Sin acuerdo: el congelamiento de precios para 1.432 productos saldrá por una resolución de Comercio Interior

ECONOMÍA 20 de octubre de 2021 Por Fernando Meaños*
Y6LFWJJNBRGF7H2J4VKSBNGS3I

El gobierno publicará en el Boletín Oficial una resolución de la secretaría de Comercio Interior por la cual se establecerá un congelamiento de precios para 1.432 productos de la canasta de consumo masivo, que deberán ser comercializados con los valores que tenían al 1° de octubre pasado durante los próximos 90 días. El anuncio fue formulado por el secretario de ese área, Roberto Feletti, tras reunirse de urgencia con las cámaras empresariales que reúnen a los productores de alimentos y a los supermercadistas. De esta manera, se diluyó la posibilidad de un acuerdo entre el Gobierno y el sector privado para coordinar un nuevo listado de precios.

“Había una necesidad de intervención. Los números de Indec me avalan. En muchos casos hubo aumentos del 10 al 25% en la primera quincena de octubre”, señaló Feletti tras salir de esa reunión.

Para el funcionario, “no parece un gran esfuerzo para 60 empresas, muchas de ellas muy importantes, mantener los precios para estos productos. Hay vocación de la secretaría de seguir conversando y si hay márgenes de rentabilidad negativos, vamos a establecer correcciones”

Feletti señaló que “ni Copal ni las cadenas de comercializadoras rechazaron de plano la resolución”. Agregó que el organismo está “recibiendo inquietudes” por parte de algunas empresas, en su mayoría para pedir correcciones de precios.

Hasta este martes al mediodía, fuentes cercanas al secretario Feletti habían afirmado a Infobae su expectativa de llegar a un acuerdo que no implique establecer el congelamiento a través de una normativa como fue en el caso de Precios Máximos. Desde el sector empresarial, también se rechazaba esa posibilidad. Y si bien hubo declamaciones de ambas partes señalando buena disposición para el diálogo, no hubo acuerdo. Finalmente, el Gobierno siguió el camino de establecer el congelamiento por decreto.

Desde su asunción en Comercio Interior la semana pasada, Feletti había anticipado la medida bajo la forma de una disposición oficial. Pero con el correr de los días, su discurso incorporó la posibilidad de que el congelamiento forme parte de un acuerdo, algo que hoy quedó en la nada.

La reunión de ayer a la tarde tuvo como antecedente inmediato un comunicado de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios de Argentina (Copal), un texto de inusual dureza si se considera el tono habitual de las expresiones del sector privado. Feletti se lo hizo saber al titular de Copal, Daniel Funes de Rioja, durante la citada reunión.

“No ayuda el comunicado de la Copal; se lo dije a Funes de Rioja y dijo que pudo haber sido un error,” señaló Feletti.

La Copal había advertido en su mensaje que “en la convocatoria recibida no están garantizadas las condiciones para conciliar las posibilidades de los sectores frente al pedido de estabilización de precios”.

“Los acercamientos realizados hasta el momento reflejan la falta de voluntad por parte de las autoridades para realizar un acuerdo con el sector. Asimismo, se evidenció que, a pesar del esfuerzo realizado por las empresas en enviar sus propuestas de participación, las mismas no fueron tenidas en cuenta, así como tampoco fue considerado el pedido de generar un espacio de intercambio en lo inmediato, que permita clarificar las realidades y posibilidades de los distintos sectores y encontrar en conjunto un acuerdo sostenible”, dijo Copal en su comunicado.

“Los datos del Indec evidencian que no es la Industria de Alimentos y Bebidas (IAB) quien tracciona mayoritariamente en la inflación general. Muestra de ello es que el IPC de septiembre se incrementó un 3,5%, mientras que el IPC de alimentos y bebidas lo hizo por debajo de esta cifra, alcanzando un 2,9%. Lo mismo ocurre en el acumulado 2021, donde el IPC general alcanza un 37% mientras que el de alimentos y bebidas aumentó 36,6%”, agregó.

“El argumento de que la inflación se aceleró por los aumentos de la categoría de productos de alimentos y bebidas pierde sentido ya que existen otras divisiones cuyos precios crecen por encima del Índice IAB y del Índice General”, afirmó Funes de Rioja.

El dirigente expresó que “frente a la amenaza de la aplicación de la Ley de Abastecimiento y las manifestaciones sobre codicia, hay que reconocer que la industria no es la causa de la inflación sino que sufre sus consecuencias”.

“La realidad demuestra que las políticas de congelamiento de precios no logran resolver los desequilibrios macroeconómicos que dan origen a la inflación. Adicionalmente, resultan insostenibles ya que afectan el largo plazo para la continuidad productiva, dado que lleva a las empresas a producir a pérdida por no atender los innumerables aumentos de costos que viene afrontando el sector”, agregó.

“Estamos abiertos al diálogo, siempre hemos demostrado el esfuerzo para acompañar las iniciativas y programas planteados por el Gobierno en materia de precios, así como nuestro compromiso de abastecimiento de alimentos y bebidas a las familias argentinas”, concluyó Funes de Rioja.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar