Carolina Castro, de la UIA: “La ayuda del Estado va a tener que seguir porque no vemos una reactivación inmediata”

ECONOMÍA Por Heretz Nivel
La dirigente de la entidad industrial participó de la celebración del 9 de Julio en Olivos con el presidente Alberto Fernández y representantes de los sectores empresarios y los sindicatos
UIA

Luego de las repetidas fotos de las reuniones del presidente con grupos de empresarios y sindicalistas hombres, sin presencia de mujeres, en el acto de conmemoración del 9 de Julio que se celebró el jueves sorprendió la participación de Carolina Castro, prosecretaria segunda de la Unión Industrial Argentina (UIA).

“La novedad de la foto de ayer es que había una mujer, enhorabuena, y muestra este espíritu de empezar a consensuar ideas”, explicó Carolina Castro, en diálogo con Luis Novaresio en Radio La Red. “Viene un momento muy propicio donde estamos empezando a poner la cabeza menos en la emergencia y más en cómo reactivamos la economía”.

La dirigente empresaria destacó la necesidad de que el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción, por el cual el Estado paga una parte del salario de las empresas privadas, se extienda. “Lo que se hizo fue importante y las empresas pudieron pagar. La ayuda va a tener que seguir en el tiempo porque no estamos viendo que la reactivacion sea inmediata y rápida”, destacó.

“Me preocupa que no haya un debate al interior de la política respecto de los consensos que necesitamos para salir. Porque la salida no va a depender de un Gobierno y de una administración”, dijo Castro.

Castro recordó que la UIA presentó un plan de reactivación con seis ejes como un aporte en la mesa de la discusión entre el Gobierno, empresarios y sindicalistas. “Llegamos todos a esta crisis, Gobierno incluido, sin hoja de ruta por el hecho de que ha sido un nivel de disrupción masivo global muy importante. Frente a eso, el Gobierno reaccionó muy rápidamente en los sanitario y después con un plan depara la emergencia con el IFE para los sectores vulnerables y el ATP para las empresas y el empleo. El ATP se pensó en un momento distinto y el Gobierno luego se dio cuenta que la ayuda tenia que ser para todas las empresas, de todos los sectores y tamaños, y lo corrigió. Ese ATP es clave”, agregó.

De acuerdo con la empresa, sin el ATP el problema de empleo hubiese sido más graves. En un año, detalló, se perdieron 300.000 puestos de trabajo, pero la mitad se concentró en el último mes, producto de la pandemia.

Si bien, el Gobierno invirtió un 4% del PBI en la ayuda durante la pandemia, mientras otros países llegaron hasta el 20% o 30%, Castro recordó que las finanzas del Estado venían ya muy complicadas en el medio de una renegociación de su deuda, en términos recesivos y con una mochila muy pesada que disminuyó su capacidad para reaccionar.

La empresaria también se refirió a la situación del sector automotriz, luego de que se conociera que varias compañías —Axalta, Saint Gobain y BASF— se irán de la Argentina o mudarán una parte de su producción a otros mercados. “Hay gran preocupación. Es un proceso que se viene dando algunas años. Pero fue notorio en las últimas semanas varias empresas anunciaron que van a dejar de producir en la Argentina. Es un problema porque la industria automotriz funciona como cadena de valor; tenemos que tener diferentes componentes que se producen en la Argentina. Una parte necesariamente tiene que ser nacional”, agregó.

La producción local de autos alcanzó su pico máximo en 2011, con 829.000 unidades, y desde ese momento se viene reduciendo. “Hay pocas excepciones, algunas terminales que producen pick-ups que mantienen sus niveles de producción y que logran exportar, pero hay muchas otras están complicadas, con algunos proyectos que se están cayendo”, destacó.

“El sector automotriz genera empleos. Es deficitario en la balanza de pagos pero nos iría mucho peor sin industria porque lo que habría que importar es mayor. Esperamos que el Gobierno tome nota de estas desinversiones”, indicó Castro, que fue secretaria Pyme durante la gestión de Mauricio Macri.

Con respecto a la “grieta” que se viene manifestando en las últimas semanas y que se vio reflejadas en marchas contra el Gobierno, la empresaria consideró que es un momento para ser más mesurados y dialogar mejor.

“Las democracias tienen un sistema, maneras de dialogar y consensuar políticas de fondo, entre todos. Se necesita mesura y que cada una de las partes haga su aporte. La UIA llevó a la reunión políticas concretas para la reactivación, después necesitamos que la política las tome y las debate en serio”, opinó.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar