Los que perdieron el subsidio son un 57% de hogares cordobeses

ECONOMÍA 18 de septiembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
QKNZ23GUKBHETOXMPOVGX3BZP4

El dato es amarguísimo: el 57% de los usuarios residenciales de la provincia de Córdoba empieza a perder el subsidio a la luz.

El porcentaje es muy superior a las previsiones originales. Al entender de funcionarios y entes reguladores, estaría confirmando el gran riesgo que se temía cuando la Secretaría de Energía de la Nación puso en marcha el Registro de Acceso de los Subsidios Energéticos (Rase): el error.

 
Se presume que buena parte de las 820.235 familias que se quedan afuera de la ayuda oficial ni se han enterado que había que pedir la continuidad de la ayuda o, conociendo esa información, no supieron cómo hacerlo.

La preocupación es compartida por todas las provincias, que también tienen un llamativo número de usuarios excluidos. De hecho, las asociaciones que agrupan a unas 700 distribuidoras eléctricas en todo el país (Adeera) y a los entes reguladores (Adere) han buscado precisiones, hasta ahora sin mucho éxito, de parte de la Secretaría que conduce Flavia Royón.

Originalmente, Nación proyectó que el 10% de los usuarios perdería el subsidio y, cuando se terminó el primer plazo de inscripción, los datos indicaban que el 40,7% de los cordobeses quedaría afuera. Pero el porcentaje llegó al 57%.

 
“Faltan elementos para trabajar, dentro de todos los que no se han registrado habría que cruzar datos de una u otra manera porque tenemos que presumir que muchos no registrados no han tenido acceso a sistemas informativos”, indicó Mario Blanco, titular del Ersep. La entidad recibió el padrón hace una semana y, desde entonces, trabaja en el cruce de información para dilucidar qué puede haber sucedido.

En Córdoba hay 1.450.712 usuarios de energía eléctrica: 1.011.639 atendidos por Epec y 439.073 por 204 cooperativas. Entre los clientes de Epec, el 54% quedó fuera del subsidio, pero entre las cooperativas (más presentes en zonas menos urbanizadas), los que se quedaron sin el beneficio representan el 62%.

 
No parece racional suponer que, al menos esos usuarios del interior, estén excluidos por acreditar ingresos superiores a 3,5 canastas totales, hoy en 475.242 pesos. De los 820 mil que quedan fuera, hay unos 180 mil que originalmente se anotaron pero fueron excluidos por Energía. Una posibilidad es que haya errores en el tipeo del medidor, por ejemplo. Resta ahora una tarea casi artesanal con cada caso.

De los 630.581 usuarios que conservarán el subsidio, el 68% está en el segmento de ingresos bajos, que tuvo un solo aumento en marzo pasado y que continuarán con subsidio pleno, sin restricciones al consumo. De este número, 312.639 son servidos por Epec y 116.740 por las cooperativas.

El otro 32% está en el segmento de ingresos medios, pero con subsidio limitado hasta los 400 KWh al mes. Sobre el excedente, se aplicará la misma política que para los usuarios que pierden los subsidios.

Acá hay una sorpresa: Energía publicó el 13 de septiembre la resolución 649, que determina cómo aplicar el famoso tope de los 400 kWh mensuales.

Se había anunciado que, en el caso de que el usuario no contara con gas natural de red, se extendería el cupo a 550 kWh al mes. La norma incluyó a las provincias de Misiones, Formosa, Chaco, Corrientes, Catamarca y La Rioja por tener una cobertura inferior al 25% de los hogares, pero deja afuera a una franja muy relevante de usuarios que no tiene gas natural, como pasa en Córdoba con buena parte de Punilla, Colón y todo el norte, que en invierno se calefaccionan con leña y energía eléctrica.

Es que aunque ya hay cobertura de gasoductos en todo el territorio provincial, aún las familias no se han conectado a la red porque el tendido de redes avanza muy lentamente.

SUBSIDIOS: LOS QUE QUEDAN AFUERA
Desde Adeera y Adere intentaron sin suerte que Nación pasara al 1° de octubre el inicio de la segmentación. Es que el registro fue anunciado por el ahora ex ministro Martín Guzmán para junio y, con tantas prórrogas, ya se perdió todo el invierno.

El argumento oficial es que 15 días más no harán que la gente se anote. Se presume que eso pasará cuando empiecen a llegar las boletas con el aumento devenido por la quita del subsidio.

Para los residenciales, la suba es del 19,5% desde septiembre. Este aumento corresponde a una reducción del 20% del subsidio. En noviembre se avanzará con otra quita del 40% y en enero, del último tramo del 40%. Al inicio, el retiro de la ayuda oficial iba a ser en tres tramos del 33,3% pero Royón lo redujo a 20-40-40 previendo que podría pasar lo que está pasando.

En la Provincia se adoptó la decisión de facturar al 57% de usuarios no anotados con la quita del 20% del subsidio. El gobernador Gerardo Morales de Jujuy dispuso suspender la segmentación y Mendoza evalúa una medida similar.

El problema es que las distribuidoras igual tendrán que asumir el aumento porque Cammesa facturará la energía residencial de septiembre aplicando la segmentación, con independencia de lo que haya definido cada provincia.

“Vamos a seguir instando a que la gente se registre, aspiramos a que quien se registre tarde y le correspondiera haber estado desde el primer momento podamos devolverle esa quita”, dice Blanco. De hecho, están negociando con Energía el reintegro del subsidio quitado en el caso de que el usuario no se haya anotado en tiempo y forma.

“No podemos los reguladores definir eso, lo definirá Nación porque Cammesa factura conforme a los padrones, pero lo estamos conversando”, agrega Blanco. Todavía no hay acuerdo al respecto.

Pero como Epec cierra ciclos de facturación todos los días, se supone que los primeros que reciban la boleta con el aumento harán pública su situación en redes sociales o medios de comunicación, lo que provocaría que se anoten los que aun no lo hicieron. El registro sigue abierto (tanto para entrar como para salir) en el sitio argentina.gob.ar/subsidios.

La aclaración de “salir” vale porque el Banco Central confirmó que aquellas familias que estén en el Rase no podrán seguir accediendo al cupo de 200 dólares solidarios que por mes vende el Banco Central, ni comprar MEP, CCL ni Ceaders.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar