Avanza la causa por arreglo de partidos de Barracas Central: un fiscal federal abrió la investigación

DEPORTES Por Daniela ZETA
descarga

La Justicia Federal, a través del fiscal Sebastián Bringas, abrió formalmente una investigación por la denuncia penal del abogado Javier Ferreira por las presuntas dádivas que se habrían pagado a jugadores de Villa Dálmine para dejarse ganar en el decisivo partido ante Barracas Central, club ligado al presidente de AFA, Claudio "Chiqui" Tapia.

Este hecho, agregado a las sospechas por el arbitraje en los partidos del Guapo, hacen que los jugadores de Villa Dálmine hayan quedado en la mira, después de enfrentar al club que tiene como presidente a Matías Tapia, hijo del presidente de la AFA. La demanda de Ferreira apuntó tanto a la autoridad máxima del fútbol argentino, Claudio Tapia, como a los jugadores de Dálmine y dirigentes de Barracas Central por dar y recibir coimas en detrimento de las leyes deportivas.

Asimismo, acusó al Ministerio de Turismo y Deportes -autoridad de aplicación de sanciones para casos como éste- de hacer “la vista gorda ante estas graves denuncias”. Ahora, Bringas ordenó dar inicio a la investigación y pidió reunir diversas pruebas para determinar si los jugadores de Dálmine aceptaron sobornos por dejarse perder. 

Por un lado, citó como testigos por sus declaraciones públicas a Basualdo y al DT Franchini, y pidió que aportaran lo que supieran por la pelea entre los jugadores de Dálmine. Por el otro, solicitó el informe del partido que hizo el árbitro Pablo Dóvalo, más la lista de jugadores que compitieron en el torneo y los designados para ese partido.

El caso tomó conocimiento público cuando el director técnico del Violeta Marcelo Franchini y el exfutbolista José Pepe Basualdo, vinculado a ese club, hablaron del tema. “Hoy era el último día de entrenamiento, había un malestar dentro del grupo y por eso di por finalizado el ciclo 2021. Se habla y se habló mucho sobre esas situaciones. Fue una semana muy complicada. La verdad, lastima mucho”, aseguró Franchini.

“Me enteré que hubo una votación entre jugadores para determinar quién iba para adelante y quién para atrás. Insólito. Muy grave todo lo que me llegó. Muy grave la situación. Algo se olfateaba en el ambiente, si es realmente todo como se dice y como salió, la verdad es que es muy lamentable que mi equipo esté involucrado en esta situación. Creo que ganó un punto la votación para ir para adelante. Fue en vano igual porque teóricamente regalaron el partido”, sostuvo Basualdo.

“Hoy estamos acá para salir a desmentir todos los dichos que han salido durante esta semana. Nosotros como equipo hemos salido a ganar este partido como lo hicimos durante todo el torneo”, se defendió el arquero de Dálmine, Emanuel Bilbao.

Fuente: Noticias Argentinas

Te puede interesar