Detectaron pólvora en la ropa de Chano Charpentier: qué pasará con el policía que le disparó

chano-charpentier

En la noche del pasado 25 de julio, Chano Charpentier fue baleado por Facundo Amendolara, policía de 27 años de la provincia de Buenos Aires, en un confuso episodio que ocurrió su casa en el barrio privado Parque La Verdad. 

Por este hecho, el músico estuvo internado 18 días en el Sanatorio Otamendi. Debieron extirparle el bazo, un riñón y parte del páncreas. Luego fue trasladado a un centro terapéutico por sus adicciones.

Amendolara fue imputado por lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por haber sido cometidas por un funcionario policial, que prevé 15 años de prisión.

Este miércoles, se conocieron los resultados de las pericias ordenadas por la Justicia que podrían cambiar el curso de la causa y favorecer al agente que baleó al exlíder de Tan Biónica.

En el informe realizado por Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses de la Procuración bonaerense se detalla que encontraron restos de pólvora en una campera de Chano Charpentier.

 Por qué el resultado podría favorecer al policía

Según concluyeron los peritos, había presencia de partículas características de GSR (plomo, bario y antimonio) y "a medida que la distancia entre el individuo muestreado y el punto de detonación es menor, la concentración de residuos GSR respecto de las partículas ambientales se hace mayor". 

Esto significaría que el disparo se realizó a una distancia de entre 50 y 70 centímetros: la defensa sostuvo que es un signo de que Amendolara se defendió cuando iba a ser atacado por el músico.

"Con esto se acredita lo que dijimos respecto de la distancia (desde donde se disparó) y el peligro del cual se tuvo que defender Amendolara", indicó el abogado Fernando Soto a Télam.

Además, insistió en que coincide con la declaración de los testigos, quienes aseguraron que la distancia entre el agente y Chano era de entre 1.50 y 2 metros entre sí. 

"Esa distancia, restado el brazo y el cuerpo estirado del policía con el arma en la mano, deja un espacio total de entre 50 y 70 centímetros entre el cuerpo y la boca del cañón, que es desde donde sale el disparo".

Con estas pruebas, Soto pedirá el sobreseimiento del imputado al considerar que actuó en legítima defensa. 

Fuente Hoy Dia Cordoba

Te puede interesar