Villa Urquiza: lo apuñalaron por robar un celular, murió y se desató una batalla campal

POLICIALES Por Ramiro FORTIS
El presunto ladrón y el agresor eran conocidos del barrio y habían hecho una mudanza juntos. El momento de la agresión fue capturado por una cámara de seguridad.
robo-celular-cordoba-villa-urquiza-puñalada-mortal

En la mañana del sábado, Matías Ezequiel Burique (16) y Rubén Mariano Carnero (33) ayudaron a un vecino a realizar una mudanza en barrio San Ignacio, al lado de Villa Urquiza, en la ciudad de Córdoba. Ambas personas son conocidas del barrio y pertenecen al mismo grupo de amigos. 

El de mayor edad, dejó su teléfono celular dentro de su auto mientras realizaba la tarea, pero al regresar, el teléfono no estaba. En ese momento, se dirigió a la Unidad Judicial 22 (Duarte Quirós 3901) para denunciar el robo del aparato y señaló al menor como sospechoso. 

Después, fue a la casa de su hermana, sobre la calle José Ramón Figueroa al 200, y mientras estaba allí llegó el menor señalado a reclamarle por haberlo denunciado. En ese momento, comenzó una pelea en la vereda entre los dos hombres que terminó cuando el adolescente cayó al piso tras recibir una puñalada en el costado derecho del tórax. 

 
El momento de la agresión fue registrado por la cámara de seguridad de un vecino. En el video, al que accedió en exclusiva el programa Total es sábado que se emite por El Doce, se puede ver el momento en el que el agresor saca el cuchillo y se desata la pelea mortal.

Según indicó La Voz, mientras Carnero se subía a su auto y desaparecía de esa zona, otros allegados al adolescente comenzaron a llamar a una ambulancia mientras intentaban reanimarlo. En la espera, al ver que el joven de 16 años ya no reaccionaba, lo subieron a un auto particular y lo llevaron al cercano Instituto Modelo de Cardiología, donde fue ingresado ya sin vida.

Batalla campal

Tras el crimen, en la cuadra se desató un caos entre los vecinos. Un grupo de allegados a Burique intentó atacar una vivienda de familiares de Carnero, por lo que arribó al lugar la Guardia de Infantería. Volaron cascotazos y aumentó la tensión ante la presencia policial. Hay allanamientos en diferentes puntos de la ciudad en procura de su detención, ya que la fiscalía de turno libró una orden de captura en su contra.

Asimismo, el vecino que aportó las pruebas de video recibió una lluvia de piedras en su casa y se encuentra con guardia policial. 

Fuente: El Doce

Te puede interesar