El BCRA le pone "cerrojo" a sus reservas: traba a los bancos el acceso al mercado del dólar hasta fin de mes

ECONOMÍA Por Pilar Wolffelt*
722db25c4ba4eb3f533164bc150d587d

Ante la delicada situación de las reservas del Banco Central (BCRA) y las altas demandas de intervención en el mercado de cambios que está teniendo por estos días por el desbalance existente entre importaciones y exportaciones, la entidad dispuso este jueves que los bancos tendrán que mantener la posición global en moneda extranjera hasta fin de mes.

Esto implica que no podrán modificar su liquidez en dólares (es decir, todos los activos, pasivos, compromisos y demás instrumentos y operaciones por intermediación financiera en dólares o vinculados con la evolución del tipo de cambio en moneda extranjera). Y, así, según fuentes del Gobierno, la medida busca desalentar especulaciones sobre posibles saltos en el tipo de cambio.

Tal como indica a iProfesional un economista con conocimiento en la materia, el fin es que los bancos no hagan ningún movimiento con esos fondos, que en parte son encajes que están dentro del Central y se contabilizan dentro de las reservas de la entidad.

Por su parte, el economista Christian Buteler coincide con esta explicación al señalar que "los bancos tienen por norma la posibilidad de tener una posición en dólares que pueden usar como cobertura o posición". Y, en consecuencia, la medida está previendo que las entidades no van a poder cambiar la posición en dólares que tienen en este momento hasta fin de mes (es decir, en los próximo 26 días).

De este modo, en un momento en el que las reservas del Central atraviesan una etapa de mucha fragilidad, la autoridad monetaria busca evitar tener una mayor demanda en el mercado de cambios y centrar la existente únicamente en importaciones, de manera que no se le desvíe para cobertura o especulación de cara a las elecciones o hacia otros destinos.

La decisión fue tomada en el marco de la reunión de directorio que cada jueves mantienen los 10 integrantes de ese organismo que lidera el regulador financiero considerando la mayor demanda estacional de los importadores con una menor presencia de exportadores, una situación que es normal en esta época del año, pero que, según explicaron, se ve agravada en este momento por un paro decretado en la terminal portuaria de Rosario, lo que afecta aún más la dinámica de exportaciones.

Las entidades financieras tienen una posición en moneda extranjera por debajo del límite normativo y adelantaron en conversaciones con el BCRA que están en condiciones de mantener esa posición, que será en el mismo nivel del promedio mensual de saldos diarios registrado en octubre o el vigente al día de hoy, el que resulte menor.

Alerta por las reservas

Ayer, el Banco Central vendió u$s80 millones en el mercado de cambios y ya suma desembolsos por u$s230 millones en esa plaza en lo que va del mes. Las ventas de noviembre ya superan por poco el saldo comprador cercano a los u$s200 millones que había logrado alcanzar la entidad en octubre, gracias al cepo reforzado que había aplicado. 

Esto se dio en una jornada en la que el dólar blue permaneció en $199, aunque durante algunas horas del día llegó a cotizar $200 y se encendieron todas las alarmas de todos los actores de la city. Nadie hablaba de otra cosa hasta que, finalmente retrocedió $1 y volvió al valor de ayer. En tanto que el MEP y el Contado Con Liqui (CCL) se posicionaron cerca de los $181.

Y, según afirma en diálogo con iProfesional el economista y director de MyR Consultores, Fabio Rodríguez, los mercados de futuro también reflejan esta situación de tendencia al alza dado que las tasa implícitas de ese mercado ya superan el 60% para plazos más largos, producto de que el mercado tiene  expectativas de que se observará una mayor devaluación del peso en el primer trimestre de 2022.

Intervención en la brecha y en el MULC

En ese contexto, el economista asegura que, en noviembre, el BCRA  acumula un drenaje superior a los u$s300 millones y advierte que, "tanto la intervención en el MULC como en la brecha no logra impedir la aceleración de la devaluación en los tipos de cambio financieros".

Sucede que todos los agentes buscan cobertura y el BCRA ya no puede mantener la posición compradora que tuvo en octubre.  Así, Rodríguez señala que, como se anticipaba, conforme avanza el calendario hacia el 14 de noviembre, cuando se realizarán las elecciones legislativas, se profundiza el deterioro financiero y cambiario.

Todo esto sucede incluso a pesar de que el BCRA ya realizó varias intervenciones en el dólar MEP, en el oficial y el economista Federico Glustein prevé que, posiblemente, tome nuevas acciones que apunten a controlar otros tipos de cambio.

Esto, para él es consecuencia de que "la macroeconomía en tensión colisiona contra la estabilidad cambiaría" y considera que, en un escenario tan complejo como el actual es normal que tengamos más meses de venta e intervenciones.

La necesidad de acuerdo con el Fondo

Y es que, tal como indica Rodríguez, "el trasfondo es un clima de expectativas muy malo, ya que el Gobierno sigue sin ofrecer certezas respecto a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) soportado por un plan macro mucho más robusto", describe.

En igual sentido, Glustein espera que, hasta que no se arregle un acuerdo con el FMI, la demanda de dólares por parte del sector financiero va a ser más alta porque las reservas están bajas y el mercado sabe que no hay dólares en plaza.  

Y atribuye la actual situación del mercado cambiario a que "la macroeconomía está en tensión porque hay muchas cuestiones no resueltas, como: una inflación alta, el producto que no recupera aún lo de 2019 y un desempleo en dos dígitos".

En ese marco, señala que uno de los flancos que no está resuelto aún es la cuestión cambiaria y explica que, "cuando la economía no se recupera y no anda bien, la gente demanda dólares para cobertura". Mientras eso no se resuelva, parecería que la tendencia de presión al alza en el dólar continuará.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar