datos del primer semestre de 2023, en esa situación se hallaban Chubut (13,5%), Tierra del Fuego (10,9%) y Río Negro (10,6%). promedio de los seis indicadores.

De ese modo, el tercio de provincias que aparecerían como más expuestas fiscalmente en 2024 serían (en este orden): La Rioja, Río Negro, Tierra del Fuego, Salta, Catamarca, Tucumán, Chaco y Corrientes.

Por su parte, dentro del tercio de provincias con vulnerabilidad intermedia se ubicarían algunas provincias pampeanas como Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe. En cambio, entre las jurisdicciones menos expuestas se tendría a La Pampa, CABA y Córdoba.

El estudio detalla que "el anterior ranking podría cambiar en el caso que se revierta la reforma en el impuesto a las Ganancias ocurrida en septiembre de 2023, y así ya no resulte un fuerte factor de vulnerabilidad el depender mucho de las transferencias nacionales automáticas".

Si así fuera, y se excluyera el indicador de dependencia de las transferencias automáticas para la construcción del ranking, Tierra del Fuego y Río Negro pasarían a los primeros lugares entre las más expuestas, y Buenos Aires y Entre Ríos pasarían a integrar el tercio de provincias fiscalmente más expuestas.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar
Lo más visto