Discutió con una mujer y allegados de ella lo mataron de un balazo en la cabeza

crimen-cordoba-granja-de-funes

En pleno mediodía del domingo, Luciano Pablo Reyna (26) fue asesinado de un certero balazo en la cabeza. Ocurrió en la puerta de su casa, en barrio Granja de Funes II, de la Ciudad de Córdoba.

En las últimas horas se entregaron los supuestos autores del crimen: lo hicieron acompañados por sus abogados. Se trata de dos jóvenes de 19 y 22 años, que se presentaron ante la fiscalía y quedaron detenidos como principales y únicos sospechosos del homicidio.

La cuñada del fallecido y una versión clave

Esta muerte vuelve a sacudir a Córdoba, que atraviesa una ola de violencia e inseguridad que preocupa.

Luciano Reyna y los asesinos se conocían. Al parecer entre ellos tenían “una disputa vieja”, según confirmó a El Doce Mónica Ludueña, comisario de la Dirección General de Investigaciones criminales.

Si bien aún no están claros los motivos que derivaron en el asesinato, la cuñada del fallecido brindó un testimonio clave que describe la escena

La mujer relató que Reyna llegó a la casa familiar el domingo alrededor de las 12:30 y contó que había tenido una discusión con una vecina del barrio, que es ex pareja de un hombre conocido en la zona.

Apenas minutos después, Reyna recibió un llamado a su celular. Era E.B., una amiga de la mujer con la que había discutido, que se comunicó para darle una clara advertencia: una moto estaba yendo hacia su casa con dos sujetos dispuestos a matarlo.

La cuñada contó que Reyna obligó a todos a meterse dentro de la vivienda y que instantes después llegó la motocicleta y sin palabras previas se escuchó una balacera. Cuando salieron, encontraron al joven muerto tendido en el suelo con un balazo en la sien.

Brutal ajuste de cuentas

Reyna fue asesinado en presencia de su esposa, su bebé, sus sobrinos y su cuñada, que se quedaron dentro de la vivienda para resguardarse de las balas. Sucedió en la manzana 10, lote 13, del barrio Granja de Funes II.

“Se sintieron muchísimos disparos”, reveló un testigo clave para la investigación.

La causa quedó a cargo de la fiscal Jorgelina Gutiez, que caratuló al caso como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. Ya estando detenidos los dos sospechosos, ahora buscará indagar en cuál fue el motivo de semejante crimen.

Fuente: El Doce

Te puede interesar