Desesperante situación por la bajante del río Paraná

El nivel continúa bajando y este jueves alcanzó solo 8 centímetros en Rosario. Un geólogo advirtió sobre el peligro que representa caminar o circular con un vehículo por la laguna Setúbal de Santa Fe.

El río Paraná experimenta desde hace semanas una de las bajantes más importantes de los últimos 50 años, afectando las costas de varias provincias y generando numerosos inconvenientes, en especial para el tráfico fluvial y el movimiento comercial.

El nivel sigue bajando y la situación es cada vez más desesperante: luego que el martes fuera de 28 cm. y el miércoles de 16 cm., este jueves alcanzó los 8 centímetros en Rosario.

 

"Estamos esperando cómo evoluciona todo lo que es la línea respecto a la alta y media cuenca, hasta llegar acá con la liberación de las distintas represas. Y también la evolución meteorológica, que no ha sido favorable porque hay muchos pocas lluvias en la zona", dijo el integrante de Prefectura Naval, Walter Rosende.

Ante la situación, el geólogo Carlos Ramonet advirtió sobre el peligro que representa caminar o circular con vehículos por el lecho de la laguna Setúbal.

 

"Hay sectores que uno cree que tiene la misma capacidad portante, pero es sólo una pequeña lamina de 10 o 20 centímetros de espesor que está seca. Uno puede caminarse y hundirse, lo mismo para los vehículos. Conocemos casos que quedaron encajados", indicó en diálogo con Cadena 3.

Ramonet, además, señaló que habrá cada vez más riesgo de desmoronamiento a medida que progrese la bajante. "Acercarse es un riesgo", subrayó en referencia a la afluencia de personas que se vieron en la zona durante el fin de semana.

 

La dramática situación que se vive en distintas zonas, sobre todo en las portuarias, llevó a que este lunes la empresa Itaipú Binacional finalmente abriera las compuertas de la represa hidroeléctrica ubicada entre Brasil y Paraguay.

Según afirmó la empresa a través de las redes sociales, el caudal vertido promedio fue de 474 metros cúbicos por segundo, con un máximo de 1.376 metros cúbicos por segundo. El agua fue liberada durante 8 horas y media, entre las 0.45 y 9.15 del lunes.

Si bien los especialistas aseguran que la reapertura de las compuertas no será suficiente para que el caudal del río vuelva a su nivel normal, el accionar pretende facilitar la navegación y posibilitar la reactivación del dinamismo comercial en la hidrovía Paraguay-Paraná, afectada por la crisis hidrológica.

Fuente: Cadena 3

Te puede interesar