Israel lanza la Operación Amanecer y ataca objetivos en la Franja de Gaza

QOHXTG3KSRCD5AM57UIKJ7FWFI

En un operativo que elevó al máxima la alerta en Medio Oriente, el Ejército de Israel informó este viernes que lanzó ataques en la Franja de Gaza contra objetivos de la organización terrorista Yihad Islámica que dejaron por lo menos 15 muertos, ante temores a represalias desde el enclave palestino por la detención a principios de esta semana del líder de un grupo armado.

Poco después del inicio del ataque, la Yihad Islámica anunció la muerte de uno de sus líderes, identificado como Tayseer al-Jabari, que era el sucesor de Baha Abu al-Ata, muerto en noviembre de 2019. Aquella operación provocó dos días de enfrentamientos entre el Ejército israelí y la Yihad Islámica, que dejaron por lo menos 34 miembros del grupo terrorista muertos y 111 heridos.

“El movimiento de la Yihad Islámica en Palestina y su ala militar de la Brigada al-Quds lamentan la muerte del gran comandante jihadista Tayseer al-Jabari (Abu Mahmud), abatido en un asesinato sionista en la Ciudad de Gaza”, precisó un comunicado del grupo.

En respuesta y tal como había anticipado el gobierno israelí, Gaza comenzó a lanzar cohetes en la zona de Lachish, cerca de Ashkelon, y en las ciudades israelíes del sur, donde se escuchaban las sirenas, según informó el diario The Times of Israel.

Imágenes de la televisión que circularon en redes sociales muestran al famoso sistema de defensa antimisiles israelí, conocido como la Cúpula de Hierro, disparando misiles interceptores contra los cohetes provenientes de Gaza.

El Ministerio de Sanidad palestino informó que hasta el momento se reportaron 15 muertos -entre ellos Al-Jabari y una niña de 5 años- y por lo menos 40 heridos por el ataque isarelí.

En una primera respuesta a los ataques de las FDI, la Yihad Islámica dijo que “el enemigo ha comenzado una guerra contra nuestro pueblo”. Su líder, Ziad al-Nakhalah, advirtió: “Nos dirigimos a la batalla, y no hay tregua después de este ataque aéreo. Los resultados de esta guerra serán a favor del pueblo palestino. El enemigo debe esperar una batalla, no una tregua”.

 

Las fuerzas israelíes “están actualmente atacando la Franja de Gaza” con la Operación Amanecer, había informado el Ejército en un comunicado. Testigos y fuentes de seguridad palestinas informaron a las agencias de noticias de varios ataques, incluido uno en el centro de la Ciudad de Gaza. Luego, el vocero del Ejército, Richard Hecht, advirtió que la operación “aún no ha terminado”.

 

En el mismo comunicado, el Ejército israelí declara una llamada “situación especial” en el frente doméstico de combate, sin dar más detalles.

 

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) alertaron a los residentes hasta a 80 kilómetros de la frontera con la Franja de Gaza, incluido Tel Aviv, que existe el riesgo de disparos de cohetes.

La agencia oficial de noticias palestina Wafa confirmó el comienzo de los ataques, que han alcanzado entre otros objetivos el edificio Torre Palestina en el barrio gazatí de Rimal.

Los bombardeos de este viernes se produjeron luego de una redada efectuada el lunes por las fuerzas israelíes en un campamento de refugiados de Yenín que se saldó con la muerte de un adolescente palestino y la detención de Basam Saadi, un alto cargo de la Yihad Islámica, y su yerno Ashraf al-Jada. La organización prometió represalias tras la operación.

 Esta mañana, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, visitó el Comando Sur de las FDI, a raíz de la elevada tensión a lo largo de la frontera con la Franja de Gaza por cuarto día consecutivo, por los temores de un ataque de la Yihad Islámica. El ministro había advertido que se abordaría la amenaza que representa el grupo terrorista.

Las baterías del sistema Iron Dome se desplegaron en todo el sur y el centro del país antes del lanzamiento de misiles contra el enclave palestino.

Posteriormente al ataque, Israel cerró todos los cruces de Gaza y algunas rutas cercanas por temor a ataques de represalia del grupo Yihad Islámica, que tiene un bastión en Gaza.

 

El vocero del Hamas, Fauzi Barhum, señaló este viernes que Israel “ha cometido un nuevo crimen” después de iniciar una operación de bombardeos contra objetivos de la organización Yihad Islámica en la Franja de Gaza. También indicó en un comunicado que Israel “debe pagar el precio y asumir toda la responsabilidad”, al tiempo que subrayó que “la resistencia, con todas sus armas militares y facciones, están unidas en esta batalla”.

 Por otro lado, el vocero de Al-Fatah, Munther al-Hayek, denunció que el bombardeo sobre la Franja de Gaza, así como “atacar e intimidar a civiles desarmados es un nuevo crimen que se suma a los crímenes cometidos por las fuerzas de ocupación israelíes” contra el pueblo palestino. En ese sentido, hizo un llamado a la comunidad internacional y a los mediadores a “intervenir de inmediato para evitar que la ocupación cometa masacres”, según un comunicado del grupo publicado por la agencia WAFA.

Fuente: La Nación de Argentina

Te puede interesar