Tiene 12 años y está acusado de asesinato en Villa María

Julio Alfredo Sánchez tenía 61 años y era un personaje reconocido en la ciudad por diversos problemas. Apareció muerto en una fosa con golpes en la cabeza.
crimen-villa-maria-menor-detenido-molino

Los detalles del caso no dejan de sorprender. En la noche del lunes 21 de diciembre un hombre de 61 años fue hallado muerto en el predio del Molino abandonado, en Villa María, provincia de Córdoba.

La víctima fue identificada como Julio Alfredo Sánchez, una persona en situación de calle que pasaba sus noches en ese descampado cercano a las vías. Pero además, era un indigente “reconocido” en la ciudad y que hasta fue entrevistado por un medio de comunicación debido a sus problemas con el alcoholismo.

Sin embargo, uno de los datos más preocupantes está relacionado al único sospechoso del crimen. Es menor de edad y todos los elementos, por el momento, sólo lo vinculan a él.

12 años

Todo en la investigación apunta a que el asesino es un niño de apenas 12 años que ya fue “detenido”. Debido a su corta edad la causa quedó a cargo del Juzgado de Menores de Villa María, por lo que hay cierto hermetismo ya que rige secreto de sumario.

En un primer momento, cuando llegó la Policía, pudieron divisar que el cadáver de Sánchez estaba tirado en una fosa de dos metros de profundidad y tenía contundentes signos de violencia en su rostro, cabeza y espalda.

 Los elementos encontrados alrededor del cuerpo dan cuenta de que el hombre no se cayó, sino que recibió fuertes golpes. “Un elemento contundente de mampostería”, dijeron las autoridades sobre la pieza que se utilizó para el crimen.

La investigación

Un grupo de niños que pasaba por el sector del Molino abandonado fue el que dio aviso sobre la presencia del cuerpo sin vida. La fiscal Juliana Companys ordenó las primeras diligencias investigativas: cámaras de seguridad, testimonios y otras pruebas fueron las que pusieron al menor de 12 años como principal y único sospechoso del asesinato.

A partir de ese momento no se conocieron más detalles y tomó control de la causa el Juzgado de Niñez, Juventud, Violencia Familiar y Penal Juvenil de Villa María. La Voz pudo saber que el acusado quedó a disposición de la SENAF (Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia).

De todas maneras, la investigación continúa y todavía se debe demostrar si el niño fue el responsable del crimen o el culpable aún está prófugo.

Fuente: El Doce

Te puede interesar