Si se mantiene el aumento del 15% en las exportaciones de carne hasta fin de año, podrían ingresar USD 100 millones más

ECONOMÍA 20 de septiembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
MPBLXWDTPNHXFMDUPMQYWJBU4A

En las últimas semanas se anunció una flexibilización en las exportaciones de carne vacuna, que están restringidas hasta el 31 de diciembre del año próximo debido a la prohibición de exportar los 7 cortes de mayor consumo en el mercado interno, entre ellos el asado, matambre y vacío. La Secretaría de Agricultura dispuso aumentar el volumen exportable de carne en un 15% o 4.500 toneladas peso-producto por mes, tras los incesantes reclamos de la dirigencia agropecuaria y frigorífica.

De ser así, habrá un impacto positivo no solo para la actividad, sino también para las arcas del Banco Central, aún sedientas de dólares. Según estimaciones del economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), David Miazzo, teniendo en cuenta un precio promedio de la tonelada de USD 5.500, el ingreso por ese cupo de 4.500 toneladas equivaldría a unos USD 24,75 millones más por mes. Si se tiene en cuenta que podría continuar hasta fin de año, el ingreso extra sería cercano a los USD 100 millones y las exportaciones del sector podrían concluir 2022 con un monto en torno a las USD 3.600 millones.

“Ese sería el impacto que podría tener esta apertura. Hay que ver bien cómo está el mercado, porque han desaparecido los importadores de China y eso podría hacer bajar los precios, pero se puede hablar de esta cifra”, comentó el economista, quien además señaló que el 15% otorgado en septiembre se suma a otra flexibilización anterior del 10% que se anunció en agosto.

La razón por la cual el Gobierno concedió tal apertura ya que “los exportadores mostraron que estaban acumulando stock que el mercado interno no estaba consumiendo y a partir de eso es que se terminó habilitando este porcentaje. De hecho, hace varios meses que viene creciendo el porcentaje de carne exportada sobre la producción total. En los últimos meses esa participación se ubicó en torno al 30%, luego de posicionarse tras las restricciones cerca del 24%”.

Además, el economista de FADA planteó que actualmente “el consumo interno está muy deprimido por la pérdida del poder adquisitivo” de la población y también donde el precio de la carne viene “desde abril a esta parte aumentando por debajo de la inflación, atrasándose tanto el precio del gordo (animal de consumo) como de la carne al mostrador. Si bien hay que ver qué sucede en diciembre, porque suele ser un mes complicado y puede darse un repunte en el precio que habilite un cuestionamiento respecto a si las flexibilización de la exportación sigue o no, hasta ese momento creo que va seguir y ese tiene que ser el camino: lograr una mayor flexibilización hasta levantar totalmente las restricciones”.

Más opiniones

Para el consultor ganadero, Victor Tonelli, el ingreso de divisas podría ser aún mayor, ya que estima un precio promedio de USD 6.000 por tonelada, lo que daría como resultado exportaciones extra por USD 27 millones mensuales. Ahora bien, si esta cifra se mantuviera durante todo un año, el ingreso extra podría representar unos USD 300 millones. Asimismo, no ve complicaciones para que la apertura continúe, ya que “la oferta disponible de carne excede ampliamente el poder adquisitivo del consumidor. Existe el suficiente volumen de carne para que esto se lleve a cabo y pueda ser aún más sin ningún tipo de inconveniente, porque sobra carne en el mercado interno”.

No obstante, Tonelli realizó críticas a las formas en la que el Gobierno flexibilizó la venta externa de carne vacuna. “En realidad, ese cupo es ‘fantasma’, porque no responde a ningún decreto o resolución, sino que responde a un acuerdo privado entre el Gobierno y los exportadores. Entonces, como no existe un registro concreto de cuánto, a quién y cuándo, el que sea 15%, 5% o 50% el aumento, es una cuestión de fe. Sería fantástico que el Poder Ejecutivo, ya que ha hecho un cupo administrado no formal, lo publicara para que pueda haber un seguimiento y haya transparencia. De modo tal que cuando a mi me dicen que es el 15% sobre 30.000 toneladas peso producto, son 4500 toneladas más, pero sobre una base fantasma”, comentó.

Nueva apertura

Especialistas del mercado ganadero Rosgan publicaron un informe a través de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) donde dan cuenta de que la cadena cárnica se encuentra apta para mantener esta flexibilización debido al nivel de faena, la cantidad de cabezas encerradas y el peso promedio de faena, datos que hacen prever una buena oferta de carne para ambos mercados. Por ejemplo, en agosto la faena fue de 1,23 millones de cabezas faenadas. lo que significó un repunte mensual e interanual importante, ubicándose como el 7º mejor agosto de los últimos cuarenta y tres años y un acumulado en lo que va del año de 8,83 millones de cabezas, un 3,1% respecto al mismo período del año anterior.

En tanto, los datos provisorios del Senasa en base a la cantidad de animales trasladados con destino a frigorífico, muestran un mes de agosto superando en casi 10 puntos los traslados de julio, mientras que por otra parte, hay “muy buenos datos de encierre en feedlots, que permiten proyectar para los próximos meses una oferta de hacienda terminada potencialmente mayor a la registrada el año pasado.

Por lo tanto, en base a los registros actuales y con suficiente oferta de hacienda gorda asegurada para los próximos meses, es factible esperar un nivel de faena arribando a los 13,5 millones de cabezas anuales, unas 500 mil cabezas más que las faenadas en 2021 y apenas 5% menos que en 2020, año de procesamiento récord, sin restricciones. Con esa faena proyectada y sosteniendo el actual peso medio obtenido por res de 231,5 kilos, “la producción de carne vacuna podría estar aportando este año más de 3.100.000 toneladas, equivalente res con hueso, volumen ya muy próximo al récord alcanzado en 2020, pero con una menor extracción”.

Desde el punto de vista de la oferta, “de sostenerse esta ampliación de cupo hasta fin de año, la exportación podría estar absorbiendo cerca de 950.000 toneladas anuales, es decir 30% de la producción total, un porcentaje muy superior al límite 24% esbozado por el gobierno como objetivo de ordenamiento del mercado, y el cual ha demostrado no alterar per se el nivel de abastecimiento local”, culminó el informe.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar