2022: industriales apuestan a los “nichos de actividad” y al acuerdo con el FMI

ECONOMÍA 18/12/2021 Por Carlos Lamiral*
pag4-propymes_optjpeg

La posibilidad de que el Gobierno termine por no acordar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es algo a lo que temen los empresarios, a pesar de las constantes declaraciones de figuras del gobierno que indican lo contrario. Para el 2022 anticipan que la macroeconomía les va a jugar en contra y consideran que el entendimiento es la clave para evitar problemas mayores.

En torno de esos temas giraron las presentaciones que hicieron en el marco del 20 Seminario ProPyme organizado por el Grupo Techint, donde hablaron Martín Berardi, el CEO de Ternium, y el economista Rodolfo Santángelo.

Santángelo habló sobre un fenómeno de “dualidad” en la economía del 2021. Es decir, un sector real al que le fue muy bien, combinado con una macro descompaginada. “La principal paradoja es que hay variables reales positivas y una macro mal, estas cohabitaciones tarde o temprano terminan en divorcio”, advirtió el economista.

Al respecto señaló que “el rebote de la actividad superó lo que se esperaba, con un fenomenal salto exportador”. Para graficar el escenario, sostuvo que “vino Papá Noel con la soja y pasamos de u$s55.000 millones en 2020 a u$s77.000 millones en 2021”.

Santángelo advirtió que todo eso “convive con las variables financieras malas y una tasa de inflación de 50 % anual que refleja el estado de los desbalances económicos”. También cuestionó al gobierno por considerar que se mandó “una canchereada” al retrasar “un poco” el tipo de cambio. Pero advirtió que el nivel de riesgo país de la Argentina, de 1800 puntos de manera persistente “preanuncia una nueva reestructuración” de la deuda.

Respecto de las reservas internacionales del Banco Central aseveró que “son el embudo final”. “Nos sacamos el Quini, el Loto y el Prode todo junto y se fue todo”, bromeó el analista. En ese sentido, el socio consultor de Carlos Melconián señaló que la fecha clave para saber hacia dónde irá la Argentina “es el 22 de marzo cuando llegue el primer vencimiento impagable con el FMI”.

“¿Hay posibilidad de que ello ocurra?”, le preguntó Berardi, a lo cual el economista le respondió que cree en el “instinto de supervivencia” del gobierno. “En el último minuto del suplementario, los doberman que ladran van a demostrar que no muerden”, graficó.

Por otro lado, Santángelo pronosticó que “la economía real no va a poder seguir con este nivel de rebote en 2022” y que por lo tanto “hay que esperar que el gobierno acomode las variables para llegar al 2023”.

Dualidad

Berardi, en tanto, consideró que “el acero tuvo un año muy bueno” como parte de la dualidad que muestra la economía. “Vemos que la macroeconomía no nos va ayudar en 2022, por eso tenemos que ver los nichos de actividad”, explicó. Las siderúrgicas, según señaló el CEO de Ternium, tienen en vista como sectores de mayor desarrollo donde enfocar sus esfuerzos en la construcción, la maquinaria agrícola, los autos y el sector energético que en 2021 se vinieron mostrando como los rubros más dinámicos.

Otro elemento que puede a jugar a favor, según estimó el empresario, es que la pandemia puso al descubierto la debilidad que tenían las cadenas globales de suministros, por lo cual ahora las grandes organizaciones buscan asegurarse proveedores más cercanos. Y por ello, parte de las producciones se están empezando a trasladar desde Asia a América latina, donde el ejemplo es México.

Por otro lado, la mayor parte de las pequeñas y medianas empresas que integran la cadena del grupo Techint, creen que en 2022 se va a mantener la recuperación de su actividad. Una encuesta hecha entre 184 clientes dice que el año próximo facturarán u$s4.177 millones, lo que equivale a una mejora del 10%. Del mismo modo, las exportaciones pasarán a u$s194 millones, con un avance del 16%, mientras que las inversiones crecerán otro 16% hasta u$s151 millones. Lo único que no va a acompañar el movimiento es el empleo, que seguirá casi estancado. Crecerá apenas 1.100 puestos hasta los 27.200 trabajadores.

Consultado por Ámbito, el economista de la Universidad Torcuato Di Tella Santiago Kovadlof, señaló que “el fuerte rebote de este año deja una buena base para el año próximo, pero quedan grandes desafíos por delante”, en tanto dijo que “el acuerdo con el FMI se va a cerrar” sobre todo porque a su entender, no va a tener grandes exigencias para el país.

 

 

* Para www.ambito.com

Te puede interesar