Atacar la red ferroviaria: la estrategia de un grupo de hackers para oponerse a la guerra en Ucrania

EYE7LCXRU5FJDMTR5RBSK2FXAM

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko enfrenta un serio dilema: recibe cada vez más presiones de su aliado y colega ruso, Vladimir Putin, para sumarse en forma activa a la guerra de Ucrania. Pero un grupo de partisanos virtuales bielorrusos está golpeando el sistema ferroviario nacional para obstaculizar el paso de trenes rusos por su territorio.

Minsk es hoy el principal aliado de Rusia en la guerra. Incluso albergó masivos ejercicios militares previos a la invasión del 24 de febrero. Pero Lukashenko ha evitado involucrarse en forma directa en el conflicto, más allá de la ayuda militar y estratégica brindada a Moscú.

Los trenes rusos llegan a Bielorrusia en forma regular. Muchas formaciones acaban en la frontera con Ucrania, cargados de armas.

“Putin quiere que los bielorrusos comiencen a luchar contra Ucrania. Los bielorrusos no quieren. Lukashenko tampoco, pero ayuda a Rusia en la guerra proporcionando varios aeródromos desde los cuales se disparan misiles en forma regular contra el territorio de Ucrania”, afirmó a TN el empresario y combatiente ucraniano Pavlo Sidorenko.

Un combatiente en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia: “La situación es tensa”
Hasta principios de febrero, Sidorenko era un empresario de Kiev. Pero a los 42 años su vida y la de todos los ucranianos dio un brusco giro de 180 grados. TN lo entrevistó vía Whatsapp el 3 de marzo cuando prometió “luchar hasta la última bala” como miliciano.

Cinco meses después se encuentra desplegado cerca de la frontera. “Sigo defendiendo mi país con armas y mis manos. Ahora mi unidad está en el norte de la región de Kiev, en el límite con Bielorrusia”, afirmó.

La comunicación no es fluida. Recién pudo responder el mensaje una semana después. “Aquí la situación es cada vez más tensa. Mi unidad sigue cumpliendo órdenes de combate en el norte de la región de Kiev”, contó.

Sabotajes en Bielorrusia: represión y condenas a muerte
Sidorenko dijo que en la frontera ucraniana con Bielorrusia llegaron noticias sobre sabotajes que un grupo de partisanos bielorrusos viene realizando contra el servicio ferroviario de ese país. Los reportes mencionan que en esos trenes llegan armas.

“Leí la historia en medios ucranianos”, afirmó. Pero también se habló del tema en medios rusos que no están bajo el control del Kremlin.

El sitio independiente Meduza, que mudó su redacción a Letonia, escribió que en mayo pasado Lukashenko firmó una ley que castiga con la pena de muerte cualquier intento de cometer un “ataque terrorista” en el país.

Lo hizo después de varios sabotajes ferroviarios perpetrados por grupos opositores.

Bielorrusia, el fiel aliado de Moscú
Según la organización de derechos humanos Vyasna, las fuerzas de seguridad bielorrusas realizaron redadas en las ciudades de Dzyarzhynsk, Baranavichy y Stowbtsy. Se trata de los principales centros ferroviarios entre Moscú y Brest, en la frontera con Polonia.

“Irrumpen en tu casa, realizan un registro y te arrestan brutalmente. Te golpeaban durante el arresto, de camino al departamento de policía y dentro de la estación”, dijo un residente de Stowbtsy al servicio bielorruso de Radio Svoboda.

Según Vyasna, al menos 11 personas fueron detenidas y acusadas de cometer “actos de terrorismo” contra el sistema ferroviario.

Meduza escribió que el primer ataque ocurrió poco antes de que Rusia invadiera Ucrania en medio de los ejercicios masivos conjuntos en territorio bielorruso. Incluso citó que la Comunidad de Trabajadores Ferroviarios de Bielorrusia informó que 200 convoyes de unos 50 vehículos militares cada uno fueron enviados a Bielorrusia desde Rusia por ferrocarril.

Los ataques fueron reivindicados por el colectivo Cyber Partisans
El atentado fue reivindicado por un colectivo anónimo autodenominado Cyber Partisans. Según miembros del grupo citados por Meduza, interrumpieron el sistema automatizado de desarrollo de horarios de trenes del ferrocarril.

El ataque coincidió con “problemas técnicos” denunciados por la compañía ferroviaria estatal de Bielorrusia, Belarusian Railway.

“Fue una forma de demostrar que los bielorrusos no aprueban la presencia del ejército ruso en nuestro territorio”, dijo la representante de Cyber Partisans, Yuliana Shemetovets.

Minsk reconoce 80 actos de sabotaje contra el servicio ferroviario
Pero los ataques no se quedaron con el mundo virtual. Poco después se viralizaron informes sobre un incendio en el control de señalización cerca de la estación de tren de Stowbtsy, en la región de Minsk. Un incidente similar se reportó en la línea Ostankovichi-Zherd.

En abril el ministerio del Interior bielorruso informó sobre más de 80 incidentes de sabotaje contra los ferrocarriles de Bielorrusia. Desde entonces no hubo más reportes oficiales sobre el tema.

Cyber Partisans hoy forma parte del movimiento Supratsiy (“Resistencia”), que las autoridades bielorrusas definen como organización terrorista. Otro grupo rebelde es el llamado Plan Peramoha (“Victoria”).

Según un miembro de Peramoha, a principios de marzo los trenes rusos no pasaron por Bielorrusia durante más de una semana. “Evidentemente, tenían miedo de ataques más radicales”, dijo.

Fuente: TN

Te puede interesar