Coronavirus en Argentina: la Magistratura dice que no pueden retomar un juicio contra Cristina Kirchner porque Internet no resiste

CORRUPCIÓN K Por Heretz Nivel
Es la causa por la obra pública. Las audiencias online necesitarían conectar a unas 50 personas a la vez. Según el Consejo, aún no se puede garantizar que funcione correctamente.
AAJv0ZX

Con el aislamiento social, preventivo y obligatorio vigente desde hace dos meses, la Corte Suprema recomendó a los Tribunales federales que planteen alguna estrategia para reactivar los juicios que se encontraban en pleno desarrollo previo a la pandemia del coronavirus. El TOF 2 que juzga a Cristina Kirchner por el presunto direccionamiento de la obra pública a favor de Lázaro Báez, pidió un informe al Consejo de la Magistratura para conocer si existe la posibilidad de realizar las audiencias de forma online, que demandaría unas 50 personas conectadas. Y, según le respondió en una nota el organismo encargado de administrar el Poder Judicial, el sistema por ahora no lo resistiría. Le agregó, eso sí, que trabaja en mejoras para lograrlo.

Fue la Dirección General de Tecnología de la Magistratura la que se expidió sobre la consulta del TOF 2 y otros Tribunales que coincidieron en la consulta; es decir, conocer si existe la posibilidad técnica de reanudar las audiencias de forma virtual. El Consejo ya se había pronunciado en un caso puntual refiriéndose sobre la opción de que sí pueden existir quince conexiones seguras para garantizar una buen funcionamiento de la red. Ahora, respondió ante la consulta del TOF que juzga a la vicepresidenta. Este caso requiere más del triple.

La noticia se conoce en medio del avance del Gobierno sobre el Poder Judicial, donde se insiste con la reforma del sector y hasta de volver a ampliar la Corte Suprema. También, en paralelo a decisiones polémicas, como la de la Oficina Anticorrupción, que desistió de seguir siendo querellante en dos casos que involucran justamente a la ex presidenta, como Los Sauces y Hotesur.

Respecto a la causa de obra pública, la respuesta del Consejo, a la que accedió Clarín, señala que "por el momento nos encontramos en etapa de elaboración de nuevas soluciones que cuando los superiores así lo indiquen se encontrarán en condiciones de satisfacer lo requerido". Fue el primer planteo anticipando que las condiciones actuales no permiten la realización de forma virtual de un juicio con demasiados imputados. Así, ante los requerimientos formulados por el TOF 2 y otros Tribunales, "se está desarrollando una plataforma (con Arsat) que asegure mayor conectividad, tal como requieren los juicios grandes", explicaron fuentes judiciales a Clarín.

El Consejo de la Magistratura -con mayoría kirchnerista-, es el responsable de las inversiones que deben volcarse al Poder Judicial, como también de la cobertura de sus gastos para el normal funcionamiento. Como contó Clarín, está requiriendo un salvataje del Tesoro Nacional de $ 16.000 millones para llegar a fin de año. Los fondos que poseen sólo logran la cobertura de los salarios (el 97% de su partida) hasta junio y gracias a la ayuda del Gobierno por más de $ 7.400 millones.

En tal contexto, y ante la cuarentena por el coronavirus, la Justicia tuvo que rever su forma de trabajo y hace cincuenta días comenzó el complejo recorrido de garantizar el servicio de forma remota. No todos los expedientes se encuentran digitalizados, el sistema suele tener dificultades para garantizar fluidez en las audiencias, el LEX100 que registra todos los movimientos en las causas suele "caerse" lo que impide acceder al mismo. entre otros traspiés que han sufrido jueces y fiscales.

Pero ante la falta de una fecha en la que los Tribunales federales puedan retomar su actividad de forma presencial, la Corte recomendó que se analice la forma en la que los juicios que ya estaban instruyéndose se reanuden, sobre todo aquellos que cuentan con personas detenidas. Por ello, muchos jueces comenzaron a realizar consultas a la Magistratura para conocer el estado actual de los servidores y el sistema de red con el que cuentan.

El tribunal que juzga a Cristina Kirchner ante el pedido del fiscal Diego Luciani de retomar el juicio de forma virtual, solicitó que se "informe acerca de la disponibilidad de herramientas tecnológicas a los fines de celebrar audiencias de juicio oral, de modo remoto, con la posibilidad de conexión de hasta 50 puntos de acceso con la fluidez necesaria para realizar un acto de esas características; las medidas de seguridad informática con las que cuenta y, además, si existe algún protocolo en tal sentido a partir del cual puedan interiorizarse debidamente la totalidad de las partes intervinientes".

Al explicar más la situación, el Consejo especificó que "por el momento nos encontramos en etapa de elaboración de nuevas soluciones que cuando los superiores así lo indiquen se encontrarán en condiciones de satisfacer lo requerido". Y tal como está el sistema actual, "no estarían dadas las condiciones" , explicaron fuentes judiciales. 

Con este panorama, más los recursos financieros que el Consejo está requiriendo para garantizar el funcionamiento de la Justicia, el informe remarca que la Dirección de Tecnología, "con buen criterio ha estado trabajando en modalidades que permitan esta nueva operatoria flexible. Hasta recibir nuevas indicaciones de los superiores no cuento con fechas ni detalles que pueda comunicar”.

Cristina Kirchner comenzó a ser juzgada el 21 de mayo de 2019 por presuntos hechos de corrupción. El TOF 2 integrado por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso, inició las audiencias en las que se acusó a la ex Presidenta como jefa de una asociación ilícita que defraudó al Estado al haber direccionado obra pública vial a favor del Grupo Austral. En números, fueron 51 contratos por $ 46.000 millones, que según la imputación fueron adjudicados "bajo diversas irregularidades".

Las audiencias concluyeron el año pasado, con su explosiva declaración indagatoria en la que no aceptó responder un centenar de preguntas que tenía la fiscalía y acusó al Tribunal de lawfare y concluyó diciendo que serán ellos quienes "deberán dar respuestas" por algo que ella entendió, "ya estaba decidido y condenado". Por delante quedan más de 150 testimoniales.

Con información de www.clarin.com sobre una nota de Lucía Salinas

Te puede interesar