Qué vio el primer médico que llegó a la escena del crimen de Nora Dalmasso

JUDICIALES Por Ramiro FORTIS
crimen-nora-dalmasso

De inmediato supo que estaba frente a un cuadro complejo. El médico cardiólogo Guillermo Amuchástegui fue uno de los primeros en llegar a la vivienda donde asesinaron a Nora Dalmasso en Río Cuarto. Por su profesión, constató la muerte de la mujer de 51 años. Junto a él había otros testigos.

Amuchástegui vive a 300 metros de la casa donde mataron a Dalmasso en el barrio Villa Golf. Recordó que con el viudo Marcelo Macarrón tienen una relación de amistad desde la época de estudiantes de medicina.

Cuando descubrieron el cuerpo de Nora, la tarde del 26 de noviembre de 2006, decidió convocar a uno de los médicos forenses de confianza: Guillermo Mazzuchelli. Éste trabajó junto a sus colegas Virginia Ferreya y Martín Subirachs. "Hablo para que venga él también porque parecía que el tema era bastante grande", explicó el cardiólogo.

Amuchástegui admitió que a simple vista no pudo confirmar que Dalmasso se hubiera suicidado. Esa hipótesis la descartaron definitivamente en la autopsia, indicó.

Qué le dijo Macarrón

El cardiólogo contó que en ese momento habló por teléfono con Macarrón. El viudo que afronta el juicio en su contra le pidió a su vecino y amigo que averiguara qué pudo haber sucedido.

Amuchástegui describió que el cuerpo de la víctima estaba cubierta con una sábana en las piernas, pero sus partes íntimas se encontraban descubiertas.

Aclaró que no presenció toda la tarea de los forenses porque tuvo que acompañar a Juan Dalmasso, el hermano de Nora, a comunicarle la noticia al padre de ellos.

El rumor del amante

La declaración del médico volvió a incorporar la versión de un amante que le adjudicaban a Nora. Reconoció que el rumor de una relación sentimental entre Dalmasso y Rafael Magnasco comenzó a circular días antes del crimen.

El chisme llegó a la clínica en la que trabaja, reveló Amuchástegui. Aseguró que después del asesinato le llamó la atención la instalación de los comentarios sobre la vida extramatrimonial de la víctima. Otra pista que terminó desestimada en el expediente.

En la audiencia respondió consultas sobre Michel Rohrer, el empresario agropecuario examigo de Macarrón al que le apuntan los hijos del imputado. Admitió que compartió varios eventos con el "francés". Describió que era un "bromista", que con frecuencia levantaba a las mujeres sobre sus hombros o las tiraba a la pileta. En los mismos detalles repararon otros testigos que participaron de las mismas fiestas.

Dónde estuvo Rohrer

A través de dos testigos buscan acreditar que Rohrer estuvo en Buenos Aires entre la noche del 24 de noviembre y la madrugada del sábado 25, cuando le dieron muerte a Dalmasso.

Guillermo Gonella y Ricardo Araujo fueron citados para declarar en el juicio que tiene como único acusado a Macarrón. Dos testimonios previos afirmaron haber visto el auto del empresario rumbo hacia Río Cuarto a alta velocidad en esa fecha.

Rohrer tenía por entonces un Audi A4 rural de color gris. Sólo había dos con las mismas características en Río Cuarto. Uno pertenecía al empresario y el otro a Gonella, el testigo llamado a prestar declaración en la Cámara Primera del Crimen.

La situación de Rohrer además se vio comprometida por otras exposiciones. El "perejil" Gastón Zárate contó que vio al "francés" tomar café con Nora en la casa de Villa Golf, en ausencia de Macarrón.

Facundo Macarrón, hijo de la víctima y del imputado, también deslizó que Rohrer estaba enomorado de su madre y que en una oportunidad los encontró besándose en el jardín del hogar.

Fuente: Cba24n

Te puede interesar