Elecciones 2021: el 25-M se licita recuento provisorio tanto para PASO como generales

POLÍTICA Por Gabriel Morini*
Apertura de sobres definen ganador: Indra busca retomar proceso de conteo tras impasse de Smartmatic. Pliego similar a 2019 con más exigencia tecnológica. Dine recupera protagonismo. La oferta económica, crucial.
proceso-habra-nuevamente-dos-data-centers-la-tarea-cargar-los-datos-los-telegramas

Más allá de la condición epidemiológica por el coronavirus y de la discusión abierta en la política por las PASO, el cronograma electoral para este año comenzará con un primer hito: la apertura de sobres de la licitación, el 25 de marzo próximo, del conteo provisorio para el escrutinio de las primarias y generales. Por las condiciones especiales del pliego que el Gobierno puso en juego habrá nuevamente para esta puja dos empresas que se disputarán las operaciones. Indra –que busca retomar su hegemonía en la provisión de un servicio que lo tuvo como protagonista a lo largo de más de una década- y Smartmatic, a quien el gobierno de Cambiemos permitió el acceso a disputar ese negocio en los últimos comicios. Según las condiciones establecidas habrá continuidades y pequeños ajustes respecto a las exigencias a cumplir. Entre los principales, está el énfasis en la ciberseguridad y con el foco puesto en eventuales manipulaciones de la información que pueda circular en paralelo con las redes.

Sin embargo, la modalidad será similar a la de las de 2019: escaneo de los telegramas en cada uno de los establecimientos designados como lugar de votación (pueden contener varias mesas); transmisión instantánea hacia los dos data centers dispuestos para la carga; división en dos equipos que aleatoriamente cargan los mismos telegramas que ingresan; si coinciden ambos equipos los números aparecerán en la interfase pública y si no irán a un tercer equipo encargado de definir las incidencias. Un cambio relevante es el recupero de la licitación por parte de la Dirección Nacional Electoral (Dine), en lugar del Correo Argentino, como había sido cuando la administración de Mauricio Macri las llevó adelante. Una de las principales quejas para esta competencia fue que el macrismo, al abrir el juego hacia Smartmatic, le dio por “cumplida” la marca del estándar de 90 mil mesas escrutadas, incluyendo varias que para sus competidores habían sido severamente impugnadas y tuvieron incidencia en el resultado final.

Dentro de nueve días, la licitación se definirá tanto para las especificaciones técnica como para la oferta económica de lo que cada empresa que participe cotizará para realizar el conteo provisorio –que no tiene valor legal, sino que es informativo- y sirve para anticipar el conteo definitivo a cargo de la Justicia nacional electoral. Las condiciones adicionales que puede generar la pandemia y la definición de la autoridad sanitaria deberán estar contempladas, aunque el pliego es similar a los anteriores: es decir, podrían multiplicarse los centros de votación para aglutinar menor cantidad de mesas y así evitar afluencia importante de personas en los mismos establecimientos. Esa es una de las medidas que se evalúa.

Como las barreras de entrada para esta puja incluyen la realización de un demo previo, las firmas en condiciones técnicas y de envergadura para cumplimentarlas parecen quedar encapsuladas en una gran final entre Indra y Smartmatic. Esta última debería proveer, sin embargo, el mantenimiento de la red de transmisión de los scanners que habían sido comprados por el Estado durante la gestión de Andrés Ibarra en Modernización.

Para esta contienda, el Gobierno decidió que el peso económico de la cotización será definitorio. Respecto a lo técnico el balance es de 30/70% del peso puntuar la licitación. No hay una instancia de mejora de precios. Eso es también singular y coloca como definitorio lo que ocurra en los próximos días para definir qué empresa será encargada del conteo que, hasta ahora, incluye tanto las PASO en agosto como la general en octubre. Esta vez, tampoco habrá una conversión a dólares de los valores, por lo que la operación será totalmente en moneda nacional.

Desde Indra aseguran que todas esas cuestiones, sumadas a la solidez técnica le darán ventaja y se amparan en su confianza en el riesgo reputacional que está en juego. De hecho, y con el covid presente llevaron adelante otras elecciones en Galicia, en junio del 2020 y en Chile. Smartmatic, por su parte, se desentiende de las quejas sobre su performance, las sospechas por su actuación en Venezuela, Filipinas y El Salvador, y sostienen que la mejor prueba respecto a su capacidad fue lo que ocurrió en 2019.

Desde el Frente de Todos fueron muy duros respecto a una eventual manipulación del conteo provisorio. Obviamente todo quedó diluido en el resultado final. Sin embargo, existió un informe técnico sobre errores en el funcionamiento del sistema de agosto de 2019 realizado por la Dirección General de Tecnología del Consejo de la Magistratura, a cargo de Juan Franchino. Fue en respuesta a planteos de los apoderados del FdT, incluyendo a Graciana Peñafort y a Gerónimo Ustarroz. Se constató que hubo fallas en la visualización del sistema en la sala de veedores (donde estaba el Consejo), funcionó poco tiempo en las terminales asignadas a los fiscales y se dio de baja la aplicación que estos utilizaban. Pero principalmente, que a pesar de tener información disponible a las 21.15 de aquella jornada de PASO, la misma se dilató sin motivo hasta las 22.30. Recomendaron a Smartmatic que “mejore substancialmente la aplicación de consulta” y que la Dine realice pruebas previas.

 

 

* Para www.ambito.com

Te puede interesar