Guzmán sueña con dólares frescos del FMI: lo que revela el Presupuesto 2022, según expertos

ECONOMÍA 20 de septiembre de 2021 Por Dolores Olveira*
522340.jpg?7.2

Los economistas coinciden en que una de las claves del Presupuesto 2022 del ministro de Economía, Martín Guzmán, es que no sólo apunta a que las metas le permitan cerrar una refinanciación de la deuda con el FMI, sino incluso un préstamo nuevo que aporte fondos frescos.

En tal sentido, Gabriel Caamaño, economista de Consultora Ledesma, comentó que, "desde el punto de vista del financiamiento del déficit primario y financiero proyectado (-3,3% y -4,9%, respectivamente) se espera que los organismos internacionales aporten mucho flujo neto (más de 2% del PBI), lo que los convierte en la mayor fuente neta".

En total, de organismos internacionales se espera un flujo neto positivo de $1.454.174 millones, lo que lo ubica en 2,42% del PBI.

Aunque no hay mayores precisiones al respeto, Caamaño estimó que sin exteriorizarlo en el Presupuesto, Guzmán podría estar apuntando a conseguir un acuerdo puente, en lugar de uno facilidades extendidas.

También Sebastián Menescaldi, de la consultora EcoGo, analizó que la clave del proyecto de Presupuesto 2022 está en las fuentes de financiamiento, ya que en lo que hace a organismos internacionales se expresa que se espera un flujo positivo neto.

En total, el endeudamiento del Sector Público Nacional se estima en el Presupuesto 2022 en $10.643.384 millones, lo que implica un incremento de 50,5%.

Al respecto, Caamaño indicó que "se sale a buscar nuevamente 2% del PBI de deuda neta. Eso en un escenario de recuperación con estabilización compite con demanda de crédito en mercado local. Y este año se salió a buscar un porcentaje similar y no se obtuvo, se terminó corriendo de atrás y colocando contra liquidez bancaria".

"No se entiende si plantean recuperar crédito externo tan rápido. No hay utilidades, el Gobierno consumió todo en 2021. Y prevé exprimir los Aportes Transitorios del BCRA al máximo, lo cual implica un buen nivel de expansión monetaria. No se explica cómo concilia esa Política Monetaria con la desinflación y la recuperación", señaló Caamaño.

En concreto, el Presupuesto prevé $$1.080.000 millones de AT al Tesoro por parte del Banco Central, lo que implica un 1,79% del PBI. Y el endeudamiento neto con títulos públicos, por $1.169.174 millones, lo que sería 1,94% del PBI.

El acuerdo con el Fondo

El diputado cordobés por la UCR y Hugo Romero, coincidió en que el proyecto de Presupuesto "parte de un concepto que hay acuerdo con el FMI y el Club de París".

Al respecto, Caamaño comentó que se proyecta una consolidación fiscal suave, en un contexto de leve estabilización macro, con alza del PBI de 4% real e inflación desacelerando. Pero no se explica, cómo se logra esa estabilización progresiva en el actual estado de cosas.

"Suben los ingresos vs PBI vía seguridad social por la recuperación del salario real y la normalización económica, en un escenario que se proyecta como de progresiva desinflación", precisó Caamaño.

Pero "baja levemente el gasto primario corriente vía subsidios económicos vs PBI, porque la segmentación tarifaria hace que crezcan algo detrás de la inflación, y el crecimiento del PBI potencia esa baja. Amortigua en sentido contrario, pero parcial, el gasto previsional, que sube por la estabilización (desaceleración inflación proyectada)", agregó.

"La clave es lo circular del razonamiento, la consolidación fiscal leve tiene como supuesto clave la estabilización, pero no se explica cómo y porque se produce la estabilización en el contexto actual", concluyó Caamaño.

A su vez, Romero apuntó que "las previsiones para 2022 suponen un incremento del déficit primario en 17,5%, y un incremento del déficit financiero de 28% respecto de 2021. Esto se financia con más endeudamiento y emisión monetaria, que ya sabemos que repercute en más inflación".

Por su parte, el economista Miguel Kiguel, de Econviews, planteó que un 4% de crecimiento en 2022 suena algo eufórico considerando el contexto actual, pero dentro de los límites de lo posible.

"Dando cierto margen para la duda, hay que decir que el arrastre que dejaría un diciembre hipotético que coincida con el 8% propuesto para 2021 es de 2,8%. En un año en el que los precios relativos deberán alinearse para cerrar la renegociación con el FMI, la economía debería crecer ,.2% para alcanzar al objetivo plasmado en el Presupuesto. Difícil pero no imposible", afirmó Kiguel.

"La cosecha, aunque con riesgos de sequía, podría dar una mano. El riesgo viene de afuera: Brasil tiene elecciones en el 2022 y todo parece que bailará al ritmo de una capoeira combativa más que al de una samba festiva. Los componentes de la demanda agregada están en línea con un optimismo dentro de lo factible, con el comentario respectivo para las exportaciones", enumeró Kiguel.

Retraso cambiario vs FMI

Mientras que el FMI hace saber por diversos canales que un acuerdo implica al menos aflojar el cepo, el Presupuesto no muestra modificaciones en este sentido, e incluso anuncia más atraso cambiario.

"En el Presupuesto vemos una continuidad en la política de tipo de cambio, precisamente en un retraso del valor del dólar. Prevé un dólar al 31 de diciembre de 2022 de $131, esto significa que el dólar va a crecer a un ritmo menor que la inflación, como lo viene haciendo hasta ahora", advirtió Romero.

La inflación acumulada en 2021 al 31 de agosto, es de 51,43%, no obstante en el mismo período la devaluación del tipo de cambio únicamente alcanzó el 31,62% a causa de la regulación del gobierno, recordó.

"Si las proyecciones macroeconómicas realizadas por el Gobierno para 2022 se cumplen, la inflación acumulada entre 2021 y 2022 alcanzará el 92,98% y la devaluación el 68,51% lo que implica un retraso del tipo de cambio del 32,39% respecto del peso", afirmó Romero.

"El retraso cambiario planteado en este presupuesto hace que los sectores productivos sigan perdiendo competitividad, lo que llevará a una disminución de las exportaciones, generando dificultades en la balanza comercial, afectando a las reservas del Banco Central, y por supuesto ya sabemos que esto afecta al mercado interno", aseguró.

"Si el Gobierno busca intervenir en el mercado de cambios para cumplir con la meta prevista en el Presupuesto 2022, prácticamente, estaría reforzando la brecha existente entre el dólar oficial y el informal, que en la actualidad alcanza el 80%", calculó Romero.

La inflación se queda corta

A esto agregó Kiguel que "la inflación proyectada para 2022 es de 33%, algo inconsistente dado los siguientes datos:

* El aumento previsto de las tarifas de electricidad.

* La corrección cambiara necesaria para recuperar un nivel más holgado de reservas.

* La necesidad de licuar parte de la expansión monetaria, producto de la emisión para financiar al Tesoro y de la recuperación de las reservas, para no incrementar el stock de Leliqs/Pases a un nivel inmanejable.

"Está totalmente fuera de discusión que el 33% que marca el proyecto que fue girado cerca de la medianoche del miércoles pasado, que implícitamente espera un aumento mensual por debajo del 2,5% en promedio para todo el año que viene, es inconsistente por donde se lo mire", enfatizó Kiguel.

"Finalmente, en otra de las partes del proyecto, se prevé $1 billón más de emisión para financiar al Tesoro (vía Adelantos Transitorios) y, si bien es algo técnico, para que legalmente el BCRA pueda financiar ese monto, la base monetaria y los ingresos del Gobierno, que son la base para el cálculo del límite de financiamiento monetario, tendrían que estar creciendo al 50%/55% interanual como mínimo, es decir 20 puntos", abundó

Para Kiguel, la inflación será de 48%, y el nivel de tipo de cambio, que debe recuperar la competitividad perdida en 2021, también será mayor (60% dic/dic).

"No sólo creemos que habrá más tipo de cambio e inflación, sino que creemos que es una necesidad. No creemos que haya una recuperación del salario privado y mucho menos público y tampoco deberíamos ver mucha recuperación en gastos de jubilaciones, esperamos una corrección cambiaria y tarifaria mayor, mientras que la necesidad de licuación monetaria impone una inflación más alta", desnudó el economista.

Presión fiscal mayor

"El documento enviado prevé una presión fiscal mayor al cierre proyectado para 2021, ubicándose para 2022 en torno al 19,81%, sin tener en cuenta los aportes y contribuciones a la seguridad social", alertó Romero.

"Este cálculo está atado a la proyección del PBI para el cierre del 2021 de $43 billones, y para 2022 de $60 billones. Y si el crecimiento real termina ubicándose por debajo de esas proyecciones, la presión fiscal va a ser mayor. Por ejemplo, si tomamos en cuenta las estimaciones en el crecimiento del PBI del relevamiento de expectativa de mercado (REM) la presión fiscal 2022 se ubicaría en torno al 20,48%", sostuvo Romero.

"Y teniendo en cuenta los aportes y contribuciones a la seguridad social la presión fiscal para 2022 se ubicaría en torno al 25,88%, por lo que si se cumple la proyección para el crecimiento económico estimado por REM, este ratio terminaría ubicándose en torno a los 26,8%", consideró.

Al respecto, la economista Lorena Giorgio estimó que "por debilidad de la demanda interna, muy difícilmente la economía crezca 4% en 2022, sino más bien cerca del 2% pues, tras las elecciones, el Ejecutivo debería levantar el ancla tarifaria y, en menor medida, cambiaria, lo que aceleraría la inflación en el corto plazo abortando la incipiente recuperación del salario real".

"El Gobierno proyecta que la economía nacional crecerá un 4% real mientras que estimaciones internacionales ubican a la Argentina en torno al 2,7%. Esta estimación coloca al país con la tercera tasa de crecimiento más baja de América del Sur sin considerar a Venezuela, seguida por Ecuador (2,6%) y Brasil (2,3%), como lo indica la última proyección de crecimiento de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)", sumó Romero.

"Este presupuesto marca una continuidad en la política económica de un Estado que gasta más de lo que ingresa y que se financia con mayor endeudamiento, mayor emisión monetaria y más inflación, que sabemos que afecta a todos los sectores, sobre todo a los más vulnerables", concluyó el diputado.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar