El Gobierno toma distancia del proyecto K para estatizar acciones de empresas asistidas por la pandemia

POLÍTICA Por Heretz Nivel
Desde el entorno del Presidente aseguraron que la iniciativa de la diputada Fernanda Vallejos “no se estudió en el Gobierno” y la delimitaron al bloque del Frente de Todos en el Congreso. El ministro Moroni había hecho guiños a favor.
ybt1gv4x_600x338__1

Al menos por ahora, el Gobierno no le dará impulso al proyecto de la economista y diputada del Frente de Todos, Fernanda Vallejos; que propone que el Estado se quede con una participación en las empresas a las que asiste por la pandemia. Así lo aseguraron a Clarín altas fuentes de Casa Rosada, que explicaron que se trata de una iniciativa, "como tantas otras", que sugieren legisladores de la coalición oficialista.

Desde el entorno presidencial indicaron que la propuesta de Vallejos no es patrocinada por la Casa Rosada y que Alberto Fernández no habló del tema ni con Vallejos ni con ningún integrante del bloque kirchnerista.

"No vimos el proyecto ni se estudió en el Ejecutivo", coincidieron cerca del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Al mismo tiempo, fuentes del Gobierno sostuvieron que el pronunciamiento del ministro de Trabajo, Claudio Moroni; íntimo amigo de Fernández, en Radio Con Vos no implicó un respaldo a la iniciativa. "Moroni no dijo que lo apoyaba. Dijo que era un planteo interesante, una manera de salir del paso", explicaron. Y remarcaron que en su alocución el funcionario advirtió que le veía "problemas operativos" de aplicación a una norma de esas características.

La estrategia del Ejecutivo es no descalificar el proyecto de una dirigente del oficialismo, ya que incluso, admiten, puede tener respaldo de otros legisladores. Pero al mismo tiempo dejar en claro que eso no implica que sea parte de la batería de proyectos que quiera aprobar Fernández.

En esa línea enmarcan también las declaraciones del ministro de Educación, Nicolás Trotta; otro albertista puro, quien en FM La Patriada consideró que el "Estado tiene que tener participación en el sector productivo" y que “se necesita un Estado que no ahogue al sector privado sino que lo promueva, inclusive sea socio de los beneficios, no desde el lucro sino desde la reinversión privada".

Cerca suyo explicaron que el ministro no se refirió específicamente al proyecto de Vallejos, sino que "intentó hacer una reflexión más amplia sobre el rol del desarrollo productivo". "De ninguna manera se está diciendo que el Estado se tiene que quedar con las empresas que recibieron el ATP (NdeR: Programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción)", afirmaron. De hecho, remarcaron, Trotta también planteó que "no hay que promover una política de conflicto innecesario".

En efecto, desde el entorno de Vallejos aseguraron que todavía "no hay ninguna novedad". "Hay conversaciones con distintos sectores, empresarios, sindicales, políticos y organizaciones no gubernamentales para explicar la idea, pero son incipientes", reconocieron.

Pero el miércoles a la noche, Vallejos dio mayores detalles de su iniciativa. Indicó que "no sería para todas las ayudas que están contempladas en el ATP, sino exclusivamente para los grandes grupos económicos" y rechazó los cuestionamientos al sostener que "hay un enorme prejuicio ideológico".

"He escuchado expropiación, confiscación, control, quedarse con las empresas, la capitalización de las empresas no tienen nada que ver con eso”, se defendió,

En diálogo con Animales Sueltos (América), la diputada admitió que "no" habló del proyecto con Cristina Kirchner pero que sí mantuvo conversaciones con otros legisladores del bloque del Frente de Todos, incluido Máximo Kirchner. "Con él charlamos muy asiduamente de todo y es una persona sumamente abierta a las diferentes ideas y que nos alienta a estudiar y a hacer propuestas, no sólo con este tema", destacó. 

Todo comenzó días atrás, cuando Vallejos propuso vía Twitter que el Estado tenga "participación en el capital" de las empresas a las que asiste con subsidios durante la pandemia.

"Si el Estado decide subsidiar a grandes grupos, sería razonable, como lo han hecho antes y lo están haciendo ahora las economías más desarrolladas, que lo haga no como un regalo a esas empresas, sino a cambio de una participación en el capital de las compañías", planteó. 

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Ignacio Ortelli

Te puede interesar