"Compren dólares hasta empacharse": la advertencia de un conocido consultor

ECONOMÍA Por Heretz Nivel
Según el analista Salvador Di Stefano, el gobierno se obsesiona por mantener a raya al tipo de cambio y terminará soltando más dólares para la venta
498555

El economista y consultor Salvador Di Stefano, un analista con prédica sobre el sector del agro de Santa  Fe, realizó un alarmante análisis sobre la realidad del dólar en la Argentina.

Según el experto, "el Gobierno se obsesiona por mantener a raya el tipo de cambio" y actúa con "un fanatismo increíble" para sostener la paridad actual. Y que por eso existe el riesgo de que se decida a lanzar un "Hot Sale" de dólares para que los ahorristas "compren hasta empacharse". Todo esto, a causa de la "ilusión" de que el actual precio de la divisa estadounidense es "saludable para el país".

Di Stefano anticipa que si no se define una "devaluación real" y se continúa con las medidas actuales, todo terminará en mayor endeudamiento y descapitalización del Banco Central.

Las exportaciones no alcanzan

"El gobierno está en un escenario de fanatismo increíble, desea contener al tipo de cambio, ya que cree que la actual paridad es saludable para el país. Debatir la paridad sin mirar los volúmenes de exportación, es como jugar a la play, y creer que cuando saltás al césped vas a jugar bien al fútbol. Nada tiene que ver con nada", argumenta el economista.

Y agrega: "El valor del dólar oficial se construye en el mercado libre y único de cambios, en donde la demanda de dólares es altísima por el dólar ahorro, las importaciones y los giros al exterior en concepto de pago de intereses o amortizaciones de deuda. La oferta de dólares proviene de la exportación, llegada de nuevo financiamiento o inversión directa. Dado los avatares de la política argentina, en esta oportunidad la oferta está solo centrada en la exportación. Nadie nos presta e invierte en nuestro país".  

El problema que advierte Di Stefano es que este año las exportaciones vienen en baja. "En el año 2019 las exportaciones fueron de u$s65.116 millones (...). Creemos que para fin de año las exportaciones se ubicarían en torno de los u$s58.000 millones, esto implica que no ingresarán demasiados fondos en este concepto", detalla el experto, muy consultado por empresas del sector agropecuario.

El dólar y la necesidad de devaluar

"El Gobierno se obsesiona por mantener a raya al tipo de cambio, para ello vende dólares a destajo en los mercados de futuro, convalidando tasas del 55% anual. Si sigue por ese camino sin obtener éxito, la tasa seguirá escalando, y no tendrá más remedio que subir la tasa de interés pasiva que pagan los bancos. Si ello ocurre, subirán las tasas de interés activas y el crédito pasará a ser muy caro para los emprendedores y público en general. Si estás por sacar un crédito, apurate", advierte Di Stefano.

El economista cree que "el Gobierno va en busca de un dólar social (dólar bajo), es decir aquel que trate de satisfacer al consumidor, no empuja a la suba la inflación y, por lo tanto, mejora la capacidad de compra del asalariado".

Pero aclara que la idea oficial no resulta ajustada a la realidad. "Esto se hace muy difícil en el actual contexto económico que necesitamos un dólar productivo que sea elevado, pero no por efecto de una devaluación nominal, sino que debería trabajarse en una devaluación real, que opera cuando el Estado baja los impuestos y el gasto público".

"Las devaluaciones nominales no son efectivas en Argentina, toda devaluación nominal del tipo de cambio se traslada a precio, genera un fuerte aumento de la inflación y le quita competitividad a los productos que exporta Argentina. Necesitamos una devaluación del tipo de cambio real", explica. 

"El mago Martín"

Di Stefano también señala que que el Gobierno comete errores que tendrán graves consecuencias para el Estado en su intengo de lograr la estabilidad del dólar.

"El gobierno desea recurrir a la magia para contener al tipo de cambio, para ello en el último canje de deuda, le permitió al Banco Central canjear algunos títulos que tenía en su poder por títulos públicos con mayor liquidez. De esta forma, el Banco Central podría vender estos títulos en el mercado y controlar el tipo de cambio".

Y advierte: "El Banco Central tiene los títulos públicos cotizados a valor de mercado, si procede a su venta en las circunstancias actuales, perderá el 50% de su valor, lo que traerá como consecuencia no deseada una pérdida patrimonial al Banco Central".

"Los títulos en manos del Banco Central son una deuda intra estado, y si los vende se transformarán en deuda privada, generando el mismo efecto que generaba Mauricio Macri cuando tomó deuda a destajo y financió el déficit fiscal entre los años 2016 y 2017. Esto implicaría elevar el riesgo país generando un efecto negativo sobre la captura de financiamiento en el sector privado", detalla.

"Recurrir a la venta de títulos en manos de la Anses o el Banco Central para sostener al dólar, es más grave que tomar deuda en los mercados internacionales, ya que nos endeudamos y descapitalizamos al mismo tiempo", añade.

Según Di Stefano, no se debe recurrir a la "magia", sino operar sobre los problemas estructurales: "El enorme gasto público, la alta presión tributaria, la falta de inversiones y escasez de exportaciones".

¿Un Hot Sale de dólares?

Para el economista, el capricho de mantener el tipo de cambio derivará en una estrategia alocada del gabinete económico nacional.

"Por lo visto, el Gobierno ingresará en la etapa Hot Sale de dólares, compren hasta empacharse. Como dice el tango las cuarenta, toda carta tiene contra, y toda contra se da. La magia es una ilusión, el dólar bajo también. Tarde o temprano, el peso volverá a devaluarse, por una sólida y única razón, es imposible gastar más de lo que ingresa, y al mismo tiempo revaluarse contra las monedas del mundo", alerta Di Stefano.

Con información de www.iprofesional.com

Te puede interesar