Fracasó la licitación para financiar el bono Dual y el jueves habrá que cancelar 96.000 millones de pesos

ECONOMÍA Por Heretz Nivel
En un escueto comunicado, el Ministerio de Economía informó que la licitación quedó desierta. Los analistas aseguran que el Gobierno tiene dos opciones: reperfilar el título o enfrentar las consecuencias para la economía de una fuerte emisión de pesos
PLVJYC7F2ZAKBFY7BEQ7XJUXUY

“El Ministerio de Economía informa que la licitación del día de la fecha se ha declarado desierta”, afirmó la cartera que conduce el ministro Martín Guzmán en un escueto comunicado que se conoció cerca de las 20.30 de este lunes, más tarde de lo previsto. De esta manera comunicó que no hubo adjudicación para los tres bonos del Tesoro que se licitaron hoy y con los que el Gobierno buscaba financiación en pesos para cubrir el vencimiento del bono Dual (AF20) que vence este miércoles y que tuvo un frustrado canje la semana pasada, de sólo el 10% de adhesión.

Cabe recordar que con el objetivo de recaudar fondos con los que se pueda afrontar el cuantioso vencimiento del AF20 del próximo jueves 13, el Gobierno llamó a una licitación de bonos del Tesoro. La apuesta era clave para evaluar la percepción del mercado sobre la política económica y monetaria y también el grado de confianza sobre la propuesta de reestructuración de la deuda pública que, según anticipó el presidente Alberto Fernández y el ministro Guzmán en reiteradas oportunidades, debería concretarse antes del 31 de marzo.

El Ministerio de Economía que comanda Martín Guzmán realizó este lunes una nueva licitación de bonos del Tesoro, tanto en pesos como en dólares, todos con vencimiento en 2021. Se trató de los Bonos del Tesoro en pesos con Ajuste por CER 1% (TX21), Bonos del Tesoro en pesos ajustados por tasa Badlar Privada más 100 puntos básicos (TB21), y Bonos del Tesoro Vinculados al Dólar (dollar linked) 4% (TV21) que, sin embargo, no tuvieron recepción por parte de los inversores, quienes dejaron desierta la licitación.

En ese contexto, hubo incertidumbre entre analistas financieros y economistas consultados por Infobae. Primero ante la demora en la comunicación y segundo en el resultado de la licitación.

“Evidentemente, después de la novela de Axel Kicillof con la negociación del bono en provincia de Buenos Aires hay un pase de factura. Los inversores esperan y se ponen más exigentes en la negociación y exigen el pago frente a un proceso en donde entendieron el costo del default para el Gobierno”, afirmó el director de EcoGo, Federico Furiase.

Asimismo, proyectó dos posibles caminos que puede tomar el Gobierno para resolver el problema del vencimiento del bono Dual AF20 en medio de la reconstrucción de la curva de deuda en pesos que viene gestionando el ministerio de Economía desde diciembre pasado.

“El Gobierno ahora tiene dos opciones: pagar el bono con emisión monetaria y controlar la presión en las brechas vía Banco Central con la tasa de política monetaria o bien reperfilar compulsivamente el pago del bono AF20. A partir de estas paridades, mientras se negocia la deuda y con presión en la brecha, sería más dañino reperfilar que pagarlo con emisión monetaria. El reperfilamiento es como un ´game over´ para la recomposición de la deuda en pesos”, advirtió el economista.

Gustavo Neffa, socio y director de Research for Traders se manifestó sorpendido por el resultado de la licitación ya que según señaló, le consta que la misma tuvo ofertas por parte de los inversores. “Extrañamente declaran desierta la licitación de bonos pero sé que había ofertas”, sostuvo al tiempo que agregó que al Gobierno le resta mañana poder reunir capital a través de la licitación de Lebad.

“Esto complica mucho los planes del Gobierno para repagar el día jueves el bono Dual. Hay que esperar a ver si el martes se junta el dinero para pagar los $95.000 millones. Si no lo consiguen me imagino que van a reperfilar de prepo. Hay que ver si es a todos por igual o si lo separan entre inversores individuos por un lado e inversores institucionales del otro”, analizó.

El operador financiero Christian Buteler consideró que la licitación fue “un desastre”. “Algo totalmente inesperado. El mercado esto mañana no lo va a tomar a bien. Sería importante que haya declaraciones del ministro de Economía antes de la apertura del mercado”, aseguró.

A su turno, Eduardo Blasco, titular de Maxinver, consideró que muchos especulaban que una adhesión menor al 50% iba a ser un fracaso. “Lo importante es saber qué hizo Templeton, es un inversor muy significativo del exterior. Cómo actúe un fondo como éste, es una señal”, destacó.

En esa misma línea, cuestionó al Gobierno por no tomarse el trabajo de hacer consultas previas sobre la licitación de bonos. “Si fue un fracaso es porque no testearon el mercado”, remarcó.

Consultado por cuáles son los pasos a seguir para el Gobierno a partir de este resultado negativo, señaló: “Una de las posibilidades es que vayan a reperfilar el pago del AF20, patear los vencimientos 180 días para ver si se puede hacer algo más ordenado”. Aunque advirtió que “con legislación local, salvo que sea confiscatorio, pueden reperfilar y hacer lo que quieran, pero va a generar muchas dudas”. “Si reperfilan, mañana va a haber una caída de bonos generalizada”, alertó Blasco.

En línea con sus colegas, el economista Gabriel Zelpo destacó: “La propuesta que quería hacer el Gobierno de una licitación que no era un canje pero equivalía a serlo, con quita, ha fracasado. Pero lo que marca esto es que el fracaso no fue sólo de esta licitación, es la estrategia la que falla, también pasó lo mismo con la provincia de Buenos Aires”.

“Ahora hay que optar entre dos males: reperfilar, que sería una mala señal, o pagar y exponerse a que la enorme cantidad de pesos que vuelquen termine depreciando la moneda. La dos son malas, pero creo que deberían optar por el reperfilamiento, porque si tiran muchos pesos a la calle va a ser un caos”, adivirtió el director de la consultora Seido.

En ese marco, añadió que si bien el Gobierno está con una postura bastante dura, lo cual puede ser aceptable en términos de estrategia, hay un peligro de ir al default, con un costo económico y político. “Los procesos de restructuración tienen idas y vueltas, no me parece raro. Pero creo que no hay una correcta calibración. Va a ser un proceso largo y duro y no tienen tiempo para eso”, aseveró.

Mientras que Sebastián Maril, CEO de Finguru cuestionó: “¿Le vamos a reperfilar el AF20 a la fuerza a los mismos acreedores que en tres semanas les vamos a golpear la puerta para reestructurar la deuda en dólares?”.

Habrá que esperar al martes para ver cómo toma el mercado el resultado de la licitación de hoy que quedó desierta y también a la decisión que tome el Gobierno con respecto a los próximos vencimientos de deuda en pesos. Todo esto en medio la negociación con acreedores por la deuda en dólares que lleva a cabo Guzmán y cuyo plazo de finalización, impueso por el propio gobierno, es el 31 de marzo.

Con información de www.infobae.com sobre una nota de Daniel Blanco Gómez

Te puede interesar