El tiempo - Tutiempo.net

Últimas noticias

Las protestas tumban en Georgia polémica ley para controlar medios y ONG

INTERNACIONALES 09/03/2023 Javier G. CUESTA
W4YR4JJQ6KBIZH6PBGTU7RI5UM

Dos jornadas de manifestaciones masivas y las críticas de la Unión Europea han echado por tierra el intento del primer partido de Georgia, Sueño Georgiano, de aprobar una ley inspirada en la legislación rusa para amordazar a medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales. “Como partido gobernante, hemos tomado la decisión de retirar incondicionalmente el proyecto de ley que apoyábamos”, ha anunciado la formación política este jueves a través de un comunicado, no sin señalar que las críticas de la oposición a esta norma están basadas en “mentiras”. Los partidos opositores han mostrado su desconfianza ante este anuncio y anunciado que seguirán con las acciones de protesta.

Las protestas comenzaron en la capital, Tbilisi, tras la aprobación del proyecto de ley en primera lectura en el Parlamento el pasado martes. Al menos 133 personas fueron detenidas entre el 7 y el 8 de marzo frente a la sede del órgano legislador, según el Ministerio del Interior, y las fuerzas de seguridad emplearon gas lacrimógeno, cañones de agua y armas sónicas para su dispersión. Los últimos choques con la policía se produjeron esta madrugada en la capital georgiana. Los manifestantes quemaron dos coches, uno de ellos de la policía.

A los manifestantes se unieron los partidos de la oposición y la presidenta de Georgia, Salomé Zourabichvili. La líder política emitió un mensaje a la nación frente a la estatua de la Libertad de Nueva York, donde se encontraba de viaje oficial, en el que advertía de que esta medida ponía en riesgo la entrada del país en la UE. El alto representante comunitario para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, también subrayó que la nueva ley era muy preocupante e incumplía los requisitos democráticos europeos.

A pesar del anuncio de la revocación de la ley, la oposición georgiana ha anunciado que continuará las acciones de protesta contra este polémico proyecto. “No creemos a Sueño Georgiano. Que explique cómo retira jurídicamente el proyecto. Por ahora el procedimiento es muy ambiguo”, aseguró en una rueda de prensa conjunta de la oposición del país el dirigente del partido Guircham, Tsotné Koberidze, citado por la agencia Efe.

Esa formación y otras de la oposición georgiana han convocado para este jueves una nueva manifestación a las siete de la tarde, hora local, (las cuatro de la tarde en horario peninsular español) en la avenida Rustaveli, la principal arteria de la capital georgiana, en la que se exigirá la libertad de los detenidos en las protestas de los dos últimos días. “Continuaremos las protestas hasta que Georgia adopte un rumbo prooccidental garantizado”, recalcó Koberidze.

Georgia solicitó su adhesión a la UE en marzo de 2022 empujada definitivamente por la invasión rusa de Ucrania, pero los Veintisiete se negaron a concederle el estatuto de candidato, algo que sí consiguieron Moldavia y Ucrania, alegando el estancamiento de las reformas políticas y judiciales exigidas por Bruselas para iniciar formalmente el procedimiento de adhesión.

El proyecto de ley georgiano de agentes extranjeros, inspirada en otra homónima del Kremlin, implicaba que todo activista u organización que recibiese al menos un 20% de sus fondos del exterior entraría en una lista negra del Ministerio del Interior. La etiqueta de agente extranjero les impondría una serie de restricciones y obligaciones draconianas, y en el caso de no cumplirlas afrontarían multas o, incluso, penas de hasta cinco años de prisión. El gobernante Sueño Georgiano había justificado esa ley asegurando que era necesaria para controlar a los críticos de la poderosa Iglesia Ortodoxa Georgiana, que sigue teniendo un gran peso en la política y la sociedad del país.

En el caso de Rusia, la ley de agentes extranjeros ha sido endurecida desde la detención del opositor Alexéi Navalni en 2021 y ya no hace falta recibir financiación extranjera: basta con ser considerado una persona u organización bajo el vago concepto de “influencia extranjera” para tener la obligación de mostrar el destino de cada rublo gastado y etiquetar cada manifestación pública con un mensaje que advierta de la condición de agente extranjero. Gracias a esta legislación, las autoridades rusas han podido cerrar ONG defensoras de derechos humanos y por la preservación de la memoria histórica como Memorial.

La oposición de Georgia critica desde hace tiempo a Sueño Georgiano por lo que considera una excesiva cercanía con Moscú, a pesar de la disputa entre ambos países a causa de las regiones georgianas de Abjasia y Osetia del Sur, autoproclamadas independientes con apoyo ruso. En 2008, el intento de Georgia de recuperar por la fuerza militar el control de esas dos regiones desató la conocida como guerra de los Cinco Días con Rusia y sus aliados separatistas, que se saldó con algo más de 600 muertos. Moscú reconoció entonces como Estados independientes a Abjasia y a Osetia del Sur, que Georgia considera “territorios ocupados”. El Kremlin colocó allí a soldados supuestamente “pacificadores” —que se han convertido en soldados acuartelados en bases militares, unos 13.000 entre las dos regiones, según cálculos de Tbilisi— y forzó la salida de mediadores y observadores internacionales.

Fuente: El País

Te puede interesar
Lo más visto