Alejandra Vigo, esposa de Schiaretti, lanza su candidatura a intendenta de Córdoba

6265f5735336a_940_529!

Definido que el intendente Martín Llaryora será el candidato del peronismo a suceder a Juan Schiaretti en la gobernación, la preocupación en el PJ cordobés ahora pasa por saber quién reemplazará al titular del Palacio 6 de Julio.

 

Y ahí, los nombres que sonaron en las últimas semanas son tres: el viceintendente Daniel Passerini; el secretario de Gobierno, Miguel Siciliano; y el secretario de Transporte, Marcelo Rodio. Sin embargo, ninguno de los tres se acerca en números de conocimiento o intención de voto al radical Rodrigo de Loredo, el hombre por el que apuestan en un sector importante de Juntos por el Cambio para recuperar Córdoba Capital.

Por lo tanto, ahora en la agenda del peronismo mediterráneo está poner en carrera nada más ni nada menos que a la senadora Alejandra Vigo, esposa de Schiaretti y dueña de la botonera en el PJ de la capital cordobesa.

El sector que responde a Vigo prepara el lanzamiento de la primera dama provincial para las próximas semanas y según afirman en el entorno de la senadora a LPO: "Ninguno de los que está lanzado por dentro del peronismo se despega". En otras palabras, reconocen que nadie lidera encuestas ni opaca el crecimiento de De Loredo en la capital.

 

Algo que también preocupa al Panal porque la intención de Schiaretti y Llaryora es pegar la elección provincial con la municipal en el 2023.

 

En la semana que pasó, hubo una reunión de la mesa de Vigo y definieron no solo lanzamiento sino también empezar a cerrar filas. "Observan que hay dirigentes en las seccionales que empiezan a irse con Llaryora o, lo que es peor, con (Luis) Juez", confió el fin de semana un funcionario municipal a este sitio.

Lo que empiezan a decir en el viguismo es que el sector "hizo mucho para que Llaryora sea intendente y también aportó dirigentes a la gestión". Lo primero, se refiere a la campaña 2019; lo segundo, a lo que vino después, con algunos funcionarios en la primera y segunda línea del gabinete municipal. Algunos ejemplos de ello son el secretario de Políticas Sociales, Raúl La Cava y la secretaria de Género, Sandra Trigo.

 

Igual, el joystick de Vigo llega también a otros sectores en el ámbito provincial. En el gabinete de Schiaretti, el ministro de Vinculación, Paulo Cassinerio, y las ministras de la Mujer y de Empleo, Claudia Martínez y Laura Jure, también reportan a la senadora.

 

Lo que además se replica en la Legislatura con Leonardo Limia, Diego Hak y Nadia Fernández, tres de los legisladores provinciales que también tienen línea directa con la primera dama provincial.

De todas maneras, los sectores críticos que tiene Vigo dentro del peronismo achacan los antecedentes con ella como candidata. Derrota en 2011 como compañera de fórmula de Héctor 'Pichi' Campana para la ciudad, traspié en 2017 secundando a Llaryora para Diputados (derrota contra Héctor Baldassi y Cambiemos) y caída en 2021 para el Senado frente a Juez.

 

El viguismo saca la victoria como legisladora a la Capital en 2019, banca a la que renunció, pasó por el Ejecutivo y desde el año pasado se convirtió en los ojos de Schiaretti en el Senado.

 

El presente la encuentra a Vigo en la disyuntiva entre seguir en el Senado para lo que viene o lanzarse en busca de un viejo anhelo propio y de la militancia que la sigue: el despacho principal del Municipio.

Fuente: LPO, sobre una nota de Gabriel SILVA

Te puede interesar