Largaron....

63cebb1bbb752_940_529!

El peronismo de Córdoba puso primera a su campaña electoral. Lo hizo mientras los candidatos a gobernador de Juntos por el Cambio -Luis Juez y Rodrigo de Loredo- permanecen de vacaciones, distanciados, además de por las playas, por la tensión interna en la coalición que no logra definir cómo disputarán las cientos de candidaturas en juego.

El disparo de largada -reconocen en el PJ- fue la inauguración de un alto nivel de acceso a la ciudad en Villa El Libertador, una popular barriada de la zona sur que es determinante en el resultado electoral de la Ciudad, por lo que es llamada "La Matanza cordobesa". La mega obra, con una inversión de casi 2.500 millones de pesos, tiene destino de ícono de la gestión schiarettista, y como tal, será usada en la campaña que se avecina. Allí, Schiaretti le levantó la mano a su candidato para heredarlo.

Por ahora no hay fecha de votación, pero crece la expectativa respecto de un anuncio el próximo 1 de febrero, cuando Schiaretti inaugure la sesiones ordinarias de la Legislatura provincial. El peronismo se movilizará ese día para darle marco al evento histórico: la última apertura que hará Schiaretti como gobernador.

En el esquema que trabaja para la candidatura a gobernador de Martín Llaryora se volvieron a entusiasmar con una fecha electoral única en mayo, en un cronograma adelantado y despegado del nacional. Hasta ahora, en la Provincia consideran que lo más conveniente es sostener como día de los comicios el domingo posterior al día del padre, es decir el 25 de junio.

El fervor por votar en mayo tiene que ver con el desorden que -considera el llaryorismo- aún impera en las candidaturas de Juntos por el Cambio, que tras un año de debate interno no logra acordar un reglamento para definirlas, más allá del mantra que repiten los popes de la coalición en cada visita a Córdoba ("la unidad está garantizada").

Quienes proyectan una votación adelantada hacen cuentas respecto de cuándo podría aprobarse una modificación al Código Electoral, que estima que la primera fecha disponible es la del 18 de junio, 180 días antes de la finalización del mandato de Schiaretti. Ese trámite no podría extenderse más allá de la primera o segunda sesión ordinaria de la Legislatura, lo que permitiría una convocatoria sobre el filo de los plazos, tres meses antes de una hipotética fecha.

Tras la inauguración de la obra vial, y el anuncio de realizar una similar en el ingreso a la ciudad desde Río Cuarto, "queda poner en marcha los comandos y los equipos técnicos, que será luego de que Schiaretti confirme la fecha de la elección provincial", dijo un funcionario que está en el armado político y electoral de la ciudad de Córdoba. Y agregó: "Después, Llaryora deberá confirmar si pega la municipal".

Ocurre que son dos legislaciones distintas: la elección provincial debe ser convocada con 90 días de anticipación; mientras que la municipal, sólo con 60. En otras palabras: hay un mes entre la convocatoria a una elección y otra. Sin embargo, Llaryora ya alineó a más de 100 intendentes que convocarán en el mismo día que los comicios provinciales, por lo que la señal también es clara.

En este marco es que Llaryora comenzó a ejercer su rol de candidato y heredero, mientras Schiaretti busca potenciar su armado nacional. Intenta sumar a su esquema en el Congreso a los diputados nacionales que le responden a Alberto Rodríguez Saá, quien días atrás viajó a Córdoba a un cumbre entre ambos mandatarios. Se trata del ex vicegobernador de esa provincia Carlos Ponce y de la ex ministra de Hacienda Natalia Zabala, ambos funcionarios en gobiernos de Alberto.

Fuente: LPO

Te puede interesar