Policías acusados de ladrones siguen trabajando a días del juicio

POLICIALES 03 de junio de 2021 Por Ramiro FORTIS
escandalo-policia-juicio-villa-maria

Un nuevo escándalo sacude a la Policía de Córdoba porque policías acusados de ladones que estuvieron detenidos, están imputados y se encuentran a días de ir a juicio, continúan prestando servicio en la fuerza a pesar de estar denunciados por haber cometido delitos.

El caso toma relevancia porque recuerda a detalles del crimen de Blas Correas. Lucas Gómez, el efectivo que disparó y asesinó al adolescente, había sido separado de su cargo e imputado por encubrir a un violador serial. A pesar de ello, el Tribunal de Conducta policial decidió ponerlo a trabajar nuevamente y días después fue él quien disparó el balazo fatal.

La novedad es que en las últimas horas se pidió elevar a juicio la causa contra la ex cúpula policial de Villa María, donde cuatro policías de alto rango están imputados por robar autopartes de un depósito judicial para luego venderlas. De hecho, dos de los acusados estuvieron presos.

A pesar de ello, los implicados recibieron el beneficio de volver a trabajar y algunos de ellos fueron “premiados” con cargos de jefe. La información fue confirmada a El Doce por una alta fuente relacionada a la investigación.

Con premio mientras esperan el juicio

La fiscal Juliana Companys reunió pruebas suficientes para realizar la acusación y pidió elevar a juicio la causa contra cuatro ex miembros de la cúpula policial de la Departamental San Martín. El ex comisario Walter Roldán; el ex subcomisario Juan Carlos Arias; y los policías de alto rango Lucas Dagatti y Franco Bernardi están imputados por el delito de “malversación de bienes privados equiparados a públicos, violación de medios de prueba y coacción”.

 
Walter Roldán, ex jefe de la Departamental San Martín, está imputado.

Más allá de la complicada carátula que tiene el caso, el hecho delictivo era claro: los cuatro están acusados de robar y revender autopartes que estaban en un depósito porque habían sido secuestradas por la Justicia. "Se abastecían de los autos secuestrados por las fiscalías y les sacaban autopartes", relató a Noticiero Doce la fiscal Juliana Companys.

A finales de octubre de 2020, el subcomisario Franco Bernardi y el comisario inspector Lucas Dagatti habían sido detenidos. A pesar de ello, Dagatti actualmente se encuentra trabajando y fue beneficiado con el cargo de jefe de zona de la Departamental policial de Río Segundo, cumpliendo funciones en Villa del Rosario.

Por otro lado al comisario Arias, que también está imputado, se le levantó la situación pasiva y está prestando servicio para la fuerza policial de Córdoba. Companys aseguró que ambas decisiones fueron tomadas por el Ministerio de Seguridad de Córdoba.

“Parece que pasar a condición activa a policías que estuvieron en situación pasiva por delitos es un mecanismo habitual en la Policía de Córdoba”, denunció otra de las fuentes contactadas por El Doce para revelar este nuevo escándalo.

Fuente: El Doce

Te puede interesar