Los dólares financieros saltaron por encima del blue: las razones detrás de la suba y qué anticipa el mercado

ECONOMÍA Por Mirta Fernández*
529241

La estabilidad que mostraron el dólar MEP -también conocido como dólar Bolsa-, el Contado con Liquidación y el blue desde fines de enero -cuando se anunció el principio de acuerdo con el FMI- se evaporó esta última semana y las tres divisas paralelas quebraron la barrera de los $200. El dólar blue cerró el viernes 22 de abril en $203, con lo cual en la semana escaló $8, la suba más alta desde enero, y la brecha con el mayorista oficial se agrandó a 77,7%. En tanto, el CCL y el MEP que se negocian en el ámbito bursátil registraron alzas semanales de 9,6 y 8,9%, respectivamente, al finalizar por arriba de los $208. En esto casos, la brecha con el mayorista oficial superó otra vez el 80%.

El rebote de los dólares libres se da luego de conocerse que la inflación de marzo fue 6,7% y tras el anuncio del ministro de Economía Martín Guzmán del otorgamiento de bonos para reforzar los ingresos de los sectores más vulnerables, e impulsar un impuesto a la renta inesperada para empresas con ganancias netas superiores a los $1.000 millones.

Suba del dólar: ¿cuáles fueron las causas?

Entre las razones del ascenso de las cotizaciones de los dólares paralelos, algunos analistas alegan que el nuevo "plan platita" puede implicar mayor emisión y genera dudas sobre el cumplimiento de la meta de déficit fiscal con el FMI porque implica un costo de $200.000 millones (0,3% del PBI), lo que provoca "ruido" en el mercado.

También afirman que frente a la aceleración inflacionaria de marzo y estimaciones privadas de que el costo de vida en abril superará el 5%, "era esperable" que en algún momento los dólares se iban a despertar y empezar a tener movimientos más acordes a la inflación.

Además, todos coinciden en vincular la disparada de los dólares alternativos a la dificultad que está teniendo el Banco Central en acumular reservas en abril, pese a que ya se ingresó en la temporada alta de oferta por la liquidación de la cosecha gruesa.

Frente a ese combo, en el mercado cuentan que fondos del exterior que habían aprovechado la calma cambiaria, la suba de tasas en pesos, y la atractiva rentabilidad de los títulos CER que ajustan por inflación para hacer "carry trade", desarmaron en los últimos días posiciones. Esto también alentó la suba de los dólares financieros.

Dificultad para acumular reservas

El acuerdo con el FMI contempla una meta de acumulación de reservas netas para este año de u$s5.800 millones. El objetivo del primer trimestre se logró cumplir en forma ajustada y gracias al primer desembolso del programa con el FMI a fines de marzo. En ese sentido preocupa el escaso monto de dólares que está comprando el BCRA en abril.

Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, atribuyó el repunte de los dólares financieros a que "al Gobierno se le está complicando mucho cumplir la meta de reservas, tiene que comprar u$s2.900 millones en el segundo trimestre y está logrando muy poco" pese a la liquidación del agro.

Este viernes 22 de abril la entidad monetaria adquirió u$s15 millones en el mercado cambiario oficial (MULC), con lo cual terminó la semana con un saldo positivo de u$s152,9 millones, y en el mes acumula compras netas por u$s165,3 millones, según indicaron fuentes oficiales.

Menescaldi comparó que esa cifra está muy por debajo en relación a "los $1.667 millones" que se abían acumulado a esta altura del mes en 2021.

A su vez, Emiliano Anselmi, líder del equipo macroeconómico de PPI, precisó que en lo que va del año el BCRA acumula un saldo comprador de "u$s147 millones versus u$s3.597 millones en la misma cantidad de ruedas" de 2021.

En este marco, Alejandro Giacoia, economista de EconViews planteó que "las dudas sobre el cumplimiento de las metas con el FMI generan ruido en el mercado, la pauta de reservas del primer trimestre se cumplió gracias al aporte de DEGs del Fondo y la de déficit fiscal gracias a una artimaña contable", y advirtió que "para los próximos trimestres la situación es más complicada y eso el mercado lo percibe", enfatizó el economista.

En sintonía, un informe de la consultora FMyA señaló que "el agro está liquidando, el dólar está dejando de atrasarse (acelera el crawling peg), pero la demanda sigue firme, por lo que el BCRA no compra reservas". Y auguró: "En mayo-junio, el agro va a seguir liquidando, pero al BCRA le faltan comprar u$s2.600 millones todavía, a este ritmo no llega".

¿Los dólares suben por el desarme de carry trade?

Ante el escenario de incertidumbre se evidenció en los últimos días un desarme de carry trade. Para Fernando Baer, economista jefe de Quantum Finanzas, "las subas recientes de los dólares financieros tienen que ver con mayor demanda de fondos del exterior que siguen atrapados, hicieron carry estos meses y aprovecharon el nivel bajo para desarmar y dolarizar".

"Hay fondos del exterior desarmando posiciones de bonos en pesos. Eso puede ser el catalizador. Mientras el CCL está quieto nadie sale a comprar porque el costo de oportunidad es alto, pero basta que se empiece a mover por algún motivo para que todos salgan a cubrirse y se exacerba el movimiento", comentó un broker del mercado a iProfesional.

Lucas Yatche, jefe de estrategia de Liebre Capital también dijo "hubo toma de ganancias de los que vinieron haciendo carry durante el último cuatrimestre que venían acumulando una rentabilidad muy significativa, el mercado de los dólares financieros es chico y con algunos jugadores importantes participando con volumen significativo puede generar este tipo de movimientos".

A su vez, un informe de PPI puntualizó que "el lunes 18 de abril se pagaron los cupones de los BOTEs 23 y 26 (Bonos del Tesoro) y el vencimiento de una LECER (X18A2), mirando el detalle de la tenencia vía Bloomberg detectamos que un gran fondo real money tenía parte de estos instrumentos". Y añadieron: "Si a esto se le añade que, en la primera licitación de abril, ante la ausencia de opciones cortas CER, el roll over fue muy por debajo de los meses anteriores, podemos sugerir que parte de esos pesos estuvieron presionando al CCL durante la semana".

En PPI analizaron que "en un mercado tan chico, y ante las pésimas señales fiscales y la paupérrima acumulación de reservas de estos días, este hecho puntual podría extenderse más allá". En FMyA también mencionaron que "un fondo grande (Templeton) demandó CCL".

En este sentido, Javier Casabal, analista de Adcap Grupo Financiero, manifestó que a principios de marzo habían recomendado hacer carry trade porque "esperábamos que hubiera una fuerte acumulación de reservas, como ocurrió el año pasado, pero eso claramente no está pasando". Por ese motivo, Casabal comentó que "creemos que es un buen momento para tomar utilidades luego de un rendimiento superior significativo en los bonos ligados a la inflación en pesos".

¿Se viene un endurecimiento del cepo?

A la escasez de compra de reservas, se suma que las importaciones en marzo crecieron 33% interanual al alcanzar u$s 7.074 millones "el mayor valor observado desde agosto de 2013" indicó la consultora LCG, y destacó que en el primer trimestre aumentaron 40% interanual "14 puntos porcentuales por encima del crecimiento de las exportaciones".

Yatche explicó que "una de las razones por las que al BCRA le está costando acumular reservas es que la tasa de interés está corriendo por debajo del ritmo de devaluación del dólar oficial y eso desincentiva a los exportadores a liquidar e incentiva a los importadores a adelantar pagos". Y acotó: "Además, el BCRA liberaron cierta demanda por parte de los importadores".

Ante este panorama, en FMyA evaluaron que la solución podría ser "endurecer el cepo otra vez, salvo que Argentina reciba del FMI u$s1.400 millones de una ayuda global que está evaluando el organismo internacional". Para la consultora, "el mayor gasto por el nuevo plan platita y la posibilidad de que el BCRA tenga que endurecer el cepo para comprar reservas podrían estar detrás de la suba del CCL de esta semana".

De igual mirada, Menescaldi subrayó que "todos los dólares se los está llevando la economía real porque otros pagos no hubo importantes, las importaciones están volando". Y estimó que "van a tener que recalibrar los dólares que le entregan a los importadores, se va a endurecer el cepo de alguna manera para poder acumular reservas, y lo más probable es que sea en este trimestre", estimó.

Para Jorge Viñas, portfolio manager de Toronto Trust, "en estos meses aprovecharon el inflow extraordinario del FMI para relajar las importaciones y de esa manera alimentar la actividad económica, pero en la medida que no puedan acumular reservas es probable que vuelvan a restringir".

En cambio, Anselmi dijo que "no veo un pronto endurecimiento del cepo, las reservas netas después del desembolso del FMI están en u$s3.800 millones, si bien no están comprando mucho ahora, pero junio es el mes de más estacionalidad, con lo cual pueden llegar a comprar todavía".

¿Seguirán subiendo los dólares financieros?

Para Viñas, "en la medida que no se verifique una compra de reservas acorde a la estacionalidad, la presión alcista sobre los tipos de cambio financieros puede acentuarse".

Baer coincidió en que "las presiones van a ir produciéndoles en la medida en que sigan los problemas: dificultad para acumular reservas y marcha del programa con el FMI".

Casabal consideró que "en estas circunstancias, no nos puede sorprender demasiado si la brecha vuelve a niveles de 85% o 90%".

Para Giacoia, "empezaron a negociarse aumentos salariales y en la medida en que se recompongan los ingresos, puede haber más demanda de divisas para cubrirse frente a la aceleración de la inflación. Eso también puede haber tenido influencia en las cotizaciones".

Los analistas de Invertir en Bolsa plantearon:"Se está viendo un mercado sensible a las recientes noticias políticas, lo que impulsa el actual rebote del CCL. A medida que el agro liquide su cosecha y el costo de oportunidad de no hacer carry trade baje, creemos que el CCL seguirá tomando fuerza como se vio el año pasado".

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar