Milagro Sala: “Que le pongan el nombre que quieran, preso político o detención arbitraria, pero que resuelvan”

POLÍTICA Por
La dirigente social que está con prisión domiciliario volvió a pedir por su libertad.
MILAGRO SALA

En la agenda de Alberto Fernández se metió en los últimos días un tema espinoso, que le genera evidentes molestias: la situación de dirigentes sociales y políticos detenidos y encarcelados durante el Gobierno de Mauricio Macri y que fueron calificados por el kirchnerismo duro como "presos políticos", generando rispideces internas. 

En ese contexto, Milagro Sala​, quien actualmente cumple una condena con prisión domiciliaria, se refirió al asunto y pidió "que le pongan el nombre que quieran", pero "que resuelvan" su situación.

"Considero que soy presa política por todo lo que vengo pasando en estos 4 años", dijo en diálogo con el programa Crónica Anunciada, por radio Futurock. Y se preguntó: "¿No será que están teniendo un pretexto para no resolver? Como lo quieran llamar: preso político o detención arbitraria, pero que resuelvan".

Para la dirigente social, que fue procesada en cinco causas y condenada en tres, se trata de "es una discusión entre funcionarios" y de un debate que no ayuda.

"Seguimos sufriendo acoso, nuestra familia sufre, soy de carne y hueso, tengo sentimientos, hijos, nietos, hermanos, tíos, un marido enfermo, no lo digo porque estoy desesperada, es una cuestión de justicia, estoy pidiendo justicia", reclamó. "A esta altura ya no me interesa qué somos. Mañana va a aparecer otro que va a decir que no somos presos políticos o que no fue prisión arbitraria, va a inventar otro slogan. Basta".

Consultada por el enojo de Alberto Fernández cuando le dijeron que tenía presos políticos, Sala dejó unas palabras para el Presidente: "Le tengo mucho cariño. Entiendo que a lo mejor está sufriendo una presión muy fuerte. Si a él le ha ofendido que dijera que somos presos políticos, le pido disculpas".

Pero avisó que si él la vuelve a visitar como lo hizo estando en campaña, "va a ser mejor hablar del futuro de la Argentina, del futuro económico de la provincia de Jujuy y del país". Y afirmó que a Cristina Kirchner no la quiere molestar porque "después van a decir que Cristina esto, Cristina lo otro".

"Todos saben que soy kirchnerista, estoy muriendo de pie y lo voy a seguir haciendo. Tengo claras mis convicciones y le tengo mucho afecto a Cristina", declaró.

Por último aseguró que no pierde la fe de recuperar la libertad durante este Gobierno y agradeció que se hicieran públicos los audios que incriminaron al juez Pablo Baca: "Fue excelente que se haya hecho público, pero por qué no nos creyeron cuando dijimos que nos habían armado la causa. La justicia de Jujuy está manejada por Gerardo Morales​ y tiene el sello de la Unión Cívica Radical".

Con información de www.clarin.com

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar