¿Cómo avanza la tercera vía definitiva de Schiaretti y Urtubey?

POLÍTICA Por ANALÍA ARGENTO*
63c5d02ae78a8_700_611!

En los últimos tres meses Juan Manuel Urtubey recorrió al menos diez de las 24 provincias con el pregón de la necesidad de construir un espacio por fuera de la grieta que representan Mauricio Macri y Cristina Kirchner. A Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba y presidente del PJ local, le alcanzaron unas fotos para ser título de tapa.

La última imagen del gobernador cordobés, después de una resonante postal con el radical Facundo Manes, se la tomó el viernes 13 con Alberto Rodríguez Saá. El puntano se molestó y dejó la Liga de Gobernadores luego de que cambiaran el proyecto de ampliación de la Corte Suprema, basado en una iniciativa suya, por otra que acordó CFK con su hermano, el senador Adolfo Rodríguez Saá, a cambio de su voto.

La tercera vía con pata central en el peronismo -pero que apunta a sumar dirigentes provinciales, del PRO y socialistas- es una construcción en la que trabajan 'El Gringo' y el exgobernador salteño, un deja vu de la fórmula que en 2019 compartieron Roberto Lavagna y Urtubey. 

En aquel momento, tras el pase de Miguel Pichetto a Juntos por el Cambio y el acuerdo de Sergio Massa para integrar el Frente de Todos, el salteño se mantuvo en Consenso Federal junto al ex ministro de Economía. 

En cambio, Schiaretti preservó Hacemos por Córdoba, huérfano de fórmula presidencial, y resistió entonces y hasta ahora las propuestas tanto del mandatario Alberto Fernández como los constantes coqueteos de Mauricio Macri. 

Con aquel mismo espíritu ambos volvieron a la carga en el despuntar del 2023. Los dos prometieron competir en una PASO a la que están invitando a gobernadores y dirigentes como el diputado Manes. "Hacemos un país" podría ser la nueva marca compartida según se infiere de algunos de sus posteos y declaraciones.

 
El cordobés, fiel a su estilo, se mantiene en los límites internos de la Mediterránea y obliga a un peregrinar que no siempre se difunde. Sedujo a varios dirigentes, entre ellos Rogelio Frigerio y Emilio Monzó, que escucharon su análisis en un asado que el año pasado tuvo como anfitrión a Urtubey en San Isidro. Los del PRO todavía no sacan los pies de su fuerza política a la espera del armado nacional de Juntos por el Cambio.

ACERCAMIENTOS EN DIPUTADOS
"La decisión de Schiaretti sirve, por un lado, para demostrar que el peronismo es capaz de brindarle al país un nuevo modelo de producción con justicia social, equilibrio fiscal y apego a la institucionalidad republicana. Todo lo que no expresa el kirchnerismo", le dijo a El Cronista el diputado Alejandro 'Topo' Rodríguez, el más cercano a Lavagna y jefe del interbloque Federal.  

Y agregó que las fotos con importantes dirigentes y la convocatoria pública a otros "puede ayudar a abrir un espacio amplio, multipartidario. Un nuevo frente popular que reúna a distintas fuerzas y figuras, con sus diferencias, concertando un gobierno de unión nacional".

Dirán, señalan cerca de Schiaretti, "que la tercera vía ya fracasó". Sin embargo, subrayan, "el escenario no es el mismo, en estos tres años se demostró que con Cristina tampoco alcanza". Y advierten que tanto una posible candidatura de la Vicepresidenta como de otros referentes -incluyen a Massa- "no tienen chances de triunfo este año".

"Estamos avanzando en la línea planteada, esto es trabajar una agenda bien diferenciada, generar un espacio diverso, plural y democrático" indicaron cerca de Urtubey quien en sus recorridas de los próximos días, por Capital y el Conurbano, apuntará a convencer a otros y a "ganar volumen y musculatura de cara a las generales de octubre". Por ahora trabaja en equipo con Graciela Camaño que lanzó el Tercer Peronismo y con el lavagnismo. 


Al diputado Florencio Randazzo también lo tienen como interlocutor después de que enfrentara dos veces al kirchnerismo, en 2019 y 2021. Los gobernadores, incluso los más cercanos, evitan por ahora demostraciones públicas aunque el silencio frente a algunas cuestiones como el juicio político contra la Corte alienta al tándem Schiaretti-Urtubey.

 

En los próximos días, aseguran, puede haber novedades, lo que se traduce en fotos, reuniones o conversaciones que se mantienen en reserva. Sin embargo para sumar aliados esperan al fin del verano y a definiciones clave que no llegarían antes de marzo, como cuál será el futuro electoral tanto de Macri como de Cristina Kirchner.

*Para El Cronista

Te puede interesar