Brote en la zona del Mercado Norte: escracharon a un trabajador por tener coronavirus

Es asintomático, fue sometido al testeo y el domingo le diagnosticaron Covid-19. "Ese día fui a la peluquería", aclaró.

El fin de semana, aislaron la zona del Mercado Norte por dos casos positivos de coronavirus: un empleado de un supermercado y una clienta. Todos los comerciantes y sus contactos estrechos fueron sometidos a hisopados. Hasta el momento, son 36 los contagiados. Por esta razón, establecieron un cordón sanitario restrictivo sobre nueve manzanas y 16 barrios están bajo investigación epidemiológica.

En las últimas horas, un empleado de una verdulería, ubicada sobre Pasaje Santa Clara, fue escrachado en las redes sociales por tener coronavirus. El sábado, cuando fue a trabajar, se encontró con este caos en la zona. Sin dudarlo, se sometió a los hisopados. Debido a que no podían volver a abrir la verdulería, se fue a su casa en barrio Las Florestas Sur.

"No me dijeron nada, solo me pidieron los datos. Ese día fui a la peluquería", indicó el joven de 19 años en diálogo con ElDoce.tv. En la mañana del domingo, desde el COE le diagnosticaron Covid-19. Su familia, compañeros de trabajo y jefes también fueron testeados, pero dieron negativo. Aún resta conocer el resultado del análisis que le realizaron al peluquero.

Desde entonces, comenzaron los escrachos por WhatsApp y Facebook. "Era asintomático y aún sigo sin tener síntomas. Fue culpa mía ir a la peluquería, pero uno nunca sabe", expresó a este medio y aclaró, tras las acusaciones en su contra, que "es mentira que fue a comer un asado y a jugar a las bochas".

 La verdulería reabrió la semana pasada, después de más de 50 días en cuarentena. "El lunes, miércoles y viernes fui al Abasto, pero siempre tomé todos los recaudos. En la verdulería atendía con barbijo y guantes. El hijo de mi jefe me buscaba y llevaba", continuó relatando.

Luego de que le confirmaran que se había contagiado, detalló que está aislado en su habitación. Su mamá se encarga de dejarle la comida en la puerta. "Por suerte también recibí mucho apoyo. Mi jefe me dijo que me cuidara y si necesitaba algo me iba a ayudar", cerró. 

Fuente: El Doce

Te puede interesar