El hombre que intentó matar a Cristina Kirchner salió en un móvil de televisión hace casi un mes

POLICIALES 02 de septiembre de 2022 Por Ramiro FORTIS

Hace un mes, mientras la opinión pública debatía acerca de los planes sociales, Fernando Andrés Sabag Montiel, el hombre que intentó matar a Cristina Kirchner, habló en un móvil de televisión.

Según se ve en la secuencia, Sabag Montiel se encontraba junto a su pareja, una mujer que vendía algodón de azúcar en la avenida Corrientes, cuando el movilero de Crónica TV lo consultó sobre los planes sociales.

 
“Mi novia tenía planes sociales, pero dejó de tenerlos, porque no da cobrar planes cuando podés trabajar”, comentó ante las cámaras. Rápidamente, el cronista quiso saber qué planes cobraba la novia, pero Sabag Montiel no pudo responder.

Fue entonces cuando la joven tomó la palabra y sostuvo: “Se sale adelante trabajando, no cobrando planes”.

Pero esa no fue la primera vez que Sabag Montiel salió en televisión. De acuerdo a lo que él mismo publicó en su cuenta de Instagram (@fernando_salim13), el 29 de julio hizo una aparición en el mismo canal en un móvil desde la localidad bonaerense de Tigre.

La fecha coincide con la designación de Sergio Massa como “superministro” de Economía. ”Maestro rápido, ¿Massa sí o Massa no?”, le preguntó el movilero. “Massa no, ni a palos”, dijo contundente. Y agregó: “Ni Milei, ni Cristina”.

A pesar de haber nacido en el Estado de Sao Paulo, Sabag Montiel no tenía un acento brasileño. No había nada brasileño en su forma.

Más tarde, el hombre de 35 años se jactó de haber aparecido en la televisión. “Salí en crónica TV criticando al Gobierno y a Sergio Massa. Encima los periodistas me felicitaban diciendo que sé de política. Me decían que tengo que ser notero. Gracias al pelado. Los traté de panqueques. Ni Milei, ni Cristina”, escribió.

En Villa del Parque, el barrio donde vivía sobre la calle Terrada, lo conocían como “Tedi”. Su madre, Viviana, que se dedicaba a vender ropa, falleció en 2017, a causa de problemas respiratorios.

Diez años atrás -cuentan quienes lo conocieron- el hombre que este jueves 1 de septiembre intentó matar a Cristina Kirchner frecuentaba el circuito de bandas death metal. Una de sus costumbres, era proponer negocios que eran “un delirio”, o esperar a músicos famosos a la salida de hoteles. 

En marzo de este año, posteó un video donde intentaba una selfie con Taylor Hawkins, baterista de Foo Fighters, una semana antes de su muerte. “Vídeo con Taylor Hawkings de Foo Fighters una semana antes de morir, me siento la parca muy fuerte conocer a alguien antes de su muerte”, posteó en Instagram.

El destino inmediato de Sabag Montiel queda por definirse, con una causa a cargo de la jueza federal María Eugenia Capuchetti. Fuentes en los organismos de seguridad deslizan que la PFA lo trasladará a una celda en su dependencia de la calle Madariaga en Villa Lugano.

El arma que llevó a Juncal y Uruguay, con la que le gatilló a Cristina Fernández de Kirchner en la cara, una pistola Bersa calibre .380, es otro punto en la historia. Tenía balas reales, cinco en total, en un cargador con capacidad para 15 y otra en la recámara.

¿Qué ocurrió? ¿Por qué no salieron los tiros? Eso es algo que deberá esclarecer una pericia balística. Una primera versión que proviene también de altas fuentes en organismos de seguridad afirma que la pistola era apta para el disparo.

Fuente: Infobae

Te puede interesar