INDEPENDIENTE GANÓ EN ROSARIO Y SUMÓ SU TERCER ÉXITO EN FILA

DEPORTES 06 de marzo de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
Dicen que una victoria llama a otra victoria. También se puede afirmar que un éxito le abre las puertas a una mejor actuación. Y que el juego en alza permite la consolidación.
descarga

 Aunque es prematuro afirmarlo, Independiente va cumpliendo esas etapas. Tras su mal debut con Lanús, en el Rojo se imponía un triunfo. Era más necesario que el agua. Lo consiguió en Paraná y luego en el Libertadores de América, con un Gimnasia muy superior a sus anteriores expresiones futbolísticas, volvió a sumar de a tres con una mejor versión. Ahora, el equipo de Falcioni tenía una prueba de fuego; no por lo que representa Newell´s, que atraviesa un momento pobre sino por lo duro que fue históricamente en su estadio. Y el equipo de Avellaneda elevó claramente su nivel en los primeros 45 minutos a tal punto de conformar la mejor actuación en la segunda etapa del Emperador, que le permitió conseguir un triunfo inobjetable aunque sufrido (2-1) que,  menos hasta que juegue Vélez, lo depositó en la punta de la Zona B junto a los de Pellegrino.

 
Hay un Independiente más convencido de sus fuerzas, que quiere sacarse de encima los cuestionamientos sobre su postura en el campo. En el primer tiempo se plantó en campo Leproso, con actitud y buen juego. Además, tuvo valores en un nivel importante y eso potenció su superioridad ante un rival que sólo se ilusionó, vaya paradoja, con algún lanzamiento de Pablo Pérez. 

Lucas González clarificó el juego, Palacios y Menéndez estuvieron enchufados, Bustos fue salida permanente y hasta el Chino Romero entró en el circuito de juego. Por eso no sorprendió la distancia de dos goles con que la visita se fue al descanso. Abrió el partido con una definición de Palacios entre las piernas de Aguerre (gran habilitación de Romero) y empezó a asegurarlo con una hermosa combinación Menéndez-Bustos que éste último definió con clase, picándosela al arquero.

 
Pero en el complemento Independiente pareció sentir el desgaste, se tiró veinte metros atrás y le dio a un flojo Newell´s la chance ilusionarse. El lateral Llano tuvo el descuento en posición de 9 y luego Sosa le tapó una entrada libre a Cristaldo (entró por Alexis Rodríguez). De tanto insistir y ante un Rojo (vestido de blanco) conservador, llegó casi de la nada el descuento de Maxi Rodríguez. Y el cierre fue dramático. ¿Tenía necesidad Independiente de sufrir tanto? Evidentemente no. Pero igual hay cosas para destacarle: su gran primer tiempo, el tercer éxito consecutivo y la punta de su zona.

Fuente: Depo.com.ar

Te puede interesar