Explosión en Alta Córdoba: Raponi fue condenado a 8 años de prisión

FALLOS JUDICIALES Por Ramiro VILLAGRAN
explosion-quimica-raponi-barrio-alta-cordoba

El miedo se apoderó de los vecinos de barrio Alta Córdoba aquel 6 de noviembre de 2014 tras la explosión de la Química Raponi SRL, que dejó una mujer muerta, 70 heridos, 40 casas destruidas y más de 400 con daños de diferente magnitud.

A casi ocho años de aquel fatídico hecho, el dueño de la planta, Sergio Hilton Raponi –único imputado- fue condenado a 8 años de prisión, que se hará efectiva cuando quede firme la sentencia . El fiscal Raúl Gualda pidió 6 años y medio de cárcel, mientras que la querella 12 años de prisión efectiva.

Llegó a juicio en libertad. Raponi se sentó en el banquillo de los acusados, pero no hizo uso de la palabra final. La Cámara Cuarta del Crimen lo encontró culpable por los delitos de estrago doloso doblemente calificado por el resultado mortal y por el peligro de vida generado en una persona.

“Un precedente judicial que genera una expectativa, un antes y un después”, manifestó el abogado querellante Carlos Nayi a El Doce horas antes de la sentencia. Según explicó, es la primera vez en la historia de la Justicia de Córdoba que se aplica en la acusación la figura dolosa, es decir intencional.

 La explosión se escuchó en gran parte de la ciudad de Córdoba e hizo estragos en barrio Alta Córdoba. Casas ubicadas en un radio de nueve manzanas se vieron afectadas. Algunas colapsaron, otras tuvieron roturas de vidrios y aberturas. 

Además, la detonación ocasionó la muerte de María Angélica Cueto (64), luego de que se le cayera un portón encima por la onda expansiva. Pablo Amaya, que en aquel momento tenía 16 años, sufrió graves heridas y debió ser operado de urgencia. En total, hubo 70 lesionados.

El depósito se encontraba ubicado sobre Avellaneda 2.971. Pero tenía un sector no habilitado, que funcionaba, según las pericias, de manera clandestina. Allí almacenaba material químico altamente inflamable y sin las medidas básicas de seguridad. El incendio se originó en esa parte de la fábrica.

Los bomberos comenzaron a combatir las llamas y a los pocos minutos ocurrió la primera detonación. Corridas y llantos en medio del enorme hongo de humo negro y fuego. Una imagen que los vecinos no olvidarán jamás.

Fuente: Cba24n

Te puede interesar