Inseguridad en Córdoba

POLICIALES Por Ana COHEN
Una de las víctimas reveló que se encontró con otras tres mujeres en la comisaría que fueron asaltadas por los mismos delincuentes. Además, manifestó su enojo por la inoperancia de la Policía.
motochoros-robo-inseguridad-barrio-rosedal

A cualquier hora del día, los delincuentes están al acecho. El peligro en las calles de Córdoba se vive a diario. Los ciudadanos ya no saben cómo evitar ser el blanco de la inseguridad. Ni siquiera las cámaras en las viviendas los inhiben a cometer el delito. 

El jueves a las 14:00, María Laura regresaba a su casa caminando con el carro de las compras. Recién salía de trabajar. Bajó a la calle porque una obra en construcción le impedía seguir caminando por la vereda. Fueron segundos. Levantó la cabeza y dos personas en moto la interceptaron. Ocurrió sobre Blamey Lafore esquina Aconcagua, en barrio Rosedal.

Automáticamente tiró el carro, se sacó la cartera e intentó tirarla del otro lado de la reja de una casa. El bolso cayó en la vereda. Uno de los ladrones se bajó de la moto y se lo arrebató. Ella lo agarró de la remera para evitar que huyera, pero él le pegó en el brazo y salió corriendo hasta lograr subirse a la moto. Se dieron a la fuga a toda velocidad.

Los delincuentes circulaban en una moto Brava de 150 cilindradas. La víctima los describió: “Uno con casco blanco con rayas negras y su brazo derecho con un tatuaje grande (el conductor); el otro (el acompañante) con una remera verde limón, bermudas color cremita y gorra del mismo color. El segundo, pelado, de tez morena, de 1.70 metros aproximadamente”.

Esos mismos detalles se los dio a dos policías que pasaban por el lugar en moto. Mientras le hacían preguntas, un vecino en moto salió a perseguirlos. Minutos antes de que le robaran a ella, los había visto en el Puente Tronador. Al parecer, se escondieron en Villa La Lonja, pero vio que uno de ellos tenía una cuchilla. No se animó a enfrentarlos.

María Laura fue a hacer la denuncia a la comisaría 20. Allí encontró a otras tres mujeres que esperaban que le tomaran declaración. Hablando, les contaron que habían sido robadas por los mismos motochoros. Todas coincidían los identificaban de la misma manera, tal cual ella los describió. En total fueron cuatro víctimas en menos de 20 minutos en un radio de 10 cuadras. “La Policía con patrulleros y motos circulando por la zona no los pudo interceptar”, lamentó completamente indignada.

Fuente: El Doce

Te puede interesar