El segundo avión que salió de Caracas y quedó en Bolivia dejó varados a cerca de 300 venezolanos en la Argentina

QEYV72LKJNGRBOOVUXTZ5G3XHM

Alrededor de 300 venezolanos se encuentran varados en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza luego de que el avión de Conviasa -empresa sancionada por Estados Unidos- aterrizara en Bolivia sin completar su ruta hacia Argentina a raíz del escándalo con los iraníes y la otra aeronave que se encuentra retenida. Entre los afectados hay decenas de familias con niños, personas con discapacidades y mascotas.

El conflicto se originó a partir de la segundo avión de la compañía estatal bolivariana adquirido a la empresa iraní Mahan-Air que partió este miércoles desde Caracas a Santa Cruz de la Sierra y tenía pensando aterrizar en Argentina. Sin embargo, el último tramo fue suspendido, sin certezas de cuándo se retomará, afectando a las casi 300 personas que se encuentran por estas horas protestando en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini. 

También había expectativa entre los tripulantes venezolanos del vuelo sospechoso en regresar anoche a Caracas si la Justicia argentina les devolvía los pasaportes.

“Todo es un tema político, sabemos que con el problema de este avión que quedó retenido no quieren aceptar ningún vuelo de un avión venezolano a Argentina, ni salir tampoco”, lamentó uno de los venezolanos varados que habló con Infobae. La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) no aprobó el vuelo de Conviasa a Argentina afectando también a pasajeros que en estos momentos se encuentran varados también en Bolivia.

El avión que debía partir este miércoles por la noche desde Ezeiza era un vuelo que había sido reprogramado este lunes en medio de la polémica con la aeronave venezolana-iraní: “Nos tuvieron desde las 10 de la noche para avisarnos a las 4 de la mañana que no íbamos a volar”. Este miércoles a las 20 les volvieron a notificar que el vuelo había sido nuevamente cancelado.

Para evitar que una nueva aeronave sea retenida, Conviasa había intentado en Santa Cruz de la Sierra comprar los pasajes de un vuelo de Boliviana de Aviación para buscar en Argentina a los venezolanos que les cancelaron el viaje el pasado lunes. “Ahora el tema le compete al Gobierno argentino, nos están diciendo que no han dado autorización al vuelo de Boliviana de Aviación -que no tiene que ver con Conviasa- para que aterrice; es un tema humanitario, tengo dos bebés, dos mascotas, hay una chica en silla de ruedas, personas de la tercera edad”, explicó otro de los varados que le pidió a la administración de Alberto Fernández “que se ponga una mano en el corazón y por lo menos deje que ese vuelo venga”.

Sin certezas sobre cuándo se resolverá la situación y frente al temor de continuar varados en Ezeiza, los venezolanos comenzaron a organizarse en grupos de WhatsApp para coordinar medidas para elevar el reclamo a las autoridades del Gobierno argentino.

La situación en Ezeiza tiene su correlato en el aeropuerto boliviano donde se encuentran varados los pasajeros del vuelo de Conviasa que Argentina restringió. En un audio al que accedió Infobae se escucha a las autoridades bolivianas notificar que “a los pasajeros en tránsito a Caracas que han llegado desde Buenos Aires pueden tomar asiento porque vamos a salir a la 1″, sin embargo los que tenían pasaje a Buenos Aires “han negado el permiso de operación en Argentina para operar con nuestro avión de Boliviana de Aviación”. Frente al reclamo y el lamento de la gente, en Santa Cruz de la Sierra les ofrecieron dos opciones: retornar a Caracas o viajar a través de otra aerolínea. “Hemos hecho todo lo posible para colaborar”, se excusaron desde la organización del aeropuerto ante la indignación popular.

Este jueves se cumplen 10 días desde que el avión con tripulación sospechosa aterrizó en Argentina y 6 desde que la medida de inmovilizarlo y retener los pasaportes de los involucrados tomó estado público.

Entre los venezolanos que viajaron en el avión de Emtrasur -filial de Conviasa- figura uno que llamó la atención de quienes investigan el caso. Se trata de Cornelio Trujillo Candor, señalado como uno de los pilotos que participó en el intento de golpe de estado de Hugo Chávez, el 27 de noviembre de 1992, que tuvo como resultado más de 170 muertos. El levantamiento de 1992 tenía como objetivo la liberación de Chávez, que estaba en prisión tras su rendición en el golpe fallido del 4 de febrero, y la captura del presidente Carlos Andrés Pérez.

En esa lista de 14 venezolanos hay otro militar: Vicente Antonio Raga Tenias. “En 2006 era teniente coronel de la Aviación y fue designado como aéreo de la Reserva Nacional. Hasta 2021 vivía en Malaga (España)”, dice un informe que circula entre los funcionarios argentinos.

Fuente: Infobae

Te puede interesar